RADIOCOAPA

Rumbo a la cuarta transformación de México

By

Octavio Rodríguez Araujo

Marichuy en la previsión del EZLN

(La Jornada)

 

 

Más de
Octavio Rodríguez Araujo

Me desayuné el primero de enero con una noticia publicada en Reforma: Prevé EZLN que Marichuy no alcance firmas. Al día siguiente leí el comunicado completo del subcomandante insurgente Moisés en la liga de La Jornada del 2 de enero y ahí se dijo que la gente debe organizarse para que pueda dar su gira en el país la compañera Marichuy y su Concejo Indígena de Gobierno, aunque no alcance las firmas para ser candidata. Esta aceptación no fue prevista antes, ya que se buscaron firmas, se quejaron de las fallas técnicas para registrarlas en teléfonos celulares (porque tenían que ser nuevos o porque no había señal), apelaron a que fueran aceptadas en papel, se formaron comités en diversos lugares con otras organizaciones no indígenas para conseguirlas, etcétera. Es decir, se movieron para obtenerlas y, como era de preverse, llevan muy pocas y no lograrán cumplir con el requisito. Es más, se señaló que quienes idearon las reglas de juego para la inscripción de los independientes eran discriminadores y hasta racistas, pero aun así se lanzaron al ruedo conociendo cuáles eran esas reglas. O se equivocaron en sus cálculos o les sobró optimismo pensando que lograrían las firmas para registrar a Marichuy. Read More

By

Pedro Miguel

EMM: agravios al país

(La Jornada)

 

Pedro Miguel

 

Mas de 

El primer encargo significativo de Eduardo Medina Mora (EMM) fue alinear al Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) en función de los intereses y las fobias de Vicente Fox. Si bien ese instituto había sido desvirtuado desde tiempos de Zedillo en el espionaje y hostigamiento contra opositores políticos, bajo el foxismo abandonó el trabajo de inteligencia en materia de seguridad nacional, fue parcialmente desmantelado y no pocos de sus agentes fueron despedidos sin más justificación que el haber trabajado para la administración anterior y de manera irresponsable y aun criminal, es decir, sin ninguna cobertura ni protección, lo que los dejó expuestos a represalias de la delincuencia organizada. Algunos buscaron empleo en empresas de seguridad privada, otros abandonaron el país y es razonable suponer que algunos optaron por pasar a las filas de la criminalidad, llevándose consigo información crucial y devastadora. El desmantelamiento explica en parte la catástrofe en materia de seguridad pública que tuvo lugar en los últimos años de Fox y a lo largo de todo el calderonato (http://is.gd/3ECj1K).

Read More

By

“La pelea en Atenco es por la tierra y por la vida misma”, dice sobreviviente del enfrentamiento de 2006

América del Valle, hija del líder del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra. Foto: Facebook

 

 

Por Marco Antonio López Romero

San Salvador Atenco, Edomex, 22 de junio (SinEmbargo).– En la plaza de Atenco, en el Estado de México, bajo el sol que cae sobre el aceite en que se fríen quesadillas, tacos y, en general, garnachas, se ve poco movimiento; es un domingo a las 10 de la mañana y, más allá de hombres y mujeres que pasan en bicicleta, todo se ve tranquilo, aunque en unas horas los pobladores habrán de juntarse para decidir, en una segunda asamblea, qué pasará con las tierras de este pueblo que, otra vez, está al borde del despojo.

Read More

By

Luis Hernández Navarro

La ceremonia del adiós del sub Marcos

(La Jornada)

Luis Hernández Navarro

 

Mas de

Luis Hernández Navarro

La reaparición y despedida pública del subcomandante Marcos marca el fin de una época en la lucha zapatista. Durante poco más de 20 años el personaje ha sido un actor central de la escena pública nacional. A un tiempo querido y odiado, admirado y vilipendiado, su paso por la política mexicana ha provocado las más enconadas pasiones. Hoy, ese protagonismo llega a su fin. Por su voz no hablará más el EZLN. Read More

By

Luis Hernández Navarro

La Jornada: Zapatismo: veinte años después

(La Jornada)

Mas de

Luis Hernández Navarro

En las élites mexicanas soplan aires similares a los que corrían hace 20 años. Al igual que hoy le sucede a Enrique Peña Nieto, Carlos Salinas de Gortari se sentía entonces invencible. Su proyecto para reformar México de manera autoritaria y vertical avanzaba sin mayores obstáculos, y se publicitaba como la superación de mitos y atavismos históricos. Había puesto ya los cimientos de un poder transexenal. Sus índices de aprobación en la opinión pública se encontraban por las nubes. Read More