Adolfo Gilly

Paisaje después de una victoria memorial de agravios

Foto

▲ La noche del primero de julio, miles de muchachas y muchachos llenaron el Zócalo con una alegría y una energía desbordantes en los rostros, en los cuerpos y en los gestos. Foto Víctor Camacho

 

 

Mas de

Adolfo Gilly

Para Chema Pérez Gay

La victoria de Andrés Manuel López Obrador y el Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en las elecciones del domingo primero de julio fue, en efecto, arrasadora. No sólo sus adversarios y enemigos, sino también muchos amigos, no se atrevían a esperarla de tales dimensiones. El 53 por ciento de la votación para un partido nuevo contra tres candidatos políticos de formaciones tradicionales, y los pobres resultados de cada uno de éstos y sus séquitos, da la medida de la victoria.

Read More