Rumbo al cambio verdadero

MORENA la esperanza de México

By

Víctor M. Toledo

El supremo dilema: ¿pirámides o redes?

(La Jornada)

 

 

 

Mas de

Víctor M. Toledo

De su larga trayectoria, un observador extraterrestre, de mirada limpia por ajena, podría distinguir dos periodos bien distintos en la historia de la humanidad, que son incluso antitéticos o contradictorios. Uno va de sus orígenes como especie hace unos 200 mil años hasta hace unos 4 mil años. El otro va justo de esa época a la actualidad. El punto nodal que marca la diferencia es el paso de sociedades igualitarias a sociedades jerarquizadas. Durante largo tiempo el ser humano formó parte de comunidades autocomandadas regidas por la cooperación, la ayuda mutua, las reglas de parentesco y el disfrute colectivo de los bienes obtenidos de su entorno natural. Esas fueron lo que Marshal Sahlins denominó las primeras sociedades de la abundancia ( affluent societies) en su celebre artículo en Les Temps Modernes (octubre de 1968): bandas de cazadores, recolectores y pescadores y comunas aldeanas con agricultura y ganadería. Visualicemos. Hace 4 mil años el planeta era habitado por varias decenas de miles que representaban unas 12 mil culturas distinguidas por la lengua, y que una suerte de sustentabilidad primigenia para ponerlo en términos actuales, les permitió mantenerse y reproducirse en equilibrio con su entorno natural. Las primeras sociedades jerárquicas que aparecieron fueron los señoríos o jefaturas, y de ahí se pasó a los estados, con jerarcas apoyados por militares e iglesias. Del Estado despótico y esclavista se pasó al Estado feudal y luego al Estado controlado por el capital.

Read More

By

Víctor M. Toledo

México: energía solar y poder ciudadano

(La Jornada)

 

 

 

Mas de

Víctor M. Toledo

En una entrega anterior sobre el asunto energético en México y el mundo, hicimos notar cómo la humanidad a través de la historia, pasó de obtener la energía del cielo o supramundo (el sol) a la energía del infierno o el inframundo (combustibles fósiles como carbón mineral, petróleo, gas y uranio). Una diferencia que los pueblos originarios del mundo tienen muy presente. Como hemos visto en innumerables ocasiones, uno de los asuntos para remontar la crisis de la civilización industrial es la superación de esa situación. Debe la especie humana retornar al sol como fuente primordial de energía, en una suerte de re-creación, pues esta vez los avances de la moderna tecnología permiten nuevas modalidades nunca vistas. El ejemplo más impresionante es la transformación de la energía solar en energía eléctrica, acción que para un habitante del mundo premoderno parecería un deslumbrante acto de magia. La alegoría de las dos fuentes energéticas (celestial o infernal) lleva, además, un componente extra: es justo el uso de energías fósiles la causa principal del calentamiento global, o el cambio climático, de tal suerte que la reconversión energética hacia energías alternativas es una condición obligada para evitar el colapso de la civilización moderna.

Read More

By

Víctor M. Toledo

¿Qué es hoy un gobierno de izquierda?

(La Jornada)

 

 

 

Mas de

Víctor M. Toledo

La crisis de México es un caso particular, peculiar y dramático de lo que está sucediendo a escala global. En todo el mundo una minoría de minorías, 1 por ciento de la población humana, atenta contra la supervivencia del restante 99 por ciento, de los demás seres vivos y del equilibrio ecológico del planeta. Es el modelo no sólo económico, sino civilizatorio del neoliberalismo llevado a su máxima expresión, los intereses de unas cuantas decenas de gigantescas corporaciones y de bancos imponiéndose contra todo y contra todos, dominando sin excepción las mayores ramas de la actividad humana, y doblegando y poniendo al servicio de sus intereses a gobiernos y partidos políticos.

Read More

By

Víctor M. Toledo

Morena, la ecología y los votos verdes

(La Jornada)

 

 

 

Mas de

Víctor M. Toledo

Entre los innumerables problemas que este país requiere enfrentar y resolver, destacan los de carácter ecológico o ambiental. Ahí están los casi 500 conflictos territoriales provocados por los proyectos extractivos (minería, petróleo, fracking, hidroeléctricas, megaturismo, carreteras, etcétera), el abasto y distribución justa del agua, la contaminación del aire en las mayores ciudades, los desechos tóxicos, el maíz y soya transgénicos, la urgente transición hacia energías renovables (el petróleo se acaba en el próximo sexenio), los impactos de los agroquímicos (fertilizantes y pesticidas), la apropiada regulación de los desechos industriales y el colapso vial que provoca la imparable introducción de autos en las urbes. Además se deben revisar o actualizar las leyes forestal, del agua, de la biodiversidad y la de las semillas. Todo ello requiere de un ministerio del ambiente dirigido por un equipo altamente capacitado, con experiencia y honesto. Se trata de un asunto delicado y de alta prioridad.

