RADIOCOAPA

Rumbo a la cuarta transformación de México

By

Lorenzo Meyer

¿Y ahora qué?

(Sur de Acapulco)

 

 

Mas de

Lorenzo Meyer

La cuestión que da título a la columna –“¿Y ahora qué?”– se formuló al arranque de una plática pública sobre la coyuntura política, coyuntura que bien pudiera llegar a ser calificada de crítica, pues se propone desembocar en un cambio de régimen.

Read More

By

Lorenzo Meyer

Populismo, concepto cargado

(El Siglo de Torreón)

 

 

Mas de

Lorenzo Meyer

No, el populismo no puede definir a Andrés López Obrador (AMLO). Ese concepto implica la identificación de su movimiento y partido con un grupo o clase a costa del pluralismo político, social y cultural que caracteriza a nuestro país. No es el caso.

Entre los calificativos que se le han endosado a AMLO está el de populista. Quizá las columnas de opinión han disminuido un tanto el uso de esa caracterización, pero se sigue empleando en las redes sociales y las conversaciones en corto.

Read More

By

Lorenzo Meyer

Tsunami de demandas y esperanzas

(Sur de Acapulco)

 

Mas de

Lorenzo Meyer

Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ya es formalmente presidente electo. Tomó 50 años derribar con votos la muralla del viejo sistema político. La nueva tarea va a ser una combinación complicada de destrucción, reconstrucción y creación. Por semanas, los medios mostraron a decenas de personas en las puertas de la Casa de Transición. Venían de todas partes para cualquier tipo de demandas, peticiones, denuncias y ofrecimientos: solicitar un préstamo o una ayuda para un enfermo, presentar quejas u ofrecer un currículum para acceder a un puesto en el nuevo gobierno. Recibir y contestar estas demandas es toda una tarea, pero lo verdaderamente difícil va a ser responder a las que formularán los grandes conjuntos sociales –clases populares y medias–, las instituciones, los grupos de interés y de presión –nacionales y extranjeros–, los personajes del gran dinero y de la potencia del norte.

Read More

By

Lorenzo Meyer

50 años ¿son nada o mucho?

(El Siglo de Torreón)

 

 

Mas de

Lorenzo Meyer

Carlos Gardel, en su tango “Volver”, sugiere “Qué veinte años no es nada”. En la vida de las colectividades, y teniendo como trasfondo la historia larga, medio siglo también puede ser nada, pero igual puede ser una eternidad. Sobre todo, cuando el tiempo histórico corre muy acelerado.

Para México, es un tiempo perdido ese medio siglo político transcurrido entre hoy y ese julio de 1968 que empezó como una riña más entre estudiantes en el centro histórico de la capital, los días 22 y 23, pero que en una semana escaló a un asalto por el ejército con el empleo de una bazuca, a la Preparatoria de San Ildefonso, para culminar con la masacre del 2 de octubre. Es el medio siglo que el país tardó en transformar al PRI de partido de Estado en fuerza marginal. Es en ese sentido que fue mucho tiempo, un tiempo que preservó males e incubó nuevas tragedias.

Read More

By

Lorenzo Meyer

Antes que la amnistía

(El Siglo de Torreón)

 

 

Mas de

Lorenzo Meyer

Hoy, se dijo, se abre una ventana de oportunidad histórica que hay que aprovechar, pero ya. ¿De qué ventana se estaba hablando en el seminario “Violencia y Paz” en El Colegio de México al discutir “¿Olvido, Verdad o Justicia?”. (17/07/18). Pues de la oportunidad que se presenta con el cambio de gobierno para redefinir la naturaleza de la política que se ha seguido para enfrentar la brutal violencia criminal que envuelve hoy a nuestro país.

Mónica Serrano sostuvo que la naturaleza de esta violencia es la propia de una guerra, de un conflicto armado no internacional. Y esa es también la conclusión de dos instituciones internacionales especializadas en el tema: The War Report 2017 de la Academy for International Humanitarian Law and Human Rights, (Ginebra) y el Armed Conflict Survey del IISS (Londres). Y es que su definición de conflicto armado cuadra con nuestra realidad: “confrontación sostenida, entre dos o más adversarios organizados que recurren a la fuerza armada de manera intencional”. En este sexenio, y hasta febrero último, se habían abierto 102 mil 327 carpetas de investigación por homicidios dolosos, que se suman a las 102 mil 859 del sexenio anterior, (Sinembargo, 30/03/18).

Read More

By

Lorenzo Meyer

Cambio, temor y resistencia

(El Siglo de Torreón)

 

 

Mas de

Lorenzo Meyer

A finales de 1914, cuando era inminente la entrada de los zapatistas a la capital, el pánico se apoderó de muchos. Tanto había insistido la prensa en que Emiliano Zapata era la reencarnación de Atila, que la legación inglesa concentró a sus conciudadanos, protegió su sede con alambre de púas, pidió armas a las autoridades y un par de ametralladoras a sus buques anclados en puertos mexicanos. Las “hordas” zapatistas si llegaron, pero pasaron de largo y todas las aprehensiones resultaron ridículas. Los cambios también llegaron, pero tardaron y sólo fueron catastróficos para algunos de los beneficiados por el antiguo régimen.

