Rumbo al cambio verdadero

MORENA la esperanza de México

By

Sanjuana Martínez

Tú pensión y el aeropuerto

El esquema de financiación de este mega proyecto donde confluye la corrupción, el tráfico de influencias y el conflicto de interés. Foto: Cuartoscuro

(SinEmbargo)

 

Mas de

Sanjuana Martínez

Sin saberlo, tú o cualquier trabajador mexicano con Afores, es ya un inversionista de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM). Nadie nos aviso, nadie nos consulto, pero lo eres y te afecta más de lo que crees.

Analicemos el caso del mal uso del dinero de las pensiones en este mega proyecto encabezado por el gobierno de Enrique Peña Nieto, el más ambicioso de infraestructura de este gobierno priista que, afortunadamente ya vive sus últimas horas (eso espero) y que implica miles de millones de pesos de inversión.

Ubicado al oriente de la Ciudad de México en Texcoco, el nuevo aeropuerto costará en la primera fase 180 mil millones de pesos, de los cuales el 58 por ciento lo pone el gobierno y el 42 por ciento la iniciativa privada por medio de créditos. En total, 13 mil 300 millones de dólares.

El esquema de financiación de este mega proyecto donde confluye la corrupción, el tráfico de influencias y el conflicto de interés, es que todos los usuarios participen y metan su dinero en la Fibra E, que ya ha recaudado un total de 30 mil millones de pesos hasta el pasado 23 de marzo.

Pues bien, aquí es donde viene lo importante para cualquier trabajador mexicano con amores: del total de esos 35 mil millones de pesos de la Fibra E, el 50 por ciento son del fondo de pensión de las Afores. Por tanto, tú pensión ya puede estar invertida en este aeropuerto sin que tú lo sepas, sin que nadie te haya informado.

Me explico. Las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afores) de los trabajadores se encargaron de invertir, según acaba de informar la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro.

Si tus Afores están con Inbursa, Pensionisste, Profuturo y Siglo XXI-Banorte, ya puedes saber que eres uno de los inversionistas del nuevo aeropuerto. Estas cuatro multinacionales participan con un monto global de 13 mil 500 millones de pesos, que representan el 0.9 por ciento de los activos.

¿Con qué derecho se atreven estas empresas a invertir nuestras pensiones? Con ninguno, simple y sencillamente con el aval del gobierno prianista. Ellos, el PRI y el PAN se han unido para hacer negocios con el dinero de los mexicanos.

Por supuesto, que las cuatro empresas de las Afores inversionistas afirman que decidieron utilizar nuestro dinero de forma “parcial” en la construcción del nuevo aeropuerto, para obtener directamente “los beneficios” a favor de los trabajadores.

La Consar dice que sus normas definen obligaciones y restricciones adicionales a las empresas de las Afores en este tipo de procesos de inversión para otorgar la mayor “seguridad y rentabilidad” a los trabajadores próximos a jubilarse.

¿Será? No sé ustedes, pero yo dudo que esos “beneficios” sean para los trabajadores. La historia reciente nos ha enseñado que cuando meten la mano a la bolsa de las pensiones es para perjudicarnos. Tal vez, cuando lleguemos a la edad de jubilación nos den la sorpresa que ya no queda dinero, que todo se lo han robado.

Tal vez por esto y por otras razones, el candidato presidencial de Morena, Andrés Manuel López Obrador ofreció suspender la construcción del nuevo aeropuerto y a cambio habilitar dos pistas más en la base militar de Santa Lucía para ahorrar 200 mil millones de pesos de los 250 mil millones que costará. Y dijo que no iban a afectar a los que a estas alturas, ya tenían bonos y contratos

Este anuncio, obviamente no gustó a los empresarios y políticos “ganones” del mega proyecto, entre ellos, el multimillonario más obsceno del mundo: Carlos Slim, uno de los hombres más ricos, originario de un país con 70 millones de pobres. Esa riqueza es obscena por donde se le mire. Slim y sus Afores de Inbursa no quiere que se suspenda. Claro, sus empresas participan con un 8 por ciento del total que se invierte en obras de construcción.

Él y los empresarios del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y su presidente Juan Pablo Castañón se sintieron aterrorizados. Imagínense, perder miles de millones de pesos. A ellos solo les importa sus bolsillos y sus negocios personales, no el bienestar de los mexicanos.

El CCE sabe que algo huele mal en la construcción del nuevo aeropuerto. La Auditoria Superior de la Federación (ASF) detectó irregularidades por 1 mil millones 831 mil pesos, particularmente 389 millones 670 mil pesos que corresponden a dinero sin aclarar que iba a ser destinado para la construcción de una barda.

El CCE sabe que el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México huele mal y que hay múltiples irregularidades, como los 267 millones 816 mil pesos por aclarar supuestamente destinados a la “realización de proyectos, gerencia, estudios, asesorías y consultorías”.

El CCE sabe además que la ASF detectó “recuperaciones probables” por 133 millones 598 mil pesos, otros 4 millones de pesos, y otros 205 millones 731 mil pesos, destinados supuestamente a “transporte y acarreo de sedimentos”.

El CCE sabe que existe corrupción pero no le importa. Y no le importa por una sola razón: porque estos empresarios inversionistas son parte de la corrupción. Son hombres de negocios acostumbrados a obtener multimillonarias ganancias al amparo del poder político.

Por eso el CCE publicó su desplegado “así no” contra AMLO. Prefieren que todo siga igual y que sus candidatos Anaya y Meade (no hay diferencia) sean elegidos como el próximo presidente y así tener aseguradas sus ganancias por encima de los intereses de la nación y en particular de los trabajadores mexicanos.
¿Cómo defendernos de estos políticos y empresarios depredadores, enamorados del dinero?… Muy sencillo. En las urnas. Si quieres defender tu pensión, ya sabes por quién votar.

www.websanjuanamartinez.com.mx
Twitter: @SanjuanaMtz
Facebook: Sanjuana Martinez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *