Rumbo al cambio verdadero

MORENA la esperanza de México

By

Luis Linares Zapata

Morena, ayer y hoy

(La Jornada)

 

 

 

Más de

Luis Linares Zapata

Morena, el movimiento político-popular que lleva unos cuantos años de ser partido ha sorprendido, con su crecimiento y fortaleza, a propios y extraños. Su implantación regional hoy abarca todo el país y, con seguridad, conseguirá una nutrida representación en el Congreso federal. También se llevará innumerables posiciones en los estatales en juego. En las gubernaturas y presidencias municipales se presenta como fuerte contendiente en varias. Rebasa, con mucho, a la otrora famosa maquinaria priísta y compite con el frente capitaneado por el PAN y su candidato Anaya. Se acerca a la posibilidad de obtener mayoría absoluta además de hacerse con la Presidencia de la República. Todo un suceso inédito en tiempos recientes.

Read More

By

Luis Linares Zapata

Sobre la mesa

(La Jornada)

 

 

 

Mas de

Luis Linares Zapata

Las cartas de los partidos están sobre la mesa de la competencia electoral. Salvo algún cambio en las respectivas estrategias, los lugares aparecen asignados por los futuros votantes. Durante las etapas de la contienda no ha habido gran variación en las encuestas de preferencias. La consistencia ha sido distintivo notable aunque, no se puede descartar un rumbo nuevo e inesperado. La permanencia del ocupante del primer lugar en esta salida definitiva es ya un fenómeno reconocible. Aunque sea a tropezones, ataques y pleitos, el segundo lugar lo ocupa la coalición encabezada por el PAN y su candidato, Ricardo Anaya. Tal y como se esperaba y especulaba, el PRI y satélites van quedando arrellanados en la tercera posición. Hasta este día no se visualiza, en el horizonte del cercano futuro, cambio digno de comentar.

Read More

By

Luis Linares Zapata

El lobo que viene

(La Jornada)

 

 

Mas de

Luis Linares Zapata

Allá por los inicios de los años 70 del siglo pasado llegó a la Presidencia de la República Luis Echeverría después de una atrabancada campaña electoral. Buena parte de la burguesía citadina del país se escandalizó con sus primeras frases y desplantes. Les sonaban ajenas y raras a sus aturdidos oídos y la ausencia de sólida información indujo requiebros de un posible comunista. Presos mentales de la entonces vigente guerra fría, no tardaron de huir hacia el norte protector de sus –pocos o muchos– capitales y modos cristianos de vida. El posterior desencanto con las ajenas costumbres, obligadas por el mayor desarrollo, fue casi inmediato: tenían que aprender a lavar trastos, ayudar a cocinar, arreglar desperfectos hogareños y hacer negocios de una manera distinta a los de un club de amigos. A muchos de ellos les fue mal en los negocios emprendidos, los gringos abusaron de su impericia y les hicieron varias trampas. Regresaron con el rabo metido entre las piernas para darse cuenta de lo timorato, torpe y medroso de sus estimaciones políticas sobre el alocado presidente ya en funciones.

Read More

By

Luis Linares Zapata

Fuera del foco central

(La Jornada)

 

 

 

Mas de

Luis Linares Zapata

La coincidencia temática de las tres grandes coaliciones electorales alrededor del crucial asunto de la corrupción soslaya otros de mayor importancia. Es claro que la ciudadanía se encuentra hastiada por la impúdica exhibición de una colección de reales mafiosos con título de políticos, legisladores, jueces o gobernantes. No se excluyen otros actores que participan activamente en este detestable tinglado de complicidades: empresarios voraces, líderes sociales, caciques de variada laya, agentes externos y demás colación perversa de ladrones y traficantes de influencias. Ya no se trata sólo de personajes que, en la penumbra y abusando de sus posiciones de responsabilidad, se atascan con lo que pueden encontrar a mano. Ahora se sabe, con meridiana certeza, que se han formado complejos grupos de maleantes que han asaltado el erario y cuanto bien público sea factible enajenar para su propio beneficio. El complemento a tan degradante espectáculo lo aporta la cínica exhibición de impunidades. Un verdadero pacto no escrito, pero férreo en su aplicación. Sin este complemento, en mucho acordado a la manera de oscuro ritual, sería imposible que los atropellos de la autoridad o los robos descarados y demás delitos se sucedieran hasta a plena luz del día.