Read More

By

Víctor M. Toledo

El día que Monsanto infiltró a Morena

(La Jornada)

 

 

 

Mas de

Víctor M. Toledo

El caso de Odebrecht, la corporación brasileña que sobornó a innumerables gobiernos latinoamericanos, incluyendo al de México, es sólo uno más de los muchos que existen en el mundo por medio de los cuales el capital infiltra, doblega y controla al Estado. Vivimos la era ya no solamente de los espías políticos sino de los agentes que las gigantescas corporaciones contratan para servir a sus intereses, ubicándolos en puestos gubernamentales claves. Es lo que se ha llamado el stateless global governance (gobernanza global sin Estado) (J. Ziegler, Los Nuevos Amos del Mundo, 2013). Dos ejemplos ilustrativos son el de las compañías farmacéuticas y el de las agroalimentarias. Las primeras han infiltrado ministerios de Salud, revistas científicas de medicina y por supuesto a la Organización Mundial de la Salud (OMS). Las segundas colocan agentes en puestos claves de los ministerios de Agricultura y en la red mundial de centros de investigación agrícola y naturalmente en la FAO. Es este el caso de las cinco hermanas que dominan el monopolio agroalimentario del planeta: Monsanto, Bayer, Syngenta, Pioneer y Dow Agroscience.

Read More

By

Víctor M. Toledo

Nuevo ataque a la inteligencia

(La Jornada)

 

 

 

Mas de

Víctor M. Toledo

Estamos ya viviendo tiempos álgidos, donde un proceso de total mercantilización de los individuos, de la vida social y de la naturaleza alcanza su máxima expresión. El mundo dominado por unas cuantas decenas de corporaciones y bancos, y un puñado de multimillonarios, aplican de manera obsesiva un sinfín de mecanismos para comprar y cooptar gobiernos, medios de comunicación, universidades, centros de investigación científica y tecnológica, personalidades. Para ello utilizan sus descomunales fondos (miles de millones de dólares), y junto a esos, gigantescas campañas publicitarias basadas en verdades a medias, manipulación de la información científica y mentiras descarnadas.

Read More

By

Víctor M. Toledo

Colapso o sustentabilidad: ¿adónde va Ciudad de México?

(La Jornada)

 

 

Mas de

Víctor M. Toledo

La especie humana sobrevivió y persistió porque aprendió a escuchar los mensajes de la naturaleza. De una naturaleza sacralizada. De esa ecología sagrada donde cada montaña, manantial, río, roca, planta o animal poseen la capacidad de diálogo, los humanos derivaron una cierta ética ambiental. De la lectura o interpretación de los mensajes, los seres humanos aprendieron a ajustar, adaptar y modificar sus comportamientos y sobre todo sus modos de organizarse, en un verdadero juego por la supervivencia. Con el advenimiento de la modernidad, urbana, industrial y racionalista, esa capacidad quedó anulada. A los ojos de los modernos, la naturaleza pasó a convertirse en un sistema, en una máquina, a la que había que analizar y escudriñar a través de la ciencia para extraerle sus riquezas. De la naturaleza como entidad sagrada se pasó a la naturaleza como recurso a explotar, como capital natural. La naturaleza se convirtió en la esclava de la humanidad, al menos por un tiempo. Este fenómeno que el historiador Morris Berman llamó el desencantamiento del mundo, se halla en la esencia de las llamadas catástrofes o desastres naturales. Hoy, por fortuna, tras más de cinco décadas de un conocimiento a contracorriente, que ha partido en dos a la academia, la naturaleza ha recobrado su voz por conducto de la ciencia.

