Rumbo al cambio verdadero

MORENA la esperanza de México

By

Marcos Roitman Rosenmann

Más allá del 68; los antecedentes /l

(La Jornada)

 

 

Más de

Marcos Roitman Rosenmann

Los años 60 marcaron un punto de inflexión. La Segunda Guerra Mundial trajo desolación y muerte, la caída del nazifascismo recompuso alianzas, los enemigos mutaron en amigos y los aliados se transformaron en el objetivo a destruir. La guerra fría inauguró una estrategia fundada en la lucha anticomunista. Los movimientos antimperialistas y descolonizadores fueron el objetivo. Por primera vez en la historia mundial el eje gravitacional del poder se desplazó. Estados Unidos emergía como la potencia líder, con una Europa endeudada, sumisa, arrodillada a sus pies. Mientras tanto, el proceso descolonizador avanzaba en Asia. India declaró la independencia en 1947, y la larga marcha con Mao a la cabeza, tras años de guerra civil, derrotó al ejército de Chiang Kai-Shek en 1949. África se debatía por romper el yugo imperialista de las potencias que se repartían el continente. Los años 50 fueron un periodo de reacomodo. La amenaza nuclear transformó el escenario. Las alianzas entre liberales, conservadores y socialdemócratas buscaban estabilidad política, llamando a fortalecer las instituciones, bajo el discurso del desarrollo, la seguridad y la defensa de la democracia representativa. Los gobiernos emergentes se dieron a la tarea de crear las condiciones para una etapa expansiva del capitalismo. La década se desplegó en medio del conservadurismo anticomunista y la espada de una guerra nuclear. El plan Marshall favoreció la expansión económica y la tan ansiada movilidad social ascendente fue una realidad. La fisonomía de las grandes ciudades destruidas por los bombardeos fue reconstruida. La sociedad de consumo de masas hizo su aparición. Eran nuevos tiempos. El televisor, el coche, la nevera, las vacaciones pagadas, los derechos sindicales reconocidos y una presencia cada vez mayor de la mujer, aunque siempre residual, en una sociedad conservadora y tradicional, modificaba las estructuras. Un capitalismo capaz de reinventarse lograba avanzar bajo el amanecer del Estado de bienestar. La reconstrucción europea era una realidad. Las secuelas de la guerra se iban difuminando. Eran tiempos de cambio.

Read More

By

Lorenzo Meyer

La relación con usa, el ciclo largo

(El Siglo de Torreón)

 

 

Mas de

Lorenzo Meyer

La suerte de México como actor internacional quedó sellada muy temprano por dos factores casi imposibles de modificar: El primero fue tener a Estados Unidos como vecino y el segundo haber perdido la guerra con ese vecino hace 170 años.

Geografía es destino o casi. En el Siglo XIX México pudo tener como vecino a la República de Texas, pero esa independencia texana duró poco -menos de nueve años- antes de ser absorbida por los Estados Unidos. Lo mismo pasó, y más rápido, con la república de California. Por un tiempo, México y Rusia fueron vecinos, cuando expediciones comerciales rusas avanzaron por la costa del Pacífico para establecerse, por 30 años, en el fuerte Ross (Krepost’ Ross), en la Alta California. La relación entre la minúscula guarnición mexicana en Sonoma con los rusos fue pacífica, pero éstos abandonaron su posición en 1842 por no considerarla redituable. Finalmente, si los estados sureños norteamericanos hubieran logrado su independencia como resultado de la guerra de secesión de 1861-1865, México hubiera tenido de vecinos a los Estados Confederados de América y a los Estados Unidos de América, lo que le hubiera permitido un mayor juego político. Sin embargo, la geopolítica nos dejó con un sólo vecino norteño que, con el tiempo, llegaría a ser la mayor potencia mundial. Y lidiar con eso no ha sido fácil. Read More

By

Carlos Fernández-Vega

México SA

Llegan tarde los rusos
Todo ha sido entregado
Premium: 19.41 pesos

(La Jornada)

 

 

 

Mas de

Carlos Fernández-Vega

A los creativos de la propaganda negra asociada a las campañas políticas de plano se les quemaron las neuronas, pues recurren al viejo truco de la guerra fría (allí vienen los rusos) para golpear –cuando menos eso suponen– al enemigo a vencer, quien, dicho sea de paso, se mantiene en espera del submarino rojo que le trae el oro de Moscú.

