Octavio Rodríguez Araujo

Entre independientes y partidos, desolación

(La Jornada)

 

 

Mas de

Octavio Rodríguez Araujo

Quizá la única candidata independiente, por ahora aspirante a serlo, es María de Jesús Marichuy Patricio. Para poder registrarse como candidata todavía le faltan alrededor de 867 mil firmas (uno por ciento de la lista nacional de electores), que tendrán que ser recabadas en por lo menos 17 entidades federativas y en cada una de éstas también con un mínimo del uno por ciento de la lista nominal estatal. En este largo proceso, de un máximo de 120 días, la señora Patricio deberá sufragar sus gastos con dinero privado que, además, deberá ser de origen lícito. Nada fácil. Me temo que no llegará al final del proceso y que, por lo tanto, no figurará como independiente en las boletas electorales del año entrante. Aun suponiendo que cubriera los requisitos para registrarse como independiente, dado que la señora Patricio ha dicho que no quiere votos ni dinero público, mucha gente se preguntará para qué desperdiciar su sufragio por nada, por una candidatura de aspiraciones sólo testimoniales. ¡Qué ociosidad y pérdida de esfuerzos!, pero cada quien en su lógica, por incoherente que sea.

Read More