Read More

By

Víctor M. Toledo

¡Poder ciudadano!, lo que el sismo nos dejó

(La Jornada)

 

 

Mas de

Víctor M. Toledo

Si un terremoto es la liberación de la energía acumulada en la corteza terrestre, los sismos en México han inducido nuevamente la liberación de una formidable energía social acumulada por décadas de contención. Ni Estado ni capital: ¡sólo el pueblo salva al pueblo! Sólo la sociedad civil empoderada logra superar las más tremendas vicisitudes y crisis. Ante la catástrofe, la rapidez de la solidaridad recobró lo mejor del ser humano, ese instinto de hormiga que ha permitido a la especie humana, al mono sapiente, mantenerse durante 200 mil años y evolucionar. Fueron los anónimos, la gente común y corriente, pero sobre todo los jóvenes, quienes inundaron la nación de una nueva esperanza. Ante la devastación de los temblores, la vieja herencia de la comunalidad (campesina e indígena) y del cooperativismo (la mano vuelta, el tequio, la guelaguetza) se conectó con la nueva generación de mexicanos, nuestros hijos. Los que ya no quieren saber de ideologías, ni de objetivos falaces o ilegítimos, ni de pretensiones basadas en el individualismo y en lo mercantil, que les venden día con día los medios prostituidos de comunicación de masas. La limpieza de sus vidas se ha expresado y ha florecido en estos días aciagos. Con las acciones masivas de solidaridad venimos a confirmar que las principales reservas humanitarias, éticas y espirituales del país siguen vigentes. Este es el gran mensaje. ¡Las hormigas tricolores rescatando y reconstruyendo el hormiguero nacional!

Read More

By

Víctor M. Toledo

¿Qué es hoy un gobierno de izquierda?

(La Jornada)

 

 

Mas de

Víctor M. Toledo

Mantenemos deliberadamente en el título la palabra hoy, porque los vertiginosos cambios ocurridos en las pasadas seis o siete décadas, que muchos insisten en llamar globalización y que resultan de una compleja combinación de innovación tecnológica, expansión inusitada del capital y dominio de los valores de la civilización moderna, han dejado muy atrás las tesis sobre las que los teóricos e ideólogos más avanzados de la izquierda han diseñado los gobiernos reales o potenciales. El evidente divorcio entre ciencia y política ha abonado también en el triste espectáculo que hace ver las posiciones supuestamente de vanguardia como propuestas obsoletas. Este anacronismo en las visiones ha sido esencial para entender el fracaso o estancamiento de los llamados gobiernos progresistas que en Latinoamérica nos han llenado de expectativas y esperanzas.

Read More

By

Víctor M. Toledo

Venezuela y el museo de las intervenciones

(La Jornada)

 

Mas de

Víctor M. Toledo

No hay peor situación que la de un individuo desmemoriado. Igualmente un pueblo sin memoria es un pueblo sin porvenir. Quienes hoy desde México intentan intervenir en la política interna de Venezuela, no sólo son desmemoriados, sino apátridas, porque se olvidan de lo vivido en carne propia durante los últimos casi 200 años. La historia de las intervenciones extranjeras en México, desde que éste se convirtió en un país independiente al firmar su Acta de Independencia, el 28 de septiembre de 1821, ha sido tan traumático, que ningún mexicano que se respete puede pasarlo por alto y menos negarlo u olvidarlo. Se define una intervención como el acto mediante el cual un Estado intenta negar o lesionar la soberanía nacional de otro Estado independiente. Los métodos por los cuales se ejerce o ejecuta una intervención son sumamente variados, normalmente comienzan por presiones diplomáticas y terminan en el empleo de la fuerza armada. Siempre implican una actitud de exigencia física o moral del Estado interventor sobre el Estado intervenido que tiene por objetivo obligar a este último a adoptar medidas, compromisos o actitudes contrarios a su voluntad. Una intervención extranjera equivale sin duda a una violación entre países.

Read More

By

Víctor M. Toledo

¿Revolucionarios o civilizionarios?

(La Jornada)

 

Víctor M. Toledo

 

Mas de

Víctor M. Toledo

Esta es una nueva vuelta de tuerca sobre el tema que abordé en una entrega anterior. Mis vivencias de las últimas semanas me han venido a confirmar lo esencial de lo propuesto y me han despertado a nuevos destellos. Hoy examinaremos el paso de lo revolucionario a lo civilizionario. ¿Se había usted imaginado, apreciad@ lector@, vencer a la modernidad industrial, capitalista y tecnocrática desde su mismo hogar? Veamos.