Read More

By

Luis Linares Zapata

Final de periodo / II

(La Jornada)

 

 

 

Mas de

Luis Linares Zapata

El actual modelo de gobierno –a la mexicana– requiere, para su continuidad, de un conjunto de ingredientes indispensables: complicidades al por mayor. El mismo neoliberalismo hegemónico a escala mundial, del que el local es subsidiario y distorsionada copia, lleva insertadas dichas maneras de operar como fundamental consigna. Tan rotunda afirmación se puede confirmar escogiendo al azar algún país y penetrar, aunque sea superficialmente, cualquiera de sus asuntos donde se involucren recursos escasos o masivos. En Latinoamérica es sencillo toparse con ejemplos de las complicidades que se bordan cotidianamente. Trátese de Perú y los escandalosos tratos entre el presidente P. P. Kuczynski con la señora Keiko Fujimori para intercambiar, el grotesco indulto al padre de ella, por la permanencia de la presidencia de aquel. Y todo este enjuague coloreado por los sobornos de la constructora Odebrecht para obtener los jugosos contratos de obra pública ambicionados. O puede también pasar revista de la trabazón de intereses y delitos que afectan la política del Brasil para, inevitablemente, descubrir la densa corrupción como realidad imperante. Defenestrar a Dilma Rousseff tuvo como propósito una evidente conspiración público-privada para retomar el hilo de los grandes negocios bajo control y usufructo de la plutocracia local. En idéntica situación se aparecen los casos de Paraguay y en casi la totalidad de Centroamérica. En esos territorios, las corruptas complicidades pueden ventilarse todos los días.

Read More

By

Luis Linares Zapata

Morena

(La Jornada)

 

 

 

Mas de

Luis Linares Zapata

Al llegar a su cuarta asamblea nacional, Morena, el nuevo partido político, muestra, una cara vigorosa, plural, rebosante de madura juventud. Es, por cualquiera de los ángulos que se le mire, toda una organización ya consolidada. Su existencia es un mentís rotundo a todos aquellos que le predican a Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ser destructor de instituciones. Levantar un cuerpo político a partir de su insólito y consistente caminar por la República, en estos tiempos tan turbulentos, es una hazaña digna de ser reconocida sin tapujos. Es, también, innegable alternativa para llegar al poder y con aliento suficiente para gobernar. Sin duda podrá, tal y como se lo propone, iniciar la dura lucha para la transformación del país. Tiene, Morena, los cuadros dirigentes para dar suficientes garantías al electorado que puede atender y cumplir sus mandatos. Y, sobre todo, la militancia de base dispuesta a funcionar como correa de trasmisión entre las necesidades y aspiraciones del pueblo y sus estamentos conductores. El programa que aprobó contiene los indicios y la voluntad de constituir al partido como real opción de izquierda.

Read More

By

Luis Linares Zapata

Proceso distinto

(La Jornada)

 

 

Mas de

Luis Linares Zapata

Todo indica que mañana, jueves 24 de este agosto, se informará sobre el nominado por Morena para competir por la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México. Se espera que el proceso de selección sea congruente con la ruta trazada por sus cuerpos directivos. Será al interior de la Comisión de Honestidad y Justicia donde se de el esperado desenlace. Dicha comisión está precedida por un hombre íntegro y éticamente formado: Héctor Díaz-Polanco. Real garantía de que el dictamen se apegará a las reglas bajo las cuales los contendientes afirmaron ceñirse. La disputa emprendida por cuatro de sus militantes ha sido llevada dentro de estrictos cauces de seriedad y respeto. Se espera, asimismo, que pasada esta etapa se de cauce a varios reconocimientos: entre ellos mismos, para con los militantes y a la ciudadanía que participó en la encuesta llevada a cabo, con el sigilo debido, el pasado fin de semana.

