Rumbo al cambio verdadero

MORENA la esperanza de México

By

Pedro Miguel

Gobiernos Odebrecht

(La Jornada)

 

 

Mas de

Pedro Miguel

A lo que puede verse, ese conglomerado trasnacional de origen brasileño es mucho más que una empresa: no se trata de una entidad constituida para obtener utilidades, sino de una organización conformada para robar presupuestos de muchos países y que recluta como socios de lujo a ministros, secretarios, jueces, fiscales y presidentes de la república.

Read More

By

Pedro Miguel

El régimen se desgaja

(La Jornada)

 

 

 

Mas de

Pedro Miguel

La destitución del titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade), Santiago Nieto Castillo, operada por un mero encargado de despacho de la Procuraduría General de la República (PGR), tiene toda la traza de una medida desesperada que va más allá de la lucidez que debiera imperar en las políticas de control de daños. Con ella, el peñato –que viene chapoteando desde hace tiempo en las aguas del naufragio– vuelve a evidenciarse como un gobierno faccioso y aglomerado por las complicidades sexenales y corre el riesgo de perder la autoridad que le queda en el régimen oligárquico.

Read More

By

Pedro Miguel

Independientes y ciudadanos

(La Jornada)

 

 

 

Mas de

Pedro Miguel

Con la excepción de María de Jesús Patricio, postulada por el Congreso Nacional Indígena, las decenas de candidatos independientes que se inscribieron para contender por la Presidencia conforman un operativo de dispersión del voto opositor o bien un semillero de planes B (Margarita Zavala, El Bronco) ante la muy probable perspectiva de que alguno de los candidatos oficiales no logre subir en las preferencias electorales.

Read More

By

Pedro Miguel

Cataluña

(La Jornada)

 

 

Mas de

Pedro Miguel

Si la institucionalidad española no se hubiera empeñado en impedir a toda costa la realización del referendo independentista del primero de octubre en Cataluña, tal vez el porcentaje por el no habría resultado minoritario, pero significativo. Pero al empecinarse en negar el derecho al sufragio a todos los habitantes de esa región y declarar ilegal la votación, Madrid dejó sin voz a quienes se oponen al proceso independentista y ofreció en bandeja de plata una mayoría abrumadora al separatismo. Más aun: al lanzar una agresión policial injustificada y bárbara a la ciudadanía que acudió a las urnas e incluso a la que iba pasando frente a ellas, el gobierno de Mariano Rajoy regaló a los secesionistas catalanes un argumento ineludible: no queremos formar parte de un Estado con modales tan violentos y autoritarios. Después el rey Felipe VI, desde su cargo nominal de jefe de Estado, formuló el ofrecimiento implícito de más garrotazos, proliferaron de parte de la clase política españolista las amenazas de recrudecimiento de la persecución policial del independentismo y, para rematar, Pablo Casado, subsecretario de Comunicación del Partido Popular (en el poder), advirtió a Carles Puigdemont, el presidente de la rebelde Generalitat, que de seguir sus afanes independentistas podría terminar como Lluís Companys.

Read More

By

Pedro Miguel

El Mancerato

(La Jornada)

 

 

Mas de

Pedro Miguel

El gobierno capitalino que está a punto de concluir se ha caracterizado desde sus primeros días por la negación sistemática y progresiva de las promesas que formuló su titular cuando estaba en campaña para aspirar al cargo. Gracias a sus propuestas, Miguel Ángel Mancera Espinosa consiguió recaudar una votación enorme y sin precedente –cerca de 60 por ciento de los sufragios– y un gran margen de ventaja sobre sus principales competidoras, la priísta Beatriz Paredes y la panista Isabel Miranda de Wallace.