Read More

By

Lorenzo Meyer

La “descompresión” como meta

(El Siglo de Torreón)

 

 

Mas de

Lorenzo Meyer

Es exacta la apreciación -en realidad, definición- de Blanca Heredia en relación a las estructuras que acaban de ser derrotadas en las urnas en este 2018. Heredia define a ese ejercicio del poder bajo las siglas del PRI y del PAN, como un entramado de acuerdos entre las élites, que por décadas -en realidad por más de setenta años- sirvió de manera muy efectiva para gestionar la exclusión social en nuestro país, (El Financiero 04/07/18).

La exclusión está en la raíz de nuestra historia. La esencia de la estructura legal, social y cultural de la Nueva España -una colonia de explotación muy productiva para la corona española y para las élites novohispanas pero no para el resto de los súbditos- era su efectividad para mantener excluidos a indios, mestizos y, desde luego, negros, de los altos círculos de poder donde se discutían y se tomaban las decisiones del reino. La independencia cambió, pero no mucho, este panorama. Un siglo después, en vísperas de la Revolución Mexicana de 1910, Andrés Molina Enríquez en su libro clásico Los grandes problemas nacionales, (México: A. Carranza e hijos, 1909), caracterizó al México porfirista como una sociedad “comprimida”. En la mecánica de la estructura social de inicio del siglo XX, el papel de las clases altas -formadas básicamente por criollos- era actuar como “compresoras” de las clases bajas y el de estas últimas era sobrellevar esa “compresión”, aunque ya eran frecuentes los actos de resistencia.

Read More

By

Lorenzo Meyer

La rebelión del México profundo

(El Siglo de Torreón)

 

 

Mas de

Lorenzo Meyer

No fue ésta, la de 2018, la primera insurgencia electoral en México, pero sí la primera que obligó a quienes controlan los hilos del poder a reconocer que les sería más peligroso resistir que aceptar la derrota y negociar el cambio.

Una manera de interpretar lo sucedido en la larga y enconada contienda electoral que culminó con la derrota en toda la línea del viejo partido de Estado y sus aliados, es acudir a un clásico de la teoría elitista del poder: el filósofo español, José Ortega y Gasset, que en 1930 publicó La Rebelión de las Masas. Se trata de un gran manifiesto del elitismo, a la vez que una interpretación de un tiempo político signado por la movilización de las clases populares en el mundo de la primera postguerra mundial: bolchevismo, sindicalismo, fascismo y justo al inició de la Gran Depresión. A Ortega, justificador del predominio de las “minorías excelentes” que, hay que subrayarlo, no eran necesariamente equivalentes a las élites económicas, le alarmó la irrupción de las masas “al pleno poderío social”. Esa irrupción significaba, para Ortega, la expansión de la mediocridad propia del “hombre masa”, de su cultura y de su indiferencia ante la excelencia propia del individuo que se impone a si mismo responsabilidades más allá de las que su entorno le demanda. El pensador liberal, individualista y conservador, temía que la mediocridad terminara por ganar la partida a la excelencia de las elites. Así pueden algunos interpretar lo que está sucediendo en esta coyuntura crítica de la política mexicana: una instancia más de la rebelión de las masas.

Read More

By

Lorenzo Meyer

La elección y la escatología

(Reforma)

 

 

Más de

Lorenzo Meyer

Quiehnes dieron forma, contenido y uso al concepto de “mesías tropical” hoy claman al cielo -o al fraude- para que se impida el triunfo del personaje así caricaturizado.

Los que optaron por introducir referencias bíblicas en las campañas electorales lo hicieron acuñando y difundiendo con gran entusiasmo -celebrando lo ingenioso de su idea- lo de “mesías tropical” para definir y descalificar a Andrés Manuel López Obrador (AMLO), un personaje al que vieron, y con razón, no como un actor político más, sino como el enemigo mortal de un statu quo que les beneficiaba. Se trató de una definición cargada de menosprecio y clasismo. Supusieron que con un par de palabras se podía sintetizar y deslegitimar el estilo, el liderazgo, el proyecto y todo el largo esfuerzo de alguien que proponía reconstruir el sistema de poder que emergió del agotamiento de la Revolución Mexicana, especialmente en su fase neoliberal.

Read More

By

Lorenzo Meyer

Rastros y rostros del sexenio

(El Siglo de Torreón)

 

 

Mas de

Lorenzo Meyer

Le resta un semestre al sexenio de Enrique Peña Nieto, (EPN). Si no sucede algo inesperado, la elección del primero de julio será el último gran evento de este gobierno. Al margen del resultado de esos comicios, ya se puede empezar a juzgar al peñanietismo como historia. Y un punto de partida para construir dicho relato y juicio, puede ser el conjunto de temas que hoy se consideran centrales. Según una encuesta de Alejandro Moreno, el primer lugar le corresponde al tema de la economía (29%), luego la inseguridad (27%) y finalmente y con la misma importancia (21%), la corrupción y la pobreza, (El Financiero, 04/06/18).

