Radiocoapa

Rumbo a la cuarta transformación de México

By

Jorge Carrasco Araizaga

Del elocuente mentiroso y la paz 

(Proceso OnLine)

 

 

Mas de

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En México no puede haber tema más urgente que la seguridad y la tranquilidad de quienes lo habitamos. Vivimos la peor crisis en derechos humanos que haya conocido el país desde la Revolución de hace un siglo. Aquella fue una violencia política y social. Ésta, económica, en la que se disputa el lucrativo mercado de las drogas.

El territorio se ha convertido en codiciadas rutas para el trasiego, miles de jóvenes en sicarios desechables, y la población en rehén de los grupos delictivos que actúan al amparo, indolencia y subordinación de representantes del Estado.

Read More

By

John Ackerman

Fisura sistémica

 (La Jornada)

 

 

Más de

John M. Ackerman

Quedan solamente 68 días para la elección presidencial, pero la coalición de la continuidad todavía no logra ponerse de acuerdo con respecto a quién apoyar, con el fin de mantener sus privilegios, prebendas e impunidad. Mientras Andrés Manuel López Obrador sigue recibiendo apoyos tanto de luchadores sociales, como José Manuel Mireles o de votantes que antes militaban en el PRD, el PAN o el PRI, Ricardo Anaya y José Antonio Meade continúan con sus luchas intestinas, su elección primaria, para saber quién tendría mejores posibilidades para derrotar al tabasqueño.

Read More

By

Soledad Loaeza

Juntos y revueltos

(La Jornada)

 

 

 

Mas de

Soledad Loaeza

Me atrevo a decir que la próxima elección presidencial es la que mayor incertidumbre ha generado en el último medio siglo, porque no hay un solo referente que se quede quieto. Los políticos brincan de una organización a otra como si trajeran hormigas en la falda, o el pantalón, y sus saltos contribuyen a la desorganización general. Los partidos se han convertido en piezas de utilería que ex militantes de todas partes pasean de izquierda a derecha y de derecha a izquierda frente a los medios, sin ton ni son, solamente en busca de acomodo. Mientras, el azoro de los ciudadanos crece día con día ante el desordenado espectáculo. La clase política, lo que proyecta ahora es una sólida complicidad para mantenerse en donde está, aunque le venda su alma al diablo.

Read More