Radiocoapa

Rumbo a la cuarta transformación de México

By

Rosalía Vergara y José Gil Olmos

Nubarrones de fraude

hacia el “Día D”

El próximo 4 de junio, más que elegir al gobernador del Estado de México, los votantes mexiquenses definirán la elección presidencial de 2018. Si el priismo perdiera los comicios en esta entidad –la cual ha dominado durante casi 90 años–, podría despedirse de la Presidencia. De eso están conscientes el PRI y el gobierno federal, que están volcando todos los trucos de su acervo –entre ellos las campañas sucias contra sus rivales, la compra del voto, el acarreo masivo– a fin de hacer ganar a su candidato, Alfredo del Mazo. Analistas y documentos consultados por Proceso plantean que el fraude es una posibilidad más que cercana. El PRI le llama “Día D” a la elección mexiquense en la que cifra demasiado.

(Proceso No. 2117)

 

 

Mas de

Rosalía Vergara

José Gil Olmos

La del Estado de México el próximo 4 de junio será una elección de Estado, fundamental para el presidente Enrique Peña Nieto pues están en juego su futuro político y el del clan al que pertenece, el llamado Grupo Atlacomulco, arraigado en la entidad desde hace 87 años, así como la permanencia del PRI en el poder en los comicios presidenciales del próximo año.

Read More

By

Álvaro Delgado

El Estado de México, el más poblado del país, siempre ha sido clave en el camino a la Presidencia. Quien domina esa entidad, se afirma, llega a Los Pinos. Ahora, por primera vez en su historia, el PRI va camino a su derrota en ese estado, cuyos ciudadanos elegirán gobernador el próximo 4 de junio: el candidato priista, Alfredo del Mazo, tiene todo en contra, pues es primo de Enrique Peña Nieto, un presidente sumamente impopular; fue designado mediante “dedazo” y pertenece a un clan que se ha eternizado en el poder local. Y mientras PAN y PRD evidencian sus debilidades, Morena se mantiene al acecho para elevar su potencial político.

(Proceso No. 2103)

 

Álvaro Delgado 

Mas de

Álvaro Delgado

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) acumula nueve décadas de gobierno en el Estado de México y en la tercera parte de ese periodo, 33 años, el poder ha sido ejercido por seis gobernadores de un solo tronco familiar: el de Alfredo del Mazo Maza, primo del presidente Enrique Peña Nieto –que ejerció el “dedazo” para imponerlo como candidato– y quien es, a su vez, sobrino de Arturo Montiel Rojas, su antecesor en la entidad. Read More