Read More

By

Lorenzo Meyer

AMLO, los empresarios y Almodóvar

(El Siglo de Torreón)

 

 

Mas de

Lorenzo Meyer

El título pensado originalmente para esta columna estaba inspirado en un film de Pedro Almodóvar: “Empresarios mexicanos al borde de un ataque de nervios”, pero el espacio disponible para el encabezado no lo permitió. Como sea, ese es el título, pues ni duda que algunos de los mexicanos más afortunados están, ya no al borde sino en pleno ataque de nervios, muy público y poco edificante. Esto se puede apreciar analizando los mensajes que algunos de esos mil millonarios han enviado a sus empleados y a todos los mexicanos, pidiendo -¿Exigiendo?, ¿Rogando?- que no voten por la opción irresponsable y “populista”, es decir, por Andrés Manuel López Obrador (AMLO), (Forbes México, 30/05/18).

Read More

By

Lorenzo Meyer

Ver al pasado no es vivir en el

(El Siglo de Torreön)

 

 

Mas de

Lorenzo Meyer

Sus adversarios señalan que Andrés Manuel López Obrador (AMLO) es emisario del pasado, que no se ha puesto ni se podrá poner al día y entender la complejidad del futuro. Que no habla inglés -la lingua franca de ese futuro-, que no tiene posgrado, ni está familiarizado con la tecnología, que ya cumplió 65 años, que es provinciano y que, en fin, es “populista” y no es el personaje adecuado para encabezar al México de hoy, (Ver una lista amplia de objeciones hecha por los empresarios mexicanos más importantes, con Larrea a la cabeza, en Reforma, 30/05/18).

Read More

By

Lorenzo Meyer

Las expectativas

(El Siglo de Torreón)

 

 

Mas de

Lorenzo Meyer

La estructura política mexicana actual resulta más que insatisfactoria. Está en crisis. En una encuesta global de 2017, el Pew Research Center de Washington encontró que la insatisfacción de los mexicanos con el arreglo de poder que los gobierna abarcaba al 93%, uno de los mayores descontentos colectivos en un mundo de por si descontento, (pewglobal.org/2017/10/16/many-unhappy-with-current-political-system/).

Cuando un sistema político está en estas condiciones, la renovación de su élite, por elección o cualquier otra vía, es un proceso que genera expectativas. Cuan extendidas, realistas, desbocadas o contradictorias sean esas esperanzas y como se administren en caso de que efectivamente el cambio ocurra, es un punto crucial. Los votos de confianza a las expectativas tienen fecha de caducidad.

Read More

By

Lorenzo Meyer

AMLO y el país del Norte

(La Jornada)

 

 

Mas de

Lorenzo Meyer

Un corresponsal preguntó: “Y si Andrés Manuel López Obrador (AMLO) es presidente de México ¿Cuál será su política frente a los Estados Unidos de Donald Trump?”.

La interrogante es pertinente pero imposible de contestar con exactitud, incluso por AMLO, por la complejidad del tejido de la relación entre los dos países, la asimetría de poder y la brutalidad y poca predictibilidad de las políticas de Trump hacia México y el resto del mundo.

Read More

By

Lorenzo Meyer

Ser y querer ser

(El Siglo de Torreón)

 

 

Mas de

Lorenzo Meyer

En la última centuria, unas elecciones presidenciales mexicanas realmente competidas se decidieron en el campo de batalla; la disputa por la presidencia fue la causa de las rebeliones de Aguaprieta, de la huertista o escobarista. En otras, el fraude fue un factor decisivo. En 1910 desembocó en una revolución y, más adelante, se hizo acompañar de violencia y falta de credibilidad, como ocurrió en 1929 (Vasconcelos vs Ortiz Rubio), 1940 (Almazán vs Ávila Camacho) o en 1952 (Henríquez Guzmán vs Ruiz Cortines).

Algunas de las elecciones realmente disputadas no necesariamente involucraron a una proporción significativa de la ciudadanía, pero otras sí, como ocurrió, además de 1952, en 1988 (Cárdenas vs. Salinas) o en 2006 (López Obrador vs. Calderón). En estos casos, la división y el encono dentro de la parte políticamente activa de la sociedad mexicana -una porción cada vez más amplia-, fue honda y duradera. En contraste, las elecciones sin competencia real -propias del período clásico del presidencialismo priista-, la división que generaron quedó encapsulada y controlada en la cúpula misma del poder, como sucedió en las sucesiones de 1958, 1964 o 1970, donde el elector fue apenas espectador. La elección de 1976 fue caso extremo: el candidato oficial no tuvo competidor registrado y en la cúpula no hubo tensión, por eso y pese al desastre económico de los tiempos, ganó con el 100% de los votos válidos.

Read More