Rumbo al cambio verdadero

MORENA la esperanza de México

By

Guillermo Almeyra

Qué fue la Revolución Rusa /II

(La Jornada)

 

 

Mas de

Guillermo Almeyra

La Revolución Rusa de febrero 1917 fue una revolución de todas las clases y de las naciones oprimidas por la autocracia zarista. Fue democrática y libertaria en todos los campos y hasta las orquestas abolieron sus directores. Fue una ola de fondo que hizo que los bolcheviques, que habían sido la parte mayor y más activa de la actividad revolucionaria clandestina, se sorprendieran al quedar en minoría en los soviets porque la revolución puso en marcha incluso a las capas menos politizadas y menos activas de la población, removiendo a toda la sociedad.

Read More

By

Guillermo Almeyra

Qué fue la Revolución Rusa / I

(La Jornada)

 

 

Mas de

Guillermo Almeyra

Algunas perogrulladas previas: 1) la historia sirve para estudiar los comportamientos humanos en diferentes sociedades, no para formular juicios morales; 2) los grandes acontecimientos no son hechos aislados sino la culminación de procesos (Lenin bailó de alegría bajo la nieve cuando la recién nacida República soviética superó la duración de la Comuna de París porque la hazaña de 1917, para él, era la continuación de 1871 parisino y apenas el segundo de otros asaltos al cielo que salvarían a la revolución de la derrota); 3) las palabras son engañosas y deben ser pensadas en su contexto histórico (un obrero de 1917 no es igual a un obrero actual ni tampoco son iguales su trabajo y su modo de vida); 4) las revoluciones que no se extienden degeneran y perecen (aunque el territorio que abarquen sea inmenso y riquísimo porque deben superar el nivel de cultura y de productividad de los países avanzados ) y 5) el camino de la victoria está sembrado de derrotas, (y el frente de batalla es planetario porque el capitalismo es un sistema mundial, no una suma de Estados no interrelacionados).

Read More

By

Guillermo Almeyra

Cuba: problemas y desafíos IV

(La Jornada)

 

Guillermo Almeyra

 

Mas de

A lo anteriormente expuesto (y propuesto) en mis tres artículos pasados, que me vi obligado a dividir por razones de espacio en nuestro periódico, agrego ahora, que para salir del marasmo económico y dar una sacudida saludable a la población es ineludible un aumento general de salarios para estimular la productividad y un plan general de creación de empleo basado en un censo popular de las necesidades fijadas por los habitantes en asambleas barriales, localidad por la localidad. Con los ahorros que dejaría la reducción de la burocracia y de sus procedimientos y trabas, se podría invertir aún más de lo que se hace actualmente en ciencia y tecnología para dar trabajo al excedente importante de trabajadores calificados y evitar tanto su emigración como el subempleo de la capacidades crecientes resultantes de la revolución en el plano educativo.

Read More

By

Guillermo Almeyra

Cuba: problemas y desafíos III

(La Jornada)

 

Guillermo Almeyra

 

Mas de

Cuando cambian las relaciones jurídicas sin que cambien las relaciones sociales de producción y el Estado pasa a ser propietario de todo, los obreros siguen siendo asalariados y están subordinados a los administradores que deciden como si fuesen patrones, estamos en presencia de un capitalismo de Estado, según la calificación que dio Lenin a la Prusia en guerra en 1870 y a la Unión Soviética mientras él vivió.

Read More

By

Guillermo Almeyra

Cuba: problemas y desafíos II

(La Jornada)

 

Guillermo Almeyra

 

Mas de

El socialismo es un sistema plenamente democrático basado en la abundancia y la autogestión generalizada y en comunas libres y asociadas y conduce gradualmente a la desaparición del Estado. Obviamente, esta definición no corresponde a la realidad cubana. Por eso Fidel Castro daba por sentado que en Cuba no existía el socialismo y que éste era aún una meta a alcanzar. Sólo los enemigos del socialismo –para desprestigiar la idea de una alternativa– y los nostálgicos de Stalin dicen hoy que la isla es socialista y que el socialismo se puede construir en un solo país, para colmo pobre y con apenas 12 millones de habitantes.

