Radiocoapa

Rumbo a la cuarta transformación de México

By

Álvaro Delgado

corrupcion-de-ochaEl año pasado la Comisión Federal de Electricidad otorgó a la consultora Bain and Company dos contratos para elaborar un plan de negocios a cinco años y “acompañar” la transición de empresa eléctrica de Estado a empresa productiva del Estado. Lo raro es que meses antes había defendido públicamente la reforma energética porque así más compañías podrían “aportar su experiencia” al sector. Finalmente, éste le aportó a la consultora casi 500 millones de pesos en dos contratos, otorgados por la CFE de Ochoa Reza sin licitación

(Proceso No. 2084)

 

Álvaro Delgado 

Mas de

Álvaro Delgado

La revista Forbes de México publicó, el 7 de abril de 2015, un artículo de Juan Carlos Gay, Rodrigo Rubio y Eduardo Hütt, socios de la empresa de consultoría Bain and Company, en el que combatían los “mitos” sobre la reforma energética, a la que elogiaban:

“Después de décadas en que México operó en uno de los marcos regulatorios más restrictivos para las industrias petrolera y eléctrica, las reformas aprobadas generarán nuevas oportunidades, no sólo para México y sus 123 millones de habitantes, sino también para compañías del sector privado, nacionales y extranjeras, que ahora podrán aportar su capacidad, tecnología y capital al sector energético.”

Sabían lo que escribían: un mes antes, el 4 de marzo, la empresa de su propiedad había firmado un contrato con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) por 16 millones de pesos con el fin de elaborar su plan de negocios para los próximos cinco años, que entregaron en sólo seis semanas.

Y unos meses después, en octubre del año pasado, la CFE, que entonces encabezaba Enrique Ochoa Reza, entregó a esa misma empresa otro contrato por 33.4 millones… de dólares.

El tipo de cambio de ese mes fue de poco menos de 15 pesos por dólar, de manera que el monto del contrato ascendió a 475 millones 488 mil pesos. Los dos contratos, otorgados por Ochoa Reza por asignación directa –sin licitación–, suman casi 500 millones de pesos.

Fue un negocio redondo para Bain and Company: con el primer contrato elaboró el plan de negocios de la CFE, y con el segundo lo implementó como parte del Programa de Transformación de esta empresa del Estado tras la reforma energética. Así, una entidad pública se puso en manos de una empresa privada.

En sólo ocho meses de este año, de enero a agosto, la CFE pagó 308 millones 740 mil pesos con 20 centavos a la empresa, correspondientes al segundo contrato, que según la documentación oficial concluirá en diciembre de 2016.

En el primer contrato, firmado por Fausto Ernesto Membrillo Hernández, subdirector de Finanzas de la CFE, y por el representante legal de la empresa, Rodrigo Rubio Maqueo, se describe que el servicio de consultoría contratado consiste “en la generación de un plan de negocios de la CFE a cinco años”, que deberá entregarse en un plazo de “45 días naturales”.

“El prestador de servicios deberá entregar el Plan de Negocios de CFE considerando lo establecido en las leyes y reglamentos de la reforma energética, la ley de CFE y el nuevo marco que define a la CFE como una empresa productiva del Estado. Asimismo, realizar el acompañamiento en los trabajos de conformación de dicho plan”.

Este plan de negocios, dice el contrato, deberá considerar como mínimo lo siguiente:

“1.-El nuevo marco legal que define a CFE como una empresa productiva del Estado con autonomía de gestión presupuestal.

“2.- La transformación de CFE como una empresa eléctrica de Estado con un objeto social a una empresa productiva del Estado con la finalidad de generar valor económico al Estado en un entorno de competencia en los procesos de generación y comercialización, así como el compromiso de mantener la propiedad de los sistemas de transmisión y distribución que deben ser planteados para el libre acceso de todos los participantes del mercado.

“3.- Identificación de áreas de oportunidad y recomendaciones.

“4.- Debe contener todas las dimensiones de una empresa inmersa en un proceso de cambio y las estrategias a seguir para la consecución de una misión y visión de la empresa que precisamente resulta diferente dado el cambio de objetivo de la empresa para generar valor económico al Estado.”

El monto de este contrato fue de 16 millones de pesos, más 2 millones 560 mil de IVA, por lo que el total ascendió a 18 millones 560 mil pesos.

“Acompañamiento”

El segundo contrato, que se celebró el 27 de octubre de 2015 con la misma empresa que elaboró el Plan de Negocios, fue el más caro: ascendió a un total de 33 millones 408 mil dólares estadunidenses. Lo firmaron Guillermo Turrent Schnaas, director de Modernización de la CFE, y Rodrigo Rubio Maqueo, representante legal de Bain and Company.