By

Víctor M. Toledo

Los civilizionarios

(La Jornada)

 

 

Mas de

“Una nueva sociedad civil planetaria, vinculada por una misteriosa fraternidad nocturna, surge de los escombros del Estado-Nación. Se opone de forma radical al imperio de los depredadores. Organiza la resistencia. La componen una multiplicidad de frentes de rechazo. Sus luchas alumbran una esperanza inmensa” (Jean Ziegler, Los nuevos amos del mundo, 2013). Son los civilizionarios. Los nuevos actores de la transformación civilizatoria, los que luchan por la emancipación de la humanidad, los que defienden al planeta. Son sujetos sociales novedosos para la historia. Poco a poco, brotan, crecen, se multiplican. Son hijos de la crisis de la modernidad, pero también de las innovaciones tecnológicas, que hoy facilitan la información, la comunicación y el transporte. Aunque poseen una conciencia planetaria, un sentido de especie, porque saben que, a pesar de su inmensidad, la Tierra como sistema es sumamente frágil y delicada, ellos actúan a muy pequeña escala. Son como diminutas hormigas con las antenas levantadas para registrar lo que sucede en el resto del mundo y actuar. De su conciencia doble, que es social y ecológica, brota una ética. Los civilizionarios trabajan permanente y arduamente a la escala doméstica para lograr un hogar autosuficiente. Captan agua de lluvia, transforman la energía solar en eléctrica o en calor, aprovechan el viento, buscan producir buena parte de sus alimentos, utilizan materiales adecuados, reciclan, cierran circuitos. Cuando consumen lo hacen de manera responsable. Pero también participan y muchas veces encabezan iniciativas de organización barrial o comunitaria, cooperativas y asociaciones.

Read More

By

Víctor M. Toledo

¡Vencer a los millonarios! El voto ético en Edomex

(La Jornada)

 

Víctor M. Toledo

 

Mas de

Víctor M. Toledo

El juego de la política electoral se ha convertido en el mundo –y México no es excepción– en una mascarada, en una ficción, donde los tiranos del poder del capital no sólo controlan y manejan a las figuras políticas y a los partidos, sino que –si les es posible– ellos mismos se ponen los disfraces, inventan discursos, maquillan sus gestos y emociones y, utilizando a los medios, se convierten en figuras políticas a partir de la repetición infinita de una imagen confeccionada adecuadamente por los publicistas.

Read More

By

Víctor M. Toledo

¡Adiós al petróleo! El futuro energético de México

(La Jornada)

 

Víctor M. Toledo

 

Mas de

Víctor M. Toledo

Como parte del sistema mundo, México se va enrolando en los procesos globales y generales de la crisis de la civilización industrial que, de no reconocerse, encararse y modificarse, dirigen a la humanidad a un colapso, dramático y generalizado, que cada día se ve más cercano. Como hemos señalado en varias colaboraciones, esta crisis de la civilización moderna es consecuencia de unas cuantas tendencias generales, como el inminente crecimiento de la población, el desequilibrio del ecosistema planetario, cuya mayor evidencia es el calentamiento global, la crisis del agua y en consecuencia de los futuros alimentos, el colapso de las ciudades, y el fin de la era de los combustibles fósiles. Estas seis dimensiones operan como campos gravitacionales, que interactúan y generan sinergias desconocidas que el sentido común calificaría de inmediato como muy preocupantes. Sin embargo, no hay fuerza alguna que detenga o cambie estas tendencias, producto de la expansión del capital convertido ya en una fuerza indetenible de destrucción y muerte, una suerte de entropía (caos) social y ambiental. Veamos el caso de la energía.

Read More

By

Víctor M. Toledo

La crisis de la civilización moderna III

(La Jornada)

 

Víctor M. Toledo

 

Mas de

Víctor M. Toledo

La conciencia de especie. Hoy, el conocimiento coherente y completo de los procesos históricos y actuales, naturales y sociales, permite al ser humano adquirir una conciencia sin concesiones. Una mirada limpia sobre lo que acontece. La conciencia de especie permite recobrar una percepción original del ser humano, hoy casi olvidada o suprimida en la realidad industrial: la de su pertenencia al mundo de la naturaleza. También lo conduce a restablecer un comportamiento solidario con sus semejantes vivientes (humanos y no humanos) y no vivos y a edificar una ética de la supervivencia basada en la cooperación, la comunicación y la comprensión de una realidad compleja.

Read More