Read More

By

Pedro Miguel

Contrastes

(La Jornada)

 

 

 

Mas de

Pedro Miguel

Empresarios, publicistas y caricaturistas, entre otros voceros extraoficiales del régimen y la derecha, divulgaron el domingo 10 un texto que dice (transcripción literal) esto: “¿Y donde están los valientes y heroicos maestros de la CNTE sección 22? ¿Levantando escombros? ¿Alimentando a los damnificados? ¿Reconstruyendo la ciudad? Ah, no! Eso lo están haciendo los asesinos y represores soldados del maldito ejército Mexicano…”

Read More

By

Pedro Miguel

El vuelco

(La Jornada)

 

 

 

Más de

Pedro Miguel

No hay manera de no verlo: abajo, arriba y en medio de la pirámide social proliferan las adhesiones a la causa que representan Andrés Manuel López Obrador y el partido Morena. El fenómeno trasciende el ámbito tradicional de las izquierdas, las organizaciones populares y los movimientos sociales y se extiende al empresariado e incluso a las filas panistas y priístas. El hartazgo por la impunidad, la corrupción, la inseguridad y la torpeza de las camarillas neoliberales que han copado la Presidencia desde hace tres décadas ha empezado por fin a manifestarse en un proyecto de recambio político viable y real.

Read More

By

Pedro Miguel

¿Qué pasa en Venezuela?

(La Jornada)

 

 

Mas de

Pedro Miguel

Desde la capital mexicana no es fácil comprender lo que ocurre en Caracas. Entre una y otra ciudades hay casi 3 mil 600 kilómetros, siete horas y media de vuelo y un muro espeso y doble de desinformación: de un lado, Nicolás Maduro es la rencarnación de Simón Bolívar con escala en Hugo Chávez y del otro, la bestia apocalíptica; de un lado, el pueblo en masa defiende a su gobierno de unos terroristas apoyados por Washington y del otro, una sociedad sedienta de libertad y democracia se rebela en contra de una tiranía corrupta. Cuando uno está fuera de Venezuela es complicado, pues, hacerse un panorama claro de lo que pasa adentro. Salvo que resulta evidente el cerco estadunidense (auxiliado por algunos gobiernos sumisos) en torno al régimen bolivariano.

Read More

By

Pedro Miguel

Mensajes de disuasión

(La Jornada)

 

 

Mas de

Pedro Miguel

Observada en conjunto, la llamada transición mexicana puede leerse como un complicado relato que conduce a un corolario inequívoco: la democracia no sirve. La llegada de Fox a la Presidencia de nada sirvió a una sociedad harta de los rasgos más oprobiosos del priísmo salinista y zedillista: política económica generadora de pobreza y desigualdad, corrupción, prácticas electorales fraudulentas y represivas. El guanajuatense no sólo utilizó el desaseado mecanismo del Fobaproa (cúspide de los agravios de Zedillo) para enriquecer a su entorno inmediato, no sólo aplastó movimientos populares mediante la fuerza bruta (Lázaro Cárdenas, Atenco, Oaxaca) sino que coronó su mandato con un fraude electoral que negó lo que parecía haberse logrado seis años antes en materia de legalidad electoral. En 2006 la consolidación de PRIAN y la cooptación por parte del Ejecutivo de autoridades comiciales que habían tenido un momento de independencia e imparcialidad permitieron incrustar en Los Pinos a Felipe Calderón a contrapelo de la voluntad popular.

Read More

By

Pedro Miguel

“Por el mal rato”

(La Jornada)

 

©

 

Mas de

Pedro Miguel

El colapso de unos metros cuadrados de pavimento no es un suceso excepcional en el asfaltado mundo contemporáneo. Deslaves y reacomodos de terreno y suelos casi siempre dinámicos provocan la aparición de hoyos de todos los tamaños en muchos países y latitudes, y a veces esas depresiones súbitas se tragan casas, automóviles y gente. Lo extraordinario en el caso del socavón del Paso Exprés, con saldo de dos muertos, varios vehículos destruidos y decenas de miles de afectados por el obligado cierre de esa peligrosísima vía rápida, es que hizo inocultable la pudrición del modelo de negocios del grupo que detenta el gobierno.

Read More

By

Pedro Miguel

La razón de La Jornada

(La Jornada)

 

©

 

Mas de

Formalmente, Desarrollo de Medios, la razón social que edita La Jornada, es una sociedad anónima de capital variable. Hace más de tres décadas, cuando se planeaba el lanzamiento de este diario, se decidió recurrir a esa figura, con un acta constitutiva y unos estatutos singulares, como una forma de garantizar la vida democrática en el proyecto informativo e impedir que intereses externos intervinieran en su línea editorial. Aún estaban frescas (1984) las amargas experiencias de Excélsior, cuya cooperativa fue infiltrada por el régimen de Echeverría para dar un golpe de mano al modelo de periodismo crítico que encabezaba Julio Scherer, y del unomásuno, en el que la concentración accionaria en manos del director general desvirtuó los lineamientos iniciales de ese periódico.

