Pedro Salmerón Sanginés

Arnaldo Córdova

(La Jornada)

 

Pedro Salmerón Sanginés

 

Mas de

En agosto de 1997, recién titulados de licenciados (él en economía, yo en historia), Leonardo Lomelí Vanegas y yo nos matriculamos en el seminario de investigación que impartía Arnaldo Córdova en la maestría en historia de México de la UNAM. Lo habíamos leído y discutido entre nosotros, habíamos polemizado con su sombra en nuestras respectivas tesis, pero no lo conocíamos. El encuentro nos marcó de manera definitiva. Ese semestre fuimos, prácticamente, sus únicos alumnos, y nos hizo leer desaforadamente los clásicos de la teoría política (o empezó a hacerlo: los seguimos leyendo, bajo su exigente dirección, durante los siguientes tres años), pero también leyó con cuidadoso esmero nuestros proyectos de investigación, que habrían de cuajar en los estudios de Leonardo sobre la política económica del porfiriato y la posrevolución, y en mi tesis doctoral, convertida después en mi libro La División del Norte. No exagero cuando aseguro que con él aprendimos a investigar.

Read More