Octavio Rodríguez Araujo

El debate como farsa

(La Jornada)

 

 

Más de

Octavio Rodríguez Araujo

No coincido con quienes dicen que el formato del debate del domingo fue bueno. Los conductores hicieron ciertamente lo que pudieron, pero el marcador del reloj echó a perder las posibles ventajas que hubiera tenido el nuevo formato. Si tuviera que hacer comparaciones las haría con el que coordinaron Carmen Aristegui y René Delgado en el posdebate de Reforma del mismo domingo. Este posdebate fue con los representantes de los candidatos que minutos antes intentaron debatir, sin lograrlo plenamente y a gusto del público. El coordinado por Aristegui y Delgado, en cambio, duró menos tiempo que el anterior (una hora con 28 minutos) y los participantes tuvieron oportunidades de sobra para explicar sus posiciones y hasta para bromas entre ellos. Al final, Carmen preguntó cuál de los debates había sido el mejor, y todos coincidieron en afirmar que el posdebate citado había sido muy superior al debate formal; hasta salieron contentos y para mí tanto Agustín Basave como Germán Martínez Cázares fueron los mejores, por inteligentes e informados.

Read More