RADIOCOAPA

Rumbo a la cuarta transformación de México

By

Daniela Barragán

Slim, Hank, Gerard y empresas del socavón tienen, en 16 contratos, el 77% del presupuesto del NAIM

En las manos de un puñado de poderosos empresarios mexicanos están los proyectos de construcción la Torre de Control, el Edificio Terminal, el pavimento y las ayudas visuales de la Pista 3, la losa de cimentación, la construcción del drenaje pluvial y la construcción del acceso y las plataformas de la Pista 2 del Nuevo Aeropuerto Internacional de México.

Las encargadas de esas labores son compañías propiedad de Carlos Slim Helú, Carlos Hank Rhon, Olegario Vázquez Aldir, Hipólito Gerard Rivero (cuñado del ex Presidente Carlos Salinas de Gortari), Rolando Cantú Barragán (primo del constructor de la “casa blanca”), y de quienes construyen el encarecido Tren México-Toluca, así como de los constructores del Paso Exprés de Cuernavaca, donde dos personas murieron luego de que se abriera un socavón.

Estos empresarios acaparan, en sólo 16 contratos –unos individuales y otros en conjunto–, el 77 por ciento del presupuesto que ha emanado hasta el momento para la construcción de dicha obra, de acuerdo con la información pública del GACM y de la SCT.

SinEmbargo revisó los 321 contratos del Nuevo Aeropuerto Internacional de México para realizar ésta y otra dos entregas donde se analiza en manos de quién está la construcción, cómo fueron asignados de los contratos y los gastos que se han realizado hasta la fecha.

(SinEmbargo.Mx)

 

 

Mas de

Daniela Barragán

Ciudad de México, 3 de abril (SinEmbargo).– Las empresas de Carlos Slim Helú, Carlos Hank Rhon, Hipólito Gerard Rivero, Rolando Cantú Barragán, Olegario Vázquez Aldir, Bernardo Quintana Isaac y constructoras como Iuyet –que participa en la construcción del Tren México-Toluca– y Aldesem, Epccor y Aldesa –encargadas de construir el Paso Exprés de Cuernavaca–, concentran el 77 por ciento del presupuesto que se ha pagado, hasta el momento, en la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).
Read More

By

Arturo Rodríguez , Mathieu Tourliere y Areli Villalobos

El corazón del poder, en el Consejo Mexicano de Negocios

Es la élite de la iniciativa privada que domina los distintos sectores económicos del país y que durante décadas ha salvaguardado sus intereses financiando campañas presidenciales, recurriendo al chantaje e impulsando cercos publicitarios a medios de información. Se trata del Consejo Mexicano de Negocios, del que Proceso presenta un perfil e identifica a varios de sus miembros. Esta exclusiva cúpula empresarial, beneficiada (en parte) de las privatizaciones que han operado diversos presidentes, tiene su origen en 1962, cuando respondió al interés de frenar el desarrollo de la izquierda en México.

(Proceso No. 2167)

 

 

Mañs de

Arturo Rodríguez , Mathieu Tourliere y Areli Villalobos

Como “cúpula de cúpulas”, está regido por algunas reglas básicas que cimentan la confianza entre sus miembros: el ingreso de un nuevo integrante debe ser aceptado por unanimidad, la membresía se hereda, las reuniones y su contenido se llevan a cabo a puerta cerrada.

Read More

By

Mathieu Tourliere

Los grandes contratos de obra pública, para los consentidos de Peña Nieto

No obstante la falta de transparencia del gobierno federal, es posible determinar que fueron unas cuantas empresas mexicanas y extranjeras, solas o agrupadas en consorcios, las favorecidas durante el sexenio de Enrique Peña Nieto con el otorgamiento de los multimillonarios contratos de obra pública. De acuerdo con un análisis minucioso de Compranet y otras plataformas, así como de un informe del Instituto Mexicano para la Competitividad, los consentidos del todavía presidente están encabezados por Grupo Higa, pero no faltan ahí apellidos como Hank Rhon, Azcárraga, Slim, Ruiz Sacristán, Servitje… y empresas como OHL, Odebrecht y Mota-Engil. Son los beneficiarios de las pomposas reformas estructurales que defiende a muerte el gobierno actual.

(Proceso No. 2160)

 

 

Mas de

Mathieu Tourliere

A veces solas y otras en consorcio, un puñado de empresas se repartió el pastel multimillonario de los contratos de obra pública durante el sexenio de Enrique Peña Nieto: recibieron más de 1 billón 184 mil millones de pesos durante los primeros cinco años de la administración actual, la mitad del monto total otorgado a actores del sector privado.

Read More