Read More

By

Guillermo Almeyra

Cuba: problemas y desafíos I

(La Jornada)

 

Guillermo Almeyra

 

Mas de


La lucha de los revolucionarios cubanos que culminó en 1959 formó parte de la ola revolucionaria anticolonialista y antimperialista mundial que tuvo sus puntos más altos en la victoria de la revolución china en 1950, la derrota de Estados Unidos en la guerra de Corea de 1952, la aplastante derrota de los colonialistas franceses en 1954 en Dien Bien Phu y el comienzo de la revolución independentista argelina en ese mismo año. En América Latina la revolución guatemalteca de 1944-54 y el gobierno antimperialista de Perón en Argentina que duró hasta 1955 demostraron la debilidad de Estados Unidos, y en la aún primera potencia militar mundial –la Unión Soviética– con la muerte de Stalin en 1952 comenzaba el deshielo.

Read More

By

Guillermo Almeyra

Sobre frentes y alianzas

(La Jornada)

 

Guillermo Almeyra

 

Mas de

Un amigo, que respeto por honesto e inteligente, escribió un artículo en el que propone que Andrés Manuel López Obrador construya con tránsfugas oportunistas que se separan del gobierno lo que él califica de Frente Amplio, es decir, una alianza transitoria con los que hasta ayer eran sus enemigos. En la historia mexicana, cuando el aislamiento llevó a Emiliano Zapata a recurrir a medidas desesperadas aceptando la alianza con el coronel Guajardo –que causó la muerte del caudillo morelense– quedó claro ya que esa supuesta alianza con gente de negro pasado equivale a firmar la propia sentencia de muerte.

Read More

By

Guillermo Almeyra

¿Y las nueces?

(La Jornada)

 

Guillermo Almeyra

 

Mas de

El país está convulsionado por el alza de la gasolina, la electricidad y el gas y asustado ante el derrumbe del peso y el aumento de la carestía de la vida. En un año los salarios y los ahorros perdieron un tercio de su valor frente al dólar, porque desde la comida hasta el combustible de los mexicanos son importados y pagados en esa moneda. Además, mientras se suceden los cortes de carreteras y los saqueos, Enrique Peña Nieto nombra secretario de Relaciones Exteriores a quien invitó a Donald Trump para que amenazase e insultase a México en México, agachándose así aún más ante el nazi gringo. Read More

By

Guillermo Almeyra

En tiempos de Trump

(La Jornada)

 

Guillermo Almeyra

 

Mas de

Si el establishment Demócrata y la millonaria Killary Clinton no hubiesen saboteado al socialdemócrata Bernie Sanders, el voto de protesta no lo habría recogido un millonario candidato del Ku Kux Klan, que hace más de 20 años no paga impuestos, estuvo varias veces en situación de quiebra y, además de ignorante, es tanto o más racista, machista, armamentista y xenófobo que la mayoría de sus compatriotas.

Read More

By

Guillermo Almeyra

México: ¿qué hacer?

(La Jornada)

 

Guillermo Almeyra

 

Mas de

México vive el peor momento de su historia desde la guerra con Estados Unidos, que le costó la ocupación y la mitad de su territorio. La sociedad mexicana ha retrocedido en varios aspectos fundamentales a la situación imperante antes de la Revolución. El país es gobernado por una oligarquía rapaz, socia de las transnacionales y de las finanzas extranjeras. Ese puñado de personas y gerentes del extranjero eligen en su seno a sus gobernantes –en un ballet obsceno del mismo perro, pero con distintos collares– mediante fraudes repetidos y sistemáticos. La economía, la diplomacia y la política internacional, las fuerzas armadas, todas están controladas desde Washington. México mismo, para el Pentágono, está en el marco del comando sur estadunidense. Las fuerzas armadas hace décadas que fueron degradadas a tareas policiales y enfrentan a señores de la guerra poderosamente equipados desde Estados Unidos que, además, infiltran sus mandos y sus cuadros. No hay, propiamente hablando, un Estado mexicano, sino un mero aparato de succión de los recursos del país, cuyo grado de cinismo llega al punto de que fija un salario mínimo por debajo de su propio cálculo de la canasta básica para la supervivencia de una familia y que, con Fox, estimuló la emigración dotando a los aventureros de kits para el desierto.

