Rumbo al cambio verdadero

MORENA la esperanza de México

By

Marcos Roitman Rosenmann

¿República de Cataluña y ahora qué?

 (La Jornada)

Foto

Miles de personas festejan en la plaza de San Jaime Foto Jair Cabrera

 

 

Mas de

Marcos Roitman Rosenmann

Para unos, los más entusiastas, representantes de la Candidatura de Unidad Popular (CUP), patrocinadores de la propuesta, la proclamación de la república catalana es un proceso revolucionario, un acto constituyente que arrastra a todo el nacionalismo catalán, uniendo de forma inesperada a republicanos de derecha, democristianos, liberales, conservadores, progresistas e independentistas. ¿Cómo han llegado a tal conclusión? No hay mucho análisis, sólo una afirmación. Para la CUP, la decisión del Parlamento pone en entredicho el poder del Estado. Es el momento de alzarse contra la Corona haciendo trizas el régimen de 1978. Una oportunidad que no debe desaprovecharse. En esta perspectiva, el pueblo español se lanzaría a las calles de forma pacífica exigiendo un nuevo orden constitucional, producto de la crisis económica, la corrupción, el desempleo, el trabajo basura, las privatizaciones y el empobrecimiento generalizado de la clase media. Premisa grandilocuente para un estado de ánimo que se hizo carne en las elecciones generales y autonómicas de 2015 y 2016, donde entran en escena fuerzas emergentes. En Cataluña, Podemos, Ciudadanos e izquierda anticapitalista canalizan la regeneración política, entran en el Parlamento y los ayuntamientos. La derecha nacionalista se divide, CiU se rompe. El caso Puyol, los cobros irregulares merman la legitimidad del nacionalismo, el plan independentista cubre las vergüenzas y desvía la atención. Para la derecha nacionalista catalana es una salida a corto plazo, cree controlar la situación. Madrid nos roba. Discurso primitivo, pero efectivo, cohesiona. Han sido años de atizar el fuego.

Read More

By

Pedro Miguel

Cataluña

(La Jornada)

 

 

Mas de

Pedro Miguel

Si la institucionalidad española no se hubiera empeñado en impedir a toda costa la realización del referendo independentista del primero de octubre en Cataluña, tal vez el porcentaje por el no habría resultado minoritario, pero significativo. Pero al empecinarse en negar el derecho al sufragio a todos los habitantes de esa región y declarar ilegal la votación, Madrid dejó sin voz a quienes se oponen al proceso independentista y ofreció en bandeja de plata una mayoría abrumadora al separatismo. Más aun: al lanzar una agresión policial injustificada y bárbara a la ciudadanía que acudió a las urnas e incluso a la que iba pasando frente a ellas, el gobierno de Mariano Rajoy regaló a los secesionistas catalanes un argumento ineludible: no queremos formar parte de un Estado con modales tan violentos y autoritarios. Después el rey Felipe VI, desde su cargo nominal de jefe de Estado, formuló el ofrecimiento implícito de más garrotazos, proliferaron de parte de la clase política españolista las amenazas de recrudecimiento de la persecución policial del independentismo y, para rematar, Pablo Casado, subsecretario de Comunicación del Partido Popular (en el poder), advirtió a Carles Puigdemont, el presidente de la rebelde Generalitat, que de seguir sus afanes independentistas podría terminar como Lluís Companys.

Read More

By

En México no hay límites para el crimen, “las bestias están sueltas”: Paco Ignacio Taibo II

Paco en su hábitat natural: La FIL Zócalo. Foto: Luis Barrón, SinEmbargo

 

 
Mónica Maristain
SinEmbargo.Mx
octubre 13, 2015

Con la mano temblando de tanto firmar libros, el escritor mexicano es la estrella de la Feria del Zócalo, donde presenta su nuevo trabajo, “Que sean fuego las estrellas”, la historia de los anarcosindicalistas en Barcelona, entre 1917 y 1923

Read More

By

Porfirio Muñoz Ledo

Escocia: La consulta

(El Universal)

 

Porfirio Muñoz Ledo

 

Mas de

Porfirio Muñoz Ledo

El referéndum celebrado anteayer en Escocia sobre su independencia respecto de la Gran Bretaña señala, junto con otros antecedentes cercanos, la pertinencia de someter asuntos fundamentales para las naciones al veredicto de la ciudadanía en su conjunto. No solamente se trata de una vuelta al concepto original de soberanía, sino también, de saltar sobre el torcido laberinto de la democracia representativa, atajar la violencia y atenuar el predominio de los poderes fácticos en decisiones cruciales para los países.

Read More