Read More

By

Luis Linares Zapata

Revuelta electoral

(La Jornada)

 

Luis Linares Zapata

 

Mas de

Luis Linares Zapata

Un tanto despejada la polvareda electoral, se asoma el tímido rostro de lo que puede aguardar un tanto más allá del presente momento. Ciertas facciones dibujan rasgos de una revuelta electoral en franco proceso ascendente. Cierto que hubo ganadores y, como de costumbre, también perdedores en este pasado pleito por las simpatías del electorado. La numeralia definitoria ha sido explorada con relativa suficiencia. Habría, entonces, que dar cabida a esa densa, angustiosa sensación, ya casi generalizada, que tacha de endeble calidad a la vida democrática mexicana. Triste fenómeno que bien podría considerarse como parte inmaterial de una transición frustrada. Claridad de rumbo ideológico; juego de ideas atractivas y rechazo de indignidades; programas justicieros para las mayorías; creíbles voces de contendientes; limpieza probada en la conducta de los liderazgos; arrestos para la trasformación de lo inútil; verticales y honestas formas de actuar forman, qué duda, el inicial listado de exigencias populares. Dar cauce y rescatar el extraviado ánimo colectivo y poner a salvo las esperanzas ciudadanas es el complemento actual.

Read More

By

Luis Linares Zapata

Campaña sucia

(La Jornada)

 

Luis Linares Zapata

 

Mas de

Luis Linares Zapata

Con el aparente desgano de columnista, informado a trasmano por interesados confidentes, se filtra de manera cotidiana la especie de un AMLO autoritario y mesiánico. Él es el partido y quien decide todo lo que a su interior acontece, difunden con harto coraje mal disfrazado. En especial cuando se refiere a la designación de algún candidato de Morena a cualquier puesto de elección. Aunque no sea este aspecto el único detalle alegado. La lista de “pruebas” se extiende hasta la definición de las tesis partidarias, del programa gubernamental o a la campaña electiva en curso. Y no dejan de tener cierta razón, aunque les falte mencionar lo mero importante: en primer lugar, el trabajo previo de aquellos elegidos y el diseño conceptual de conjunto. La captación de los liderazgos locales y el balance regional como factor decisivo de fuerzas e intereses que se revela, con pertinencia, ante la presencia de un AMLO ubicuo. Tampoco se relacionan las detalladas reglas que rigen la selección de la mayoría de los postulantes, todos sujetos a una puja interna que bien puede terminar, como es el caso de las asignaciones plurinominales tan preciadas, con el azar de una tómbola.

Read More

By

Luis Linares Zapata

Trump, actos de guerra

(La Jornada)

 

Luis Linares Zapata

 

Mas de

Luis Linares Zapata

Atentos a las posibilidades de complicadas y hasta rijosas relaciones con la futura administración de Donald Trump en Estados Unidos (EU), los centros de estrategia chinos no pierden el tiempo. Parten de suponer que una guerra comercial entre estas dos potencias es factible y se preparan para hacerle frente. Llevar a este extremo las suposiciones del trato económico bilateral los obliga a revisar sus muchas debilidades y dependencias. Pero también, analizan, con prudencia y realismo, las armas de ataque y defensa a su disposición. Las rasposas referencias del republicano a las manipulaciones del yuan por los chinos han sido, como lo acostumbra el magnate, no sólo constantes, sino también intemperantes. Los chinos no piensan dejarlo para cuando sobrevenga el cambio de poderes en Washington, porque las líneas de actuación posibles ya están mostradas hasta de manera burda y soberbia. Saben que un personaje como Trump no cambiará de repente su volátil manera de ser y actuar, aun cuando sea sujetado por las presiones inherentes al poder de gran escala.

Read More

By

Luis Linares Zapata

Año horrible

(La Jornada)

 

Luis Linares Zapata

 

Mas de

Luis Linares Zapata

El 2016 fue ciertamente uno para sacar, en medio de la debacle vivida, exigencias venideras. El sistema imperante en el México de hoy se destaca, con transparencia creciente, por su incapacidad de cambio y mejora. Se predicen, desde arriba, constantes escenarios halagadores. Se lanzan promesas por montones pero, un tanto después, ya agotado el sonido de las palabras, se reincide en la inercia anterior y todo parece volver por mal trillados senderos. Con brevísimos intervalos de ánimos renovados y confianza en el futuro, buena parte del tiempo (cuatro décadas, por cierto) se ha empleado en escaramuzas menores, multiplicidad de pleitos intestinos, abusos de mediocres dirigentes y poca energía creativa para crear y construir. Se viene, además, barbechando con un conjunto social desarticulado, refugiado en ínsulas inconexas, sujetado por el miedo y la violencia que anula, al conjunto, el destino compartido y prometedor buscado

