RADIOCOAPA

Rumbo a la cuarta transformación de México

By

Claudia Sheinbaum Pardo

Que por lo pronto no circule la modificación al Hoy no circula

(La Jornada)

 

CLAUDIA SHEIMBAUM

 

Mas de

El programa Hoy no circula surgió a principios de la década de los noventa del siglo pasado, época de mayor contaminación en la zona metropolitana del valle de México. El objetivo era reducir la circulación en los días hábiles de una quinta parte de todos los autos, para ayudar a mejorar la calidad del aire. A inicios de 1997, el programa sufrió su principal cambio, al promover que los automóviles nuevos circularan todos los días y que los más antiguos y, por lo tanto con mayores emisiones– fueran los que dejaran de circular uno o dos días hábiles a la semana, según su grado de contaminación.

En 2002 se instauró un nuevo cambio, al establecer que fueran los automóviles de 10 años de antigüedad los que dejaran de circular un día hábil a la semana. El objeto de esas dos últimas modificaciones era promover el recambio vehicular, dado que los automóviles más antiguos contaminaban más.

Vale la pena mencionar que en México el convertidor catalítico de tres vías se instauró de forma obligatoria en los autos nuevos en 1994. Un vehículo equipado con una tecnología de este tipo emite en promedio 90 por ciento menos monóxido de carbono y entre 50 y 70 por ciento menos hidrocarburos y óxidos de nitrógeno.

Por esta razón, promover el recambio vehicular con el incentivo de circular todos los días tenía un efecto importante en la reducción de la concentración de contaminantes atmosféricos. Recalco, fue una medida tomada en 2002 para disminuir la circulación de los autos de modelos anteriores a 1995. Esta fue acompañada en aquella época con otras medidas, como el apoyo para el recambio vehicular de microbuses y taxis, mayor control sobre verificentros, compra de vagones del Metro para aumentar su capacidad, creación del Metrobús, nuevas vialidades, entre otras. Además, se actualizó la norma de combustibles que obligaba a Pemex a producir más limpios y la norma de vehículos nuevos que exige a las empresas automotrices a producir vehiculos menos contaminantes.

Cabe destacar que la última actualización de esas normas fue en 2006 y por cierto algunas de las empresas automotrices ni siquiera la cumplen.

En el año 2008, el programa Hoy no circula fue modificado nuevamente. Se disminuyó a ocho años la edad del parque vehicular con circulación diaria y se instauró el Hoy no circula sabatino (un sábado al mes).

La modificación al Hoy no circula presentada recientemente limita la circulación de los autos más antiguos los días sábado. Doy tres argumentos de por qué creo que el programa no generará el beneficio esperado de reducir en 11 por ciento la contaminación, cifra mencionada por las autoridades al presentarlo:

a) Existen diversas publicaciones sustentadas en estudios elaborados por diferentes científicos mexicanos, entre los que destaca Mario Molina, que muestran que la mayor parte de los contaminantes emitidos durante el día se dispersan en la noche, con excepción de algunos episodios especiales. Eso significa que reducir la circulación de los vehículos el sábado sólo reducirá la contaminación ese día, sin afectar el resto de la semana.

b) Si suponen que limitar la circulación de los autos más antiguos los sábados promoverá el recambio a automóviles nuevos, esto resulta sumamente difícil, ya que hablamos de 30 años de caída del salario real y son las familias de menos ingresos los que tienen vehículos con más años, sin cuantificar aquellos que utilizan al vehículo como herramienta de trabajo.

c) Hoy por hoy el vehículo nuevo no es tan significativamente menos contaminante que el que tiene 10 años de antigüedad, si su convertidor catalítico funciona adecuadamente. Esto es así porque no todas las empresas automotrices cumplen con las normas ambientales, las cuales no se han actualizado para los vehículos nuevos.

En diferentes foros y publicaciones hemos insistido que es urgente actualizar las normas de emisión de los vehículos nuevos de gasolina y diesel, así como modificar seriamente la norma de rendimiento vehicular. Que es inconcebible que las normas mexicanas estén retrasadas casi 10 años respecto a las de Estados Unidos, a pesar de que las empresas automotrices son las mismas y del Tratado de Libre Comercio.

Es inconcebible también que los automóviles menos contaminantes, como los híbridos, cuesten en México el doble de lo que valen en Estados Unidos. En un estudio reciente1 demostramos que una actualización de las normas y el impulso al transporte público promovería una reducción significativa de las emisiones.

Es evidente que deben seguirse aplicando diversas medidas para mejorar la calidad del aire de la zona metropolitana del valle de México, pero estas medidas deben tener sentido, estar articuladas en un programa integral y deben cargarle la mayor responsabilidad a quien más la tiene. Me parece que las recientes modificaciones al programa Hoy no circula deben detenerse hasta que no se presente un programa integral con metas claras. No me parece justo que pague más el que menos tiene y que el beneficio colectivo sea, cuando más, pírrico.

1 Chávez C., Sheinbaum C. Sustainable passenger road transport scenarios to reduce fuel consumption, air pollutants and GHG (greenhouse gasemissions in the Mexico City Metropolitan Area. Energy 66 (2014) 624-634

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.