Rumbo al cambio verdadero

MORENA la esperanza de México

By

Octavio Rodríguez Araujo

En la hipótesis de un gran fraude electoral

(La Jornada)

 

 

 

Mas de

Octavio Rodríguez Araujo

La decisión de quienes forman mayoría en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), relacionada con la candidatura de Jaime Heliodoro alías El Bronco, es una clara señal del fraude electoral que se está cocinando en las oficinas de lujo (públicas y privadas) de los que quieren seguir decidiendo el futuro del país. Si ya de por sí es una aberración haberle dado registro como candidata a Margarita Zavala, por el simple hecho de haber presentado como buenas un montón de firmas falsas y simuladas (45 por ciento de sus apoyos fueron irregulares), el registro de El Bronco rebasa hasta el sentido común. Tanto el INE como el TEPJF han sido omisos ante el intento de fraude cometido por ambos aspirantes presidenciales (imaginariamente independientes) al no tomar en cuenta que no eran personas honestas o, por lo menos, suficientemente responsables como para depurar, antes de entregarlas, las firmas que sus auxiliares recolectaron.

Read More

By

Octavio Rodríguez Araujo

En la hipótesis de un gran fraude electoral

 (La Jornada)

 

 

 

Más de

Octavio Rodríguez Araujo</p>

La decisión de quienes forman mayoría en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), relacionada con la candidatura de Jaime Heliodoro alías El Bronco, es una clara señal del fraude electoral que se está cocinando en las oficinas de lujo (públicas y privadas) de los que quieren seguir decidiendo el futuro del país. Si ya de por sí es una aberración haberle dado registro como candidata a Margarita Zavala, por el simple hecho de haber presentado como buenas un montón de firmas falsas y simuladas (45 por ciento de sus apoyos fueron irregulares), el registro de El Bronco rebasa hasta el sentido común. Tanto el INE como el TEPJF han sido omisos ante el intento de fraude cometido por ambos aspirantes presidenciales (imaginariamente independientes) al no tomar en cuenta que no eran personas honestas o, por lo menos, suficientemente responsables como para depurar, antes de entregarlas, las firmas que sus auxiliares recolectaron.

Read More

By

Octavio Rodríguez Araujo

La disyuntiva electoral

(La Jornada)

 

 

 

Mas de

Octavio Rodríguez Araujo

El lunes pasado Mauricio Merino, un buen amigo, publicó un sugerente artículo en El Universal: El plebiscito de López Obrador. En un resumen muy apretado, con el que no hago justicia al artículo, dijo que el primero de julio estaremos emplazados a un plebiscito: en favor o en contra de AMLO, y que el problema para sus opositores es que están divididos y difícilmente se volverán uno solo. Escribió también que, les guste o no a sus contrincantes, es claro para todo mundo que quien ha dictado la agenda de debates en los meses recientes ha sido el candidato de Morena, igual se trate del aeropuerto que de las reformas energética o educativa, en tanto que sus oponentes no han provocado debate alguno de importancia. Dicho en mis propios términos, los adversarios de AMLO lo han dado por ganador (aunque haya sido inconscientemente) desde las precampañas, son reactivos a él y no proponen nada que merezca la atención del pueblo de México, mucho menos un debate. Lo que quieren, es obvio, ha sido impedirle el paso al tabasqueño, y Merino nos recuerda que precisamente así nació el frente del PAN con el PRD y MC: en contra del líder morenista, además –añado– de la impalpable propuesta del gobierno de coalición que a nadie le importa salvo a los teóricos de la gobernanza (expresión de alcance distinto al que tenía antes de que fuera popularizada por el Banco Mundial y adoptada por los politólogos neoliberales con un significado más amplio que el original).