El objetivo del contrato fue proveer a la empresa del “servicio de consultoría para Programa de Transformación de la CFE: oficina de transformación, Modelo Operativo, Plan de Inversiones y Estrategia de Financiamiento y Plan de Negocios de la CFE 2016-2020”.

En el documento se enlista la descripción de los servicios de la consultora, consistentes en la coordinación y plan de transformación:

“La Dirección de Modernización, que encabeza el esfuerzo de transformación de la CFE en Empresa Productiva del Estado, necesita del acompañamiento de una consultora estratégica con amplia experiencia en liderar proyectos de transformación, con la finalidad de lograr:

“1.- La definición de la estructura y modelo de gobierno de la transformación, así como también su movilización e implementación.

“2.- La gestión proactiva de todas las iniciativas y frentes que integran la transformación de la CFE y su correcta implementación, a través de mecanismos de coordinación, priorización, seguimiento, apoyo y reporte de avances en la consecución de estas iniciativas, de tal forma que se asegure su máximo valor. Es decir, la consultoría deberá asegurar que el programa cuenta con los siguientes elementos clave de gestión:

“Las acciones e hitos necesarios para desarrollar y ejecutar cada una de las iniciativas del Plan de Negocios, así como las acciones e hitos de nuevas iniciativas que surjan como resultado del proceso de transformación. De manera preliminar y no limitativa, la CFE ha definido las siguientes iniciativas.”

Enseguida, el documento enlista una serie de puntos para lograr la transformación de la CFE, que la empresa consultora debe acompañar:

“La conformación de un grupo formado por personal de la CFE, capaz de seguir coordinando la transformación de la empresa en línea con las mejores prácticas internacionales. Es decir, que la consultora guíe al personal de la CFE en la implementación de metodologías y herramientas, que le permitan al término de la colaboración identificar, desarrollar e implementar todos los elementos clave de la coordinación del programa.

“5.- Parte de la capacitación de la consultora al equipo de la CFE deberá incluir participación en los talleres internos sobre metodologías que la consultora organice para su personal, así como la realización de talleres diseñados específicamente para el personal de la CFE.

“6.- El consultor acompañará y apoyará al personal de la CFE para implementar la metodologías mencionadas anteriormente en el numeral dos, en el proceso de transformación.”

El término del “acompañamiento” de la empresa consultora Bain and Company a la CFE está presente a lo largo de la descripción y alcances del contrato, en el que también se hacen reiteradas alusiones al Plan de Negocios también elaborado por la empresa privada, pero cuyo periodo de vigencia fue modificado: inicialmente era para el periodo 2016-2020 y ahora para el de 2015-2019.

Por ejemplo, cuando se alude al nuevo modelo operativo y estructura organizacional, se apunta:

“Esto debe hacerse de acuerdo con las prioridades definidas en el Plan de Negocios de la CFE 2015-2019: i) Negocios liberalizados; ii) Negocios regulados; iii) Otros negocios. Nivel de acompañamiento: Las definiciones regulatorias respecto a la estricta separación legal podrían resultar en la necesidad de reorganizar a la CFE en un mínimo de y hasta 28 subsidiarias y filiales. La complejidad resultante del proceso de separación y la falta de experiencia de la CFE en este tipo de reto requieren de un acompañamiento cercano por parte del consultor.”

Se insiste en el acompañamiento:

“La complejidad de separación resultante requiere un nivel de acompañamiento por parte del consultor que permita atender con recursos dedicados equipo cada una de las cuatro áreas de negocio (generación, transmisión, distribución y suministro/comercialización). Adicionalmente requiere que se incluya para 2016 un acompañamiento adicional específico para el desarrollo e implementación de los tableros de control de métricas de desempeño para cada una de las subsidiarias y para la coordinación de todas las acciones requeridas para asegurar una separación exitosa hasta finales de 2016.

La descripción del contrato finaliza:

“Con base en lo anterior y de acuerdo a la experiencia adquirida durante la elaboración del Plan de Negocios de la CFE 2016-2019, se estima que para atender todo lo necesario para Modelo Operativo y Estructura Organizacional, el proveedor de la consultoría necesitará de un equipo conformado de entre 10 y 15 profesionales, en donde dos de éstos tendrán la categoría de líder de proyecto.”

En su artículo de Forbes, de abril de 2015, los socios de Bain and Company admitían las percepciones negativas sobre la reforma energética, “considerando la gran cantidad de oportunidades desaprovechadas, promesas incumplidas y buenas ideas mal ejecutadas en la historia de nuestro país”.

Y aclaraban: “Sin embargo, mientras que algunas de las preocupaciones en torno de la transparencia en la asignación de contratos y el respeto al Estado de derecho están fundamentadas, consideramos que otras de las preocupaciones reflejan una falta de entendimiento sobre la evolución del panorama competitivo y la realidad de México”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *