Octavio Rodríguez Araujo

Un obispo en un mundo al revés

(La Jornada)

 

 

 

Mas de

Octavio Rodríguez Araujo

Puede parecer ingenuo el obispo Salvador Rangel, de Chilpancingo-Chilapa, al pactar con narcotraficantes que no asesinen políticos en la región, pero si da resultado y tampoco meten mano en las próximas elecciones, pues yo diría que es un logro. Lo que los narcos piden a cambio también me parece bien: que los candidatos no repartan dinero para comprar el voto y que en su lugar realicen obras en las comunidades como una calle y que cumplan con lo que prometen, porque después llegan al poder y se olvidan de la gente (La Jornada y Reforma, 01 y 02/04/18). Ambas condiciones reclamadas a cambio de que las elecciones sean libres, no sólo son razonables sino que deberían de ser exigidas a todos los candidatos, incluidos los presidenciales. El obispo dijo que también les pidió que no asesinen, que no secuestren, que traten bien a la gente y que ellos le respondieron que traficaban droga y no eran sicarios.

Read More