Radiocoapa

Rumbo a la cuarta transformación de México

By

Lorenzo Meyer

50 años ¿son nada o mucho?

(El Siglo de Torreón)

 

 

Mas de

Lorenzo Meyer

Carlos Gardel, en su tango “Volver”, sugiere “Qué veinte años no es nada”. En la vida de las colectividades, y teniendo como trasfondo la historia larga, medio siglo también puede ser nada, pero igual puede ser una eternidad. Sobre todo, cuando el tiempo histórico corre muy acelerado.

Para México, es un tiempo perdido ese medio siglo político transcurrido entre hoy y ese julio de 1968 que empezó como una riña más entre estudiantes en el centro histórico de la capital, los días 22 y 23, pero que en una semana escaló a un asalto por el ejército con el empleo de una bazuca, a la Preparatoria de San Ildefonso, para culminar con la masacre del 2 de octubre. Es el medio siglo que el país tardó en transformar al PRI de partido de Estado en fuerza marginal. Es en ese sentido que fue mucho tiempo, un tiempo que preservó males e incubó nuevas tragedias.

Read More

By

Héctor Tajonar

Esquizofrenia política

(Proceso No. 2110)

 

Héctor Tajonar

 

Mas de

Héctor Tajonar


Desde hace 88 años en que Plutarco Elías Calles decidió crear el Partido Nacional Revolucionario con la intención de superar la era de los caudillos para dar paso a un país de instituciones y de leyes, México ha enfrentado una contradicción profunda –aún no resuelta– entre la aspiración de convertirse en una nación en la que las instituciones funcionen y las leyes se cumplan, y la existencia de una fuerza regresiva que impide ese avance político para permitir el ejercicio del poder en beneficio de quienes lo detentan.
Read More

By

Lorenzo Meyer

AGENDA CIUDADANA

Presidencialismo y “hombres fuertes”

(Sur de Acapulco)

 

080409LorenzoMeyer

 

Mas de

Lorenzo Meyer

La coyuntura de 1958 ganó un espacio enorme a la Presidencia autoritaria que lo mantuvo por treinta años y su estudio encierra un buen número de lecciones.

El esquema.Conocer nuestro pasado político es un camino para entender el presente e imaginar el futuro. Rogelio Hernández acaba de publicar Presidencialismo y hombres fuertes en México. La sucesión presidencial de 1958 (El Colegio de México, 2015). Ahí el autor desmenuza las complejidades de la política local post revolucionaria para demostrar cómo la sucesión de 1958 fue clave para imponer el control presidencial sobre la elite política en un sistema de naturaleza autoritaria.

Read More

By

John Ackerman

Populismo PRIista

(Proceso No. 2025)
 

John Ackerman_

 

Mas de

John M. Ackerman

Manlio Fabio Beltrones ha anunciado una cruzada contra el “populismo”. El nuevo presidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI) aparentemente ignora que para lograr este fin tendría que acabar con su propio instituto político. Sería muy difícil encontrar en el mundo entero un partido más populista que el PRI.

Read More

By

John M. Ackerman

¿Peña Nieto terminará su sexenio?

(La Jornada)

John Ackerman_

 

Mas de

Desde 1934, todos los presidentes mexicanos han culminado los sexenios para los cuales fueron elegidos. Esta excepcional estabilidad política destaca en una región latinoamericana marcada por constantes golpes de Estado, guerras civiles, intervenciones extranjeras y levantamientos armados a lo largo del siglo XX. El origen de esta hazaña se encuentra en el sexenio del general Lázaro Cárdenas del Río, quien, entre 1934 y 1940, logró consolidar el moderno Estado mexicano después de casi dos décadas de desorden y conflicto posrevolucionario. La obsesión ideológica de Enrique Peña Nieto con el desmantelamiento de los cimientos de la gran obra cardenista podría tener consecuencias insospechadas.

Read More

By

Bernardo Bátiz V.

El PRI y sus 85 años

(La Jornada)

 

Mas de 

Bernardo Bátiz V.

El PRI cumple este año 85 de su fundación; todo mundo sabe lo que es en realidad, que abarcó una parte importante de la historia de México, que ha tenido tres denominaciones, según la inclinación ideológica de los poderosos al mando; fue Partido Nacional Revolucionario cuando ideologías nacionalistas estaban de moda en el mundo; fue de la Revolución Mexicana con Lázaro Cárdenas, con tintes socialistas y de izquierda, y luego, con la llegada de los presidentes de derecha, proclives a los negocios personales, cambió a Revolucionario Institucional, nombre que aún lleva, pero dados los aires que soplan, bien podría llamarse en el futuro Partido Neoliberal, Demócrata o Republicano. Read More