RADIOCOAPA

Rumbo a la cuarta transformación de México

By

Jenaro Villamil

Corrupción y tráfico de influencias, el sello en la SCT

Gerardo Ruiz Esparza, el inamovible secretario de Comunicaciones y Transportes, tiene añejos vínculos con la clase política del Estado de México –incluido el propio presidente Peña Nieto– y con consorcios inmersos en varios escándalos. Los dislates del funcionario ante el accidente de la semana antepasada en el Paso Exprés de Cuernavaca, reavivaron las voces de quienes exigen su remoción. Unos lo llaman “esteta de la corrupción”, pero el titular del SAT, Aristóteles Núñez, lanzó un tuit más contundente: “Secretario Gerardo Ruiz Esparza, no es un socavón, no es la lluvia. Es negligencia y corrupción…”

(Proceso No. 2125)

 

 

Mas de
Jenaro Villamil

A Gerardo Ruiz Esparza, hombre de los grandes negocios con el corporativo español OHL, Grupo Higa, la familia San Román y las empresas Aldesa, Gutsa, Altán y Alstom, nadie lo mueve.

Pese a sus errores, los escandalosos sobreprecios en decenas de licitaciones que ha organizado, las evidencias de presunta corrupción en su trayectoria profesional, sus declaraciones ante los accidentes trágicos como el del miércoles 12 en el Paso Exprés de Cuernavaca, sigue al frente de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) –a la cual llegó el 1 de diciembre de 2012–, apoyado por el presidente Enrique Peña Nieto.

Read More

By

Julio Hernández López

Astillero

OHL, Ruiz Esparza, EPN
Corrupción multinivel
¿Hubo reunión en Los Pinos?
¿Cómo dejarán de chingar?

(La Jornada)

EN EL CENTRO DEL REMOLINO. Gerardo Ruiz Esparza, titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes Foto María Luisa Severiano

 

Julio Hernández López

 

Mas de

Julio Hernández López

El pasado lunes, al salir de su despacho, en el sur de la ciudad de México, el abogado Pablo Díez Gargari fue detenido por agentes federales que lo llevaron a unas oficinas de la Procuraduría General de la República para que rindiera declaración respecto de las intervenciones telefónicas que han mostrado a funcionarios de alto nivel en actos de presunta corrupción relacionados con la constructora española OHL, cuyas siglas corresponden a los nombres de tres firmas, Obrascón, Huarte y Laín, que en 1999 se fundieron para crear la trasnacional que en México ha conseguido grandes contratos bajo señalamientos de compartir ganancias con autoridades corruptas para así montar esquemas de operación poderosamente exitosos en cuanto a simular servicios, inflar costos, obtener utilidades desmesuradas e incluso adulterar reportes y resultados bursátiles.

Read More