Rumbo al cambio verdadero

MORENA la esperanza de México

By

Carlos Fernández-Vega

México SA

Economía no da más de 2.3%
Riesgos, TLCAN y elecciones
Rajoy se va, pero no a la cárcel

(La Jornada)

 

 

Mas de

Carlos Fernández-Vega

Nada nuevo bajo el sol. En su más reciente informe sobre las Perspectivas Económicas Mundiales, divulgadas ayer, el Banco Mundial estima que la economía mexicana crecería 2.3 por ciento en el presente año, con lo que aquella frase peñanietista (Mover a México) utilizada en su campaña electoral y en el ejercicio de su gobierno de plano no trascendió el discurso.

De hecho, de acuerdo con las estimaciones del organismo financiero, en 2019 y 2020 la economía mexicana podría mejorar, pues reportaría tasas de crecimiento de 2.5 y 2.7 por ciento, respectivamente, de tal forma que la herencia del sexenio que llega a su fin no habrá sido otra que la misma inercia que recibió de Felipe Calderón y de éste a Vicente Fox.

Para la economía mexicana sin duda hay riesgos, advierte el Banco Mundial, y los ubica en dos planos: el político, en el que destaca la incertidumbre por quien resulte ganador en las elecciones presidenciales del próximo 1º de julio y la composición del Congreso, y el económico, en el que pone énfasis en lo que denomina posibles resultados adversos en las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que podrían frenar el crecimiento.

En los hechos, para el Banco Mundial la incertidumbre política mexicana no es otra que la posibilidad, cada día más cercana, de que el duopolio partidista (PRIAN) y sus candidatos sean derrotados, arrasadoramente, en las próximas elecciones presidenciales y sea fuertemente golpeado en las relativas a gobernadores, diputados y senadores.

Y por el lado económico el informe del Banco Mundial queda rebasado por la realidad, pues mientras el organismo financiero advierte sobre los posibles resultados adversos en la negociación del TLCAN, en los hechos el esquizoide de la Casa Blanca no sólo inició la guerra comercial, sino que ya se pronunció en favor de la negociación de acuerdos bilaterales con México y Canadá (independiente uno del otro), de tal suerte que el futuro del mecanismo trilateral está dado.

En otro orden, el Banco Mundial estima que la actividad en las economías avanzadas se incremente 2.2 por ciento en 2018, para luego moderarse y mostrar una tasa de expansión de 2 por ciento en 2019, a medida que los bancos centrales eliminen gradualmente los estímulos monetarios. Las proyecciones indican que el crecimiento total en los mercados emergentes y las economías en desarrollo se consolidará y alcanzará 4.5 por ciento en el presente año y 4.7 por ciento en el siguiente, dado que madurará la recuperación de los países exportadores de productos básicos, y los precios de dichos productos se estabilizarán tras el incremento de este año.

Sin embargo, tal panorama está expuesto a considerables riesgos adversos. Por una parte, se ha incrementado la posibilidad de que surjan episodios de volatilidad desordenada en el mercado financiero, y se ha elevado también el grado de vulnerabilidad de algunas economías en desarrollo y mercados emergentes a tales alteraciones. Asimismo, la inclinación en favor del proteccionismo comercial también se ha acentuado, mientras la incertidumbre respecto de las políticas y los riesgos geopolíticos permanecen elevados.

Como parte de las Perspectivas Económicas Mundiales, el Banco Mundial señala que en el largo plazo la desaceleración prevista en la demanda mundial de productos básicos podría limitar las perspectivas respecto del precio de estos productos y, por ende, el crecimiento futuro de los países que los exportan. Los principales mercados emergentes han generado una parte importante del incremento en el consumo mundial de metales y de energía registrado en los pasados 20 años, pero se espera que en dichos mercados se atenúe el crecimiento de la demanda de la mayoría de los productos básicos, según se afirma en la mencionada sección del informe. La caída prevista en el crecimiento del consumo de productos básicos en el largo plazo podría generar desafíos para las dos terceras partes de los países en desarrollo que dependen de las exportaciones de esos productos para obtener ingresos.

Advierte, también, sobre los elevados niveles de deuda de las empresas, que pueden intensificar las inquietudes respecto de la estabilidad financiera y pesar sobre las inversiones. El endeudamiento de las empresas (y, en algunos países, la deuda en moneda extranjera) se ha incrementado con rapidez desde la crisis financiera mundial, por lo que éstos se han vuelto más vulnerables al alza en los costos del financiamiento.

Las perspectivas para América Latina y el Caribe apuntan a que el crecimiento regional se incremente 1.7 por ciento en 2018 (inferior al proyectado anteriormente) y 2.3 por ciento en 2019, impulsado por la inversión y el consumo privados. Se estima que continúe la recuperación en curso en Brasil, con un pronóstico por encima de 2 por ciento este año y en 2019.

El avance en Argentina se desacelerará para situarse en 1.7 por ciento este año, debido a la restricción monetaria y fiscal y a los efectos de la sequía, y permanecerá en un nivel bajo (1.8 por ciento en 2019). En algunos países exportadores de productos agrícolas de América Central, el crecimiento repuntará en 2018 y 2019, mientras en los importadores de productos básicos de esta subregión se estabilizará o se atenuará. Según las proyecciones, las economías del Caribe experimentarán en 2018 un aumento en el crecimiento gracias a la reconstrucción que se lleva adelante tras el paso de los huracanes, al turismo y a los precios favorables de los productos básicos.

Por otra parte, el Banco Mundial prevé que en Asia oriental y la región del Pacífico el crecimiento se modere ligeramente y pase de 6.3 por ciento en 2018 a 6.1 por ciento en 2019, como reflejo de la desaceleración en China, que se verá contrarrestada en parte por el repunte en el resto de la región. Según las previsiones, en China el crecimiento se desacelerará de 6.5 en 2018 a 6.3 en 2019, puesto que se atenuará el apoyo normativo y las políticas fiscales se volverán menos flexibles.

Las rebanadas del pastel

La buena noticia es que el impresentable Mariano Rajoy se retira de la política y deja de ser la cabeza visible del Partido Popular (La Jornada, Armando G. Tejeda); la mala, que se va sin pisar la cárcel, a pesar de estar involucrado hasta el cuello en los casos de corrupción que motivaron su cese como presidente del gobierno español… El dólar sigue escalando; ayer se vendió a 20.78 pesos en Bancomer y a 20.93 en CI Banco.

Twitter: @cafevega

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *