Rumbo al cambio verdadero

MORENA la esperanza de México

By

Gerardo Esquivel

¿Por qué ser asesor de AMLO?

(El Universal)

 

 

Mas de

Gerardo Esquivel

El pasado miércoles 14 de marzo anuncié en las redes sociales que a partir de ese día me sumaría a la campaña presidencial de Andrés Manuel López Obrador en calidad de asesor económico externo. Creo que para nadie era un secreto mi simpatía hacia el proyecto de AMLO, pero sí consideré un mínimo acto de congruencia y transparencia hacerle saber a todos los que me leerían o escucharían a partir de entonces cuál iba a ser mi papel en el proceso electoral y desde qué lugar estaría escribiendo y opinando.

Read More

By

Pedro Miguel

Mensajes de disuasión

(La Jornada)

 

 

Mas de

Pedro Miguel

Observada en conjunto, la llamada transición mexicana puede leerse como un complicado relato que conduce a un corolario inequívoco: la democracia no sirve. La llegada de Fox a la Presidencia de nada sirvió a una sociedad harta de los rasgos más oprobiosos del priísmo salinista y zedillista: política económica generadora de pobreza y desigualdad, corrupción, prácticas electorales fraudulentas y represivas. El guanajuatense no sólo utilizó el desaseado mecanismo del Fobaproa (cúspide de los agravios de Zedillo) para enriquecer a su entorno inmediato, no sólo aplastó movimientos populares mediante la fuerza bruta (Lázaro Cárdenas, Atenco, Oaxaca) sino que coronó su mandato con un fraude electoral que negó lo que parecía haberse logrado seis años antes en materia de legalidad electoral. En 2006 la consolidación de PRIAN y la cooptación por parte del Ejecutivo de autoridades comiciales que habían tenido un momento de independencia e imparcialidad permitieron incrustar en Los Pinos a Felipe Calderón a contrapelo de la voluntad popular.

Read More

By

Héctor Tajonar

La derrota de las instituciones

(Proceso No. 2120)

 

Héctor Tajonar

 

Mas de

Héctor Tajonar

La integridad electoral es la fuente más eficaz de legitimidad política. A su vez, la legitimidad política es el fundamento más sólido de la gobernanza democrática. Seymour M. Lipset lo expresaba en estos términos: “La legitimidad implica la capacidad de un sistema político de engendrar y mantener la convicción ