Rumbo al cambio verdadero

MORENA la esperanza de México

By

Juan Carlos Ruiz Guadalajara

Jornada Mundial contra la Megaminería Tóxica

(La Jornada)

 

juan-carlos-ruiz

 

Juan Carlos Ruiz Guadalajara*

El Día Mundial contra la Megaminería Tóxica (22 de julio) se consolida como punto de encuentro para los movimientos sociales y grupos que defienden el territorio y se oponen al avance del actual modelo extractivista minero. En este, su séptimo año consecutivo, las manifestaciones han alcanzado el ámbito de 15 naciones en América, Europa y Asia, dejando constancia de una incipiente resistencia planetaria que se fortalece en sus capacidades para difundir las atrocidades de la megaminería y sus irracionales agentes. La diversidad de quienes se han involucrado en la jornada mundial contra la megaminería nos habla también de una conciencia común que avanza en el sentido de preservar el territorio y el agua para las futuras generaciones. Es, ante todo, un manifiesto por la vida que han signado por igual desde un francés hasta un filipino, un argentino, un español o un canadiense, y que se alza y sobrevive en medio de condiciones adversas, marcadas por la violencia que de múltiples formas ejercen los corporativos mineros y sus aliados sobre la población que se resiste a entregar sus territorios, o sobre los ciudadanos que se organizan para rechazar proyectos mineros de gran escala ecocida.

Read More

By

Juan Carlos Ruiz Guadalajara

Peña Nieto y los sentimientos de la nación

(La Jornada)

 

juan-carlos-ruiz

 

Juan Carlos Ruiz Guadalajara*

En las últimas ocho décadas de nuestra historia, y resultado del crecimiento del sistema educativo que se consolidó en el periodo posrevolucionario, surgieron en nuestro país una serie de escuelas e instituciones, mayoritariamente públicas, dirigidas a la profesionalización de los estudios históricos. En consecuencia, como nunca en su historia, México cuenta hoy en día con una notable y creciente cantidad de historiadores profesionales, presuntamente capacitados para la enseñanza y la generación de conocimiento histórico, además de una plantilla estable de historiadores de alto nivel adscritos a centros de investigación, que producen anualmente decenas de libros y artículos. Algunos de ellos han encontrado su camino en la iniciativa privada, en la producción de videos, revistas y libros de divulgación, o incluso en la confección de novelas históricas; otros, la mayoría, intentan sobrevivir en la enseñanza básica con salarios raquíticos, o en actividades ajenas a su formación sin renunciar a su visión como historiadores. Read More