Read More

By

Pedro Miguel

Navalón y su calumnia generacional

(La Jornada)

 

©

 

Mas de

Pedro Miguel

Por si no bastara con las etiquetas de avaro para los judíos, de terrorista para los musulmanes, de fatuo para los argentinos, de idiota para los gallegos, de chismosa para las mujeres, de holgazán para los mexicanos, de frío para los alemanes, de ignorante para los indios, de ladrón para los gitanos y muchas más expresiones de discriminación y odio, hace unos días se codificó una nueva: los jóvenes son sordos, irresponsables y amorales. La aportación se le debe a Antonio Navalón, un empresario, mercadólogo político, cabildero y periodista mallorquín con intereses corporativos e ideológicos en México y con colas a medio pisar en algunos escándalos financieros. Fue publicada en El País con el título “‘Millennials’: dueños de la nada” el 13 de junio de este año.

Read More

By

Pedro Miguel

Blindaje de cinismo

(La Jornada)

 

©

 

Mas de

Pedro Miguel

No es tan nuevo ni exclusivo de México: hace unos años, por ejemplo, las filtraciones de Edward Snowden exhibieron que el gobierno de Estados Unidos espiaba a media humanidad, incluyendo a algunos de sus más prominentes especímenes, como Angela Merkel, François Hollande y Dilma Rousseff. En los países afectados por la vigilancia furtiva estadunidense el espionaje es delito, y sin embargo, Barack Obama, responsable máximo de esas graves infracciones legales, ni siquiera consideró necesario ofrecer disculpas y explicaciones por tal actividad cometida en perjuicio de algunos de sus más estrechos aliados. Y las alianzas sobrevivieron al episodio y no pasó nada. Read More

By

Pedro Miguel

Fraude

(La Jornada)

 

©

 

Mas de

Pedro Miguel

Bueno, pues lo de este domingo en el  fue una elección de Estado y hay un fraude en curso. Elección de Estado porque Enrique Peña Nieto metió funcionarios (el llamado gabinete mapache) y presupuestos para que le consiguieran a su primo los sufragios que el hartazgo social le negó; elección de Estado porque los ejecutivos federal y estatal pusieron todos los recursos lícitos e ilícitos para asegurar la permanencia del PRI en la entidad; elección de Estado porque desde el poder se desinformó, se difamó, se sembró el pánico, se financió y alentó a falsas oposiciones para dividir el voto; elección de Estado porque las corporaciones policiales nunca quisieron ver a quienes colocaron coronas fúnebres y supuestas narcomantas que eran en realidad boletines gubernamentales en formato distinto, ni a quienes dejaron promontorios de cabezas de cerdo ensangrentadas frente a los centros de votación y las oficinas de Morena, ni a quienes repartieron volantes apócrifos para desorientar a los votantes, ni a quienes contrataron millones de llamadas y mensajes de texto para apabullar a la ciudadanía con mentiras, ni a los call centers que engordaron sus cuentas con tales operativos, ni a quienes levantaron y agredieron a activistas de la oposición; elección de Estado porque esas mismas corporaciones fueron usadas para hostigar a dirigentes adversos al régimen; elección de Estado porque los recursos públicos fueron empleados con mayor descaro que nunca para inducir intenciones de voto.

Read More

By

Pedro Miguel

Acabar con el vampiro

(La Jornada)

 

©

 

Mas de

Pedro Miguel

Si la lucha pacífica permite alegorías, piensen en la boleta electoral que se introduce en la ranura de la urna como una estaca clavada en el corazón del vampiro, un ser también alegórico que representa el abuso y el despojo máximos: subsiste chupando la hemoglobina de los demás y al hacerlo contagia la enfermedad incurable de la muerte en vida. Al morder, corrompe. Al agredir, degrada a su propia condición a las víctimas. Y su poder y su imperio son casi invencibles porque es inmune a casi todas las formas de violencia, menos una: la violencia alegórica (¿o de qué sirve lesionar a uno que básicamente está muerto?) de atravesarle el pecho con un palo puntiagudo mientras reposa en su sarcófago.

Read More