Radiocoapa

Rumbo a la cuarta transformación de México

By

John Ackerman

El fin del partido tricolor

(La Jornada)

 

 

Mas de

John M. Ackerman

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) tiene toda su historia abusando de los colores y los símbolos patrios para fines electorales. Desde su creación en 1946, el viejo partido de Estado ha seguido la práctica de sus predecesores, el Partido Nacional Re­volucionario (PNR) y el Partido de la Revolución Mexicana (PRM), de utilizar la bandera nacional como su emblema.

Read More

By

Lorenzo Meyer

50 años ¿son nada o mucho?

(El Siglo de Torreón)

 

 

Mas de

Lorenzo Meyer

Carlos Gardel, en su tango “Volver”, sugiere “Qué veinte años no es nada”. En la vida de las colectividades, y teniendo como trasfondo la historia larga, medio siglo también puede ser nada, pero igual puede ser una eternidad. Sobre todo, cuando el tiempo histórico corre muy acelerado.

Para México, es un tiempo perdido ese medio siglo político transcurrido entre hoy y ese julio de 1968 que empezó como una riña más entre estudiantes en el centro histórico de la capital, los días 22 y 23, pero que en una semana escaló a un asalto por el ejército con el empleo de una bazuca, a la Preparatoria de San Ildefonso, para culminar con la masacre del 2 de octubre. Es el medio siglo que el país tardó en transformar al PRI de partido de Estado en fuerza marginal. Es en ese sentido que fue mucho tiempo, un tiempo que preservó males e incubó nuevas tragedias.

Read More

By

Bernardo Bátiz V.

El PRI y sus 85 años

(La Jornada)

 

Mas de 

Bernardo Bátiz V.

El PRI cumple este año 85 de su fundación; todo mundo sabe lo que es en realidad, que abarcó una parte importante de la historia de México, que ha tenido tres denominaciones, según la inclinación ideológica de los poderosos al mando; fue Partido Nacional Revolucionario cuando ideologías nacionalistas estaban de moda en el mundo; fue de la Revolución Mexicana con Lázaro Cárdenas, con tintes socialistas y de izquierda, y luego, con la llegada de los presidentes de derecha, proclives a los negocios personales, cambió a Revolucionario Institucional, nombre que aún lleva, pero dados los aires que soplan, bien podría llamarse en el futuro Partido Neoliberal, Demócrata o Republicano. Read More