Read More

By

Pedro Salmerón Sanginés

El PRI, ¿hijo de la Revolución?

(La Jornada)

 

 

Mas de

Pedro Salmerón Sanginés

¿Es el PRI heredero de la Revolución?, ¿es lo mismo el PRI, salvo por el nombre, que el Partido de la Revolución Mexicana (PRM)? Difiero. Y en función de las fuentes de legitimidad del régimen, del proyecto económico y de las bases del poder, propongo una nueva periodización de nuestra historia reciente:

Read More

By

John Saxe-Fernández

Revolución y multipolaridad/ 1

(La Jornada)

 

 

 

Mas de

John Saxe-Fernández

En tiempos de crisis, de incertidumbre, vale mucho la precisión conceptual, algo que tiende a deteriorarse, junto al periodismo profesional, bajo el peso de la confrontación bélico-ideológica entre potencias que despliegan poderío económico, militar y de propaganda. Me refiero a nociones como unipolaridad o monopolaridad que se popularizaron para caracterizar lo que siguió a la disolución de la URSS, proceso concretado entre marzo de 1990 y diciembre1991. Esa noción es un desfiguro histórico y fáctico e incluso un obstáculo para la necesaria diagnosis y prognosis nada menos que del despliegue nuclear, hoy un riesgo de conflicto bélico como en ningún momento de la guerra fría.

Read More

By

Lorenzo Meyer

AGENDA CIUDADANA

Fidel y el imperio

(Sur de Acapulco)

 

080409LorenzoMeyer

 

Mas de

Lorenzo Meyer

El nacionalismo cubano, forjado en la lucha contra España en el siglo XIX, se vio truncado por la intervención norteamericana, pero Fidel se atrevió a desafiar el dictum “geografía es destino”. Toca a cada quien y a cada época juzgar si el precio pagado por cuba valió la pena.

Una explicación parcial del significado de Fidel Castro y Cuba en la historia latinoamericana del siglo XX, se puede encontrar en el examen de la lista de sus enemigos y sus razones. En ese catálogo de antagonistas destacan los presidentes norteamericanos que han sido a partir de Dwight Eisenhower. Quizá Barack Obama podría considerarse excepción, pero quien le sucederá, Donald Trump, ya advirtió que a él le interesa mantenerse en ese índice pese a que Fidel ya dejó de existir. En fin, dime qué enemigos tuviste en vida y muerte y te diré quién fuiste… o, al menos, una buena aproximación.

Read More

By

Alejandro Nadal

Ucrania: entre mafias y expansionismo militar

Militares ucranios juegan futbol cerca de vehículos militares rusos en el Aeropuerto Internacional Belbek Sevastopol, en la región de Crimea. Una columna de soldados de Ucrania, desarmados, llegó ayer a la base para las negociaciones con las tropas rusas, informaron medios locales. Los gobiernos de ambos países han comenzado los contactos de alto nivel para abordar la crisis
Foto Reuters

(La Jornada)

 

Mas de 

Alejandro Nadal

La crisis en Ucrania puede desembocar en una lucha armada de terribles consecuencias. Aun si no estalla una guerra, el conflicto en Ucrania y Crimea marcará las relaciones internacionales y las percepciones europeas, estadunidenses y rusas durante los próximos lustros de manera decisiva. Read More

By

Pedro Salmerón Sanginés

La mentira en la historia de Estados Unidos

(La Jornada)

 

 

Mas de

Pedro Salmerón Sanginés

Utilizar la historia o el mito para justificar las peores barbaridades, inventar esencias o necesidades y construir ideas de raza o nación, ha sido práctica común desde que existe la organización social basada en la opresión. Los imperios que se consolidaron en la época moderna, cuyas élites siguen dominando la economía mundial, no hicieron otra cosa para legitimar sus conquistas y genocidios. Un ejemplo muy claro de la manipulación de la historia lo presenta la construcción ideológica de Estados Unidos y su excepcionalidad. Read More