Read More

By

Octavio Rodríguez Araujo

Un obispo en un mundo al revés

(La Jornada)

 

 

 

Mas de

Octavio Rodríguez Araujo

Puede parecer ingenuo el obispo Salvador Rangel, de Chilpancingo-Chilapa, al pactar con narcotraficantes que no asesinen políticos en la región, pero si da resultado y tampoco meten mano en las próximas elecciones, pues yo diría que es un logro. Lo que los narcos piden a cambio también me parece bien: que los candidatos no repartan dinero para comprar el voto y que en su lugar realicen obras en las comunidades como una calle y que cumplan con lo que prometen, porque después llegan al poder y se olvidan de la gente (La Jornada y Reforma, 01 y 02/04/18). Ambas condiciones reclamadas a cambio de que las elecciones sean libres, no sólo son razonables sino que deberían de ser exigidas a todos los candidatos, incluidos los presidenciales. El obispo dijo que también les pidió que no asesinen, que no secuestren, que traten bien a la gente y que ellos le respondieron que traficaban droga y no eran sicarios.

Read More

By

Octavio Rodríguez Araujo

Un tema crucial para los presidenciables

(La Jornada)

 

 

 

Mas de

Octavio Rodríguez Araujo

Si buscáramos un modelo de crecimiento, el europeo es mucho mejor que el de Estados Unidos. Así lo sugiere el estudio reciente titulado Informe sobre la Desigualdad Global 2018. Y la apreciación no es sólo para el periodo de Trump sino para el de los anteriores, desde el gobierno de Reagan (casi cuatro décadas).

Read More

By

Octavio Rodríguez Araujo

Lodo y pragmatismo

(La Jornada)

 

 

Mas de

Octavio Rodríguez Araujo

Hay quienes nos quieren vender (o quizá regalar) la idea de que si antes la alianza política fundamental era PRI-PAN, ahora es PRI-Morena. Me temo que no han entendido nada de política ni de partidos; mucho menos de candidatos. Bastaría revisar la trayectoria y los discursos de Meade y Anaya para convencernos, sin lugar a dudas, de que proponen lo mismo, con la diferencia de que Meade sí sabe economía y Anaya no tiene ni idea de cómo se come (ver el excelente artículo de José Blanco del martes pasado en estas páginas). Pero más allá de las diferencias disciplinarias de los candidatos del sistema dominante, sus proyectos de país son muy semejantes. De los perredistas diría lo mismo, pero entre estos y los anteriores hay una diferencia importante: el PRD no propone nada significativo y diferente, y aquello que podría distinguirlo del PAN lo perdió con su alianza con éste (por ejemplo, los temas del aborto o de los matrimonios igualitarios).

Read More

By

Octavio Rodríguez Araujo

Elecciones en un marco de juego perverso

(La Jornada)

 

 

 

Mas de

Octavio Rodríguez Araujo

Ricardo Anaya es un hombre del sistema, un personaje político que defiende, como lo ha hecho su partido, el neoliberalismo inaugurado en los años 80 del siglo pasado. Junto con Meade, de ganar cualquiera de los dos, el neoliberalismo tecnocrático estaría garantizado por seis años más. Los priístas, o mejor, los neopriístas y sus aliados, le dieron votos a Felipe Calderón para que derrotara a López Obrador en 2006. ¿Por qué no pensar que harán lo mismo si su candidato sigue sin levantar simpatías durante el periodo de campañas? Lo que quieren, el PRI y el PAN, pero también los perredistas y demás aliados de las coaliciones que formaron, es evitar que AMLO triunfe y le ponga límites al neoliberalismo del que los anteriores se han beneficiado ampliamente.

Read More

By

Octavio Rodríguez Araujo

¿Dónde quedaron los anticapitalistas?

(La Jornada)

 

 

 

Mas de

Octavio Rodríguez Araujo

Hay quienes piensan que en México existen las condiciones para organizar un poder popular que derrote a la oligarquía y transforme el país en una lógica anticapitalista. No puedo estar de acuerdo. Si de veras existiera esa posibilidad (y me disculpo por mi pesimismo) esa supuesta fuerza del poder popular tuvo la oportunidad de expresarse recientemente y no lo hizo.

Read More

By

Octavio Rodríguez Araujo

¿Partidos en crisis?

