Radiocoapa

Rumbo a la cuarta transformación de México

By

Elena Poniatowska

La muerte no tiene remedio: José Luis Cuevas

 

Foto

José Luis Cuevas (1934-2017), en 1981Foto Rogelio Cuéllar

(La Jornada)

 

 

Mas de

Elena Poniatowska

El 14 de marzo de 2010 entrevisté a José Luis Cuevas por última vez en su casa de San Ángel. Y entre risas y chistes, toda la conversación giró en torno a su propia muerte.

Metido en su cama catedralicia por culpa de la ciática que aqueja su pierna izquierda y le causa mucho dolor, José Luis Cuevas asegura que además de pintor se ha vuelto vidente y sabe quiénes van a morir en los años que vienen. “Te lo voy a decir pero tú no repitas sus nombres, no se vayan a enojar. Yo me voy a morir este año”.

Su mujer, Beatriz del Carmen, sacude su fleco rubio:

–¡Ay, Cachito! ¡Cómo te gusta la publicidad!

Read More

By

Jenaro Villamil

Jacobo

No llegó a la fama por ser periodista, sino por ser vocero. No fue el prócer que los comentaristas de Televisa hoy intentan beatificar, sino un conductor que se plegó completamente a los deseos del PRI y del presidente. No fue alguien que pugnó por revelar la realidad, sino un comunicador que trató de ocultarla. Tampoco fue un luchador por la libertad de expresión, sino un hombre que en repetidas ocasiones llamó a la represión. Y no se trató de un reportero sojuzgado por el avasallante sistema, sino de alguien que decidió seguir la senda del servilismo con forma de periodismo. Evocamos a Zabludovsky con una consigna: la muerte no redime la vileza.

(Proceso No. 2018)

 

Jenaro-villamil

 

Mas de

Jenaro Villamil

En 1983, a un año del inicio del gobierno de Miguel de la Ma-drid, Emilio Azcárraga Milmo, El Tigre, invitó a comer al secretario de la Contraloría, Francisco Rojas, y a dos subsecretarios, Ignacio Pichardo y Raúl Robles, a un restaurante de la calle de Hamburgo, en la Zona Rosa del Distrito Federal. También acudieron Jacobo Zabludovsky y Guillermo Ochoa, los dos principales pe- riodistas de la empresa.

By

Vicente Leñero

La conversión de Jacobo Zabludovsky*

(Proceso No. 2018)

 

Vicente-Leñero

 

Vicente Leñero

Ahora resulta (oh Dios) que Jacobo Zabludovsky es el bueno:
–el periodista incorruptible que ha recibido y sigue recibiendo premios por montón: el Premio Nacional de Periodismo, el Premio Internacional de Periodismo Rey de España, el Premio de la Asociación de Cronistas de Espectáculos de Nueva York, las Palmas de Oro del Círculo Nacional de Periodistas, etcétera.

–el empoderado líder de opinión al servicio de la empresa a la que servía, ligada ésta, indisolublemente, a la “presidencia imperial” de un PRI que manejaba al país como si fuera de su propiedad.

–el gran orquestador de la campaña contra el Excélsior de Julio Scherer García en 1976 cuando aquél era director de información de Televisa y conductor del noticiario 24 Horas.

Read More

By

Julio Scherer García

La vida que desprecio

(Proceso No. 2018)

 

julio scherer

 

Mas de

Julio Scherer García*

A Jacobo Zabludovsky lo llevaba conmigo como una pesadilla. En cualquier momento se me aparecía. Seguidores entusiastas en todo el país hablaban de él, de la penetración de su trabajo, de su información privilegiada, de su porte, de su elegancia, de su corbata negra, de su fina ironía, de su lenguaje impecable, de su dicción sin error.

Read More