Radiocoapa

Rumbo a la cuarta transformación de México

By

José Blanco

Sosiego y cautela

(La Jornada)

 

 

 

Mas de

José Blanco

Los neoliberales trajeron consigo la cicuta que los carcome. Sentenciaron al Estado a vivir en la anorexia, mediante su regla de oro de desregular a los mercados. Con el catecismo neoliberal operaron en acto inmediato su gran transustanciación: el poder económico devendría poder político sin perder su sustancia económica capitalista: los dos poderes se fundieron en el abrazo que los hizo uno. Como no podía ser de otra manera, los políticos se convirtieron en mercaderes del Poder (con mayúscula) vuelto único, que se pensó invencible.

Read More

By

José Agustín Ortiz Pinchetti

El Despertar

 Los ciudadanos en el 18

(La Jornada)

 

 

Mas de

José Agustín Ortiz Pinchetti

Si situamos el inicio de la transición en las reñidas elecciones de 1988 el proceso está por cumplir 30 años; si lo situamos en la alternancia y el triunfo de Fox en 2000 cumplirá 17 años. En cualquier cálculo ha durado demasiado y aun los más benévolos piensan que está incompleta. Yo soy de los que creen que no hay democracia en México y les voy a dar tres síntomas: los procesos y las autoridades electorales (INE y TEPJF) no son confiables; no está garantizado un estado de derecho, 95 porciento de los delitos no se persiguen; si pensamos en el nivel de impunidad en la política debemos de aceptar que no hay garantías, que la ley es expresión de buenos deseos.

Read More

By

John Ackerman

Las mentiras de Del Mazo

(Proceso No. 2113)

 

 

John Ackerman_

 

Mas de

John M. Ackerman

Durante el primer debate entre los candidatos a la gubernatura del Estado de México, el primo de Enrique Peña Nieto, Alfredo del Mazo Maza, hizo gala de su enorme pobreza analítica y reprobables convicciones autoritarias. Alfredo III demostró ser hijo fiel del Grupo Atlacomulco que ha pisoteado y saqueado este bello estado durante generaciones.

Read More

By

Lorenzo Meyer

AGENDA CIUDADANA

*La inercia como gran política

(Sur de Acapulco)

 

080409LorenzoMeyer

 

Mas de

 Lorenzo Meyer

La política de la sin razón. La razón nos dice que en la arena de lo político la razón cuenta poco, especialmente en el caso de México.

La construcción de lo razonable no ha podido franquear la barrera que lo separa de lo social. Hace dos milenios y medio Platón imaginó que sería posible dar forma a un sistema político creado y sostenido por el raciocinio. Para demostrarlo, el pensador ateniense dio forma a una de las primeras utopías pero nada más.

Read More

By

Rolando Cordera Campos

La gran renuncia

(La Jornada)

 

rolandocordera

 

Mas de

No gana uno para sorpresas: después de la Gran Transformación celebrada el lunes, henos aquí atrapados por el rito (que no el mito) del eterno retorno que el secretario del Trabajo, seguramente por órdenes superiores, pretende volver a oficiar con acólitos de lujo: el jefe de jefes de los negociantes de México, el inefable cazador de safaris Gamboa Pascoe, el pastor de la patronal y de las medicinas, el dirigente del Congreso del Trabajo y otros dignatarios huéspedes del corporativismo menor mexicano, ahora acompañados en el te deum nada menos que por dos respetados dirigentes de la Unión Nacional de Trabajadores, apenas antier denodados participantes en el foro dedicado a estudiar el salario mínimo y su posible –para muchos necesario y urgente– incremento.

Read More

By

José Agustín Ortiz Pinchetti

El despertar

Final de un año oscuro

(La Jornada)

 

Mas de

José Agustín Ortiz Pinchetti

Al terminar 2013 he querido enviar una nota que refleje mi preocupación y mi esperanza. Nada mejor que la relectura del profeta, Daniel (Cosío Villegas), La crisis de México. Es difícil evitar la conclusión de que México pasa por una crisis gravísima. Cierto que ha venido gestándose durante décadas, pero el punto al que ha llegado este año es tal que pudiéramos decir que, si no es el peor, es uno de los peores momentos de nuestra historia. México ha vagado sin rumbo perdiendo un tiempo precioso y viendo cómo su proyecto se disolvía. Creímos que la alternancia sería la puerta de la democracia. Estábamos equivocados. Acción Nacional, que se había nutrido con el desprestigio de los regímenes posrevolucionarios, demostró desde el poder que no contaba ni con principios ni con líderes y que su labor de denuncia era una careta. En el poder no hizo sino imitar y superar los peores vicios del PRI, hasta terminar aliándose con su núcleo de los peores, al punto que hoy nadie duda que forman el partido de la reacción. Read More