Read More

By

Guillermo Almeyra

¿Qué se puede aprender en México de Argentina y Brasil?

(La Jornada)

 

Guillermo Almeyra

 

Mas de

En un mundo como el actual, tan interrelacionado, tan sometido a la dictadura del capital financiero internacional y dependiente del cambio climático y de la catástrofe ecológica engendrada por el capitalismo, el provincialismo y la creencia primitiva de que el país es una entidad aislada, como si estuviéramos en el siglo XIX, es una grave señal de autismo político. Por el contrario, es de sabios ver lo que sucede en otros países similares y aprender de la experiencia ajena.

Read More

By

Guillermo Almeyra

Las diversas utopías

(La Jornada)

 

Guillermo Almeyra

 

Mas de

“Andaré en la huella/siguiendo una estrella/y aunque esté muy alta/yo sé que un día/la he de alcanzar”, dice una hermosa zamba tucumana. Nadie –mucho menos los viejos– alcanzará jamás la estrella de la esperanza o de la utopía, pero ella le iluminará siempre la noche y le mostrará el camino permitiendo llegar a muchas otras metas. Este es el valor principal de la utopía positiva o posible, o sea, la que podría concretarse si se reuniesen determinadas condiciones materiales y sociales que aún faltan. ¿O acaso los utópicos viajes a la Luna de Cyrano de Bergerac (siglo XVII) o de Julio Verne (siglo XVIII) no se concretaron en los experimentos de estadunidenses, rusos y chinos en el siglo pasado?

By

Guillermo Almeyra

En caso de Trump

(La Jornada)

 

Guillermo Almeyra

 

Mas de

Según las encuestas estadunidenses, Hillary Clinton es rechazada por 63 por ciento de los electores y Donald Trump por 67 por ciento (que llega a 77, si se consideran sólo las mujeres). La abstención en los comicios presidenciales oscila, en promedio, en torno a 49 por ciento, ya que el voto no es obligatorio.

Read More

By

Guillermo Almeyra

Las intenciones y los hechos

(La Jornada)

 

Guillermo Almeyra

 

Mas de

Los procesos sociales siguen cursos que poco tienen que ver con las intenciones de quienes los desencadenan. No dependen sólo de dichas intenciones ni tampoco de los líderes iniciales o de los organizadores. Porque esos procesos, al crecer, son cada vez más complejos. Y porque su crecimiento mismo aumenta y cambia la conciencia colectiva bajo el impulso de la necesidad de derrotar la reacción y la represión de las clases dominantes que se aferran al poder.

Read More

By

Guillermo Almeyra

Elecciones oaxaqueñas y constituyente en la CDMX

(La Jornada)

 

Guillermo Almeyra

 

Mas de

Después del apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) a los maestros de las secciones de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE)que libran una dura, tenaz y heroica lucha, sobre todo en el sur y centro del país, así como de la resolución de los maestros oaxaqueños de dar un sufragio de castigo al gobierno y a los partidos del régimen votando por Morena, sólo un ciego no verá que el centrosur vive un proceso de radicalización y polarización de clase que es sumamente agudo. También es evidente que la descomposición del capitalismo y del semi-Estado mexicano se acelera aún más en el resto del territorio nacional, como revelan los escándalos y delitos gravísimos que se suceden diariamente. Read More