(La Jornada)

 

 

Mas de

Octavio Rodríguez Araujo

A veces el pasado explica muchas cosas del presente. En 2000 la mayoría de los votantes quería sacar al PRI de Los Pinos, y así ocurrió. En 2006 el PRD contaba con un fuerte músculo con López Obrador como candidato, razón por la cual los panistas, en complicidad con el PRI y con las huestes del magisterio, hicieron trampa. En el primero de los dos sexenios panistas el PRI se mantuvo más o menos, pero aletargado (gobierno de Fox), sin embargo despertó en el gobierno de Calderón aprovechando la impopularidad de éste; lo que no hizo o no supo hacer el PRD, conviene subrayarlo. En consecuencia, el tricolor ganó en 2012, el PAN entró en una crisis relativa y el PRD cayó en desgracia por dos razones principales: por la escisión de López Obrador y la formación de Morena, y por la lucha interna provocada por las facciones (tribus) más oportunistas del sol azteca: los chuchos y sus incondicionales. El PRI, por su parte, se subordinó a Peña Nieto y con éste se tiró en el tobogán para casi alcanzar el suelo.

Read More

By

Octavio Rodríguez Araujo

Morena, entre los principios y el pragmatismo

(La Jornada)

 

 

 

Mas de

Octavio Rodríguez Araujo

Debe quedar muy claro a mis lectores que no estoy ni puedo estar con las coaliciones que encabezan el PRI y el PAN. Pero tampoco completamente con la que capitanea Morena, dada su alianza con el PES y donde presidentes municipales que nunca debieron serlo están considerados para participar en encuestas definitorias para gobernar un estado de la República.

Read More

By

Octavio Rodríguez Araujo

Ni PRI ni PAN

(La Jornada)

 

 

 

Mas de

Octavio Rodríguez Araujo

¿Cómo explicar que el otrora partido hegemónico y casi único tuviera que recurrir a un precandidato/candidato no militante en sus filas para competir por la Presidencia de la República? ¿No existía uno entre sus cuadros después de 88 años de vida política? Claro que sí y el secretario de Gobernación en la Presidencia de Peña Nieto, Miguel Ángel Osorio Chong, era el preferido en las encuestas levantadas en 2017. ¿Por qué tanto el presidente saliente como su grupo más cercano no escogieron a Osorio, viejo militante del PRI y ex gobernador de Hidalgo?

Read More

By

Octavio Rodríguez Araujo

Marichuy en la previsión del EZLN

(La Jornada)

 

 

Más de
Octavio Rodríguez Araujo

Me desayuné el primero de enero con una noticia publicada en Reforma: Prevé EZLN que Marichuy no alcance firmas. Al día siguiente leí el comunicado completo del subcomandante insurgente Moisés en la liga de La Jornada del 2 de enero y ahí se dijo que la gente debe organizarse para que pueda dar su gira en el país la compañera Marichuy y su Concejo Indígena de Gobierno, aunque no alcance las firmas para ser candidata. Esta aceptación no fue prevista antes, ya que se buscaron firmas, se quejaron de las fallas técnicas para registrarlas en teléfonos celulares (porque tenían que ser nuevos o porque no había señal), apelaron a que fueran aceptadas en papel, se formaron comités en diversos lugares con otras organizaciones no indígenas para conseguirlas, etcétera. Es decir, se movieron para obtenerlas y, como era de preverse, llevan muy pocas y no lograrán cumplir con el requisito. Es más, se señaló que quienes idearon las reglas de juego para la inscripción de los independientes eran discriminadores y hasta racistas, pero aun así se lanzaron al ruedo conociendo cuáles eran esas reglas. O se equivocaron en sus cálculos o les sobró optimismo pensando que lograrían las firmas para registrar a Marichuy. Read More

By

Octavio Rodríguez Araujo

Una reflexión electoral de fin de año

(La Jornada)

 

 

 

Mas de

Octavio Rodríguez Araujo

Mi amigo David Fernández Dávalos, rector de la Universidad Iberoamericana y sacerdote jesuita, ha señalado (Reforma, 24/12/17) que en las próximas elecciones se presenta “la posibilidad de iniciar un cambio de fondo en un sistema que –indicó– ha generado corrupción, depredación, inseguridad, violencia, pobreza y desigualdad. La elección también es […] la posibilidad de que ese sistema permanezca”. Y añadió que se va a jugar la posibilidad de iniciar un cambio paulatino, positivo, o bien la reafirmación y la continuidad del modelo de los últimos 30 años, que nos ha traído a este momento complicado del mundo y de la nación.