Read More

By

Luis Linares Zapata

Bruma electoral

(La Jornada)

 

Luis Linares Zapata

 

Mas de

Luis Linares Zapata

Medios de comunicación, políticos de pura cepa y otros de poca monta, junto con los diversos partidos, aún no se despojan del espíritu combativo desplegado durante las pasadas elecciones. El acomodo y reacomodo de los resultados, con sus pérdidas y ganancias al canto, absorben cuanta energía disponible les queda a ese triunvirato de actores. Los ciudadanos, aturdidos por tanta palabrería, entrevistas, acusaciones y baladronadas de triunfadores, lagrimeos de los derrotados y desconcierto de oidores, hacen pedestres cuentas de su muy personal situación. Difícil, al menos por ahora, tener claro un panorama de las consecuencias del suceso. Habrá tiempos venideros para acomodar cosas y ambiciones. La misma democracia no salió airosa, entró en el rejuego de los espejos y las elucubraciones con adjetivos grandilocuentes.

Read More

By

Luis Linares Zapata

Campañas y soberanía

(La Jornada)

 

Luis Linares Zapata

 

Mas de

La andanada mediática continental ha sido intensa aunque repetitiva en sus contenidos. Se la acompaña con ejemplos de alarmantes carencias de alimentos y otros artículos de primera necesidad. Los indicadores que muestran la marcha de la economía también entran, como pruebas que pretenden ser determinantes, para enjuiciar a un gobierno e, inmediatamente, calificarlo de desastroso: elevada inflación –la más alta del mundo– hoy en día, se alega. La caída de los precios de los hidrocarburos situó al gobierno venezolano en un aprieto, afirman. La crítica se acompaña, a veces, con la abultada contribución al presupuesto de los ingresos petroleros. La devaluación de su moneda da cuenta del torpe manejo de las finanzas públicas, concluyen. Habrá que dejar sentado, que mucho de esa catarata de datos es cierta, actual y que, en efecto, describe una situación de serias dificultades. Nada se difunde de sus logros sociales, por ejemplo, ser el quinto país del mundo por el número (relativo a población) de estudiantes en nivel universitario.

Read More

By

Luis Linares Zapata

El cambio negado

(La Jornada)

 

Luis Linares Zapata

 

Mas de

El imaginario de los presidentes mexicanos, respecto de sus modos de vida futura, poco o nada tiene en común con los de la gran mayoría de los ciudadanos normales. Revisando la historia reciente (que ya es antigua) se verá cómo, desde los tiempos idos del siglo pasado, Luis Echeverría A. acumulaba propiedades en cuanto desarrollo turístico se abría en el país. Sus casas y amplísimos terrenos se cuentan por docenas. Su compañero de andanzas infantiles, López Portillo, se apoltronó en el regalo que le hicieron: una ciudadela amurallada de finísima calidad para él y su familia. Ya en años más recientes la opulencia y la megalomanía han sido compañeras inseparables de los titulares del Ejecutivo federal. Carlos Salinas está sentado sobre una fortuna que le permite (a través de varios medios sobre los cuales ejerce más influencia de lo aconsejable) seguir presentándose como un factor en el diario quehacer actual. Read More

By

Luis Linares Zapata

El fondo de las miserias

(La Jornada)

 

Luis Linares Zapata

 

Mas de 

El paso de los días –que ya formaron enorme oquedad– no apacigua la tormenta de dolor y la rabia popular. Menos aún la auxilia en su desamparo la provinciana versión oficial. La desconfianza cala hondo en una sociedad que, a pesar de desear la calma, no alivia, y tampoco cura, sus heridas. El desasosiego continúa y se atornilla por la dificultad para entender, a cabalidad, lo sucedido allá por Guerrero. La espina clavada en eso que se llama la mexicanidad, por ahora alebrestada, abrió soberbio tajo en el corazón colectivo. Los muertos, los desaparecidos y sus familiares continúan, insepultos unos, llorando otros y sin retorno o reposo digno los demás. Mientras no haya seguridades del paradero de los normalistas reclamados habrá que seguir en la búsqueda sin descanso alguno.

Read More