Pedro Miguel

Violencia para qué

(La Jornada)

 

 

Mas de

Pedro Miguel

Conforme se acerca a su final, el peñato chapotea en niveles crecientes de violencia. 2017 terminó como el año más cruento y 2018 arranca entre balaceras y combates, levantones, feminicidios, ejecuciones extrajudiciales, masacres, acciones represivas y una violencia policial delictiva que tiende a multiplicarse, con el más reciente botón de muestra del grave atropello sufrido por el preparatoriano Marco Antonio Sánchez Flores a manos de las corporaciones de policía capitalina y mexiquenses. Regiones que antes se habían mantenido relativamente al margen del baño de sangre calderonista como la ciudad de México y Puebla sucumben a las dinámicas que han estado presentes desde hace mucho tiempo en Tamaulipas, Morelos, Guerrero, Sinaloa y otras entidades. El remplazo de los Duarte por Yunes y Corral no hace diferencia en los indicadores delictivos de Veracruz y Chihuahua, si no es que los empeora, como ocurre en el estado de México con la cuestionada sucesión de Ávila por Del Mazo.

Read More