Read More

By

Octavio Rodríguez Araujo

Ya no hay izquierdas

(La Jornada)

 

 

 

Mas de

Octavio Rodríguez Araujo

¿Si la izquierda se alía con la derecha sigue siendo de izquierda? En mi opinión no. Más bien me parece un escándalo que Morena haya acordado una coalición con el Partido Encuentro Social y más después de lo mucho que fue criticado el PRD por buscar y llevar a cabo alianza con el PAN.

Si el PRI y el PAN, además del PVEM y Panal, son de derecha, ¿dónde ubicamos al PES? Comencemos por sus valores explícitos: partido conservador que se dice no religioso a pesar de haber sido formado y nutrido por cristianos evangélicos que han elevado el evangelio de Jesucristo como soberano y por encima de todas las esferas de la vida, pública o privada; es un partido que milita en contra de los matrimonios entre personas del mismo sexo, de la adopción de niños por éstos y que está abierta y enfáticamente en contra del aborto. No puede pasarse por alto que los evangélicos de Chile, dos años después del golpe militar se acercaron al gobierno de Pinochet y que, según H. Brum, de Brecha (15/12/17), un grupo de pastores declaró que las denuncias internacionales de las violaciones a los derechos humanos eran injurias contra las fuerzas armadas. Sin comentarios.

Read More

By

Octavio Rodríguez Araujo

Estrategias contra el narco

(para el debate)

(La Jornada)

 

 

 

Mas de

Octavio Rodríguez Araujo

El 3 de enero de 2013 escribí en estas páginas lo siguiente: “he releído una vieja novela de Jack Hoffenberg titulada No siembres con odio (Brugera, 1967) que […] nos propone estrategias relacionadas con el crimen organizado llevadas a cabo en una pequeña población del sureste de Estados Unidos. Los habitantes de clase media y alta del lado norte del río se quejaban de la delincuencia callejera que inhibía seriamente la seguridad en sus casas, en la calle y en locales comerciales. Los líderes de la ribera norte del río discurrieron que para que la cuña apriete debe ser del mismo palo (o su equivalente en inglés), y escogieron como jefe de la policía a un joven ambicioso muy popular entre los pobres de la ribera sur del río, donde estaban los prostíbulos, las casas de juego clandestino, los principales antros de la región y los capos del crimen. El joven jefe de policía lo primero que hizo fue reunirse con los principales jefes de la delincuencia. Acordaron más o menos lo siguiente: sus actividades ilícitas continuarían, pero con orden y bajo estricto control: uno o dos burdeles y cero prostitución callejera, una o dos casas de juego y en relación con las drogas cero distribución pública y descontrolada. A cambio de esa tolerancia, que por cierto existe en casi todos los países del mundo, los grandes capos de la región se encargarían de impedir la inseguridad de los habitantes de esa zona y todos contentos. Me quedé pensando […] que quizá algo parecido podría hacerse en México, pues finalmente los negocios ilícitos siempre existirán. Cuernavaca, por ejemplo, era más segura cuando el jefe de jefes estaba vivo. ¿Qué había detrás de él o de otros? ¿Qué tratos había hecho el gobierno con él o con otros? No lo sé, pero sí me consta que antes íbamos a cenar o a un bar y salíamos muy tranquilos para irnos a casa incluso con la ventana del carro abierta. Ahora no. Gracias a Calderón y su cacería de los verdaderos capos del crimen organizado ahora hay muchas cabezas, más improvisación y mayor peligro e inseguridad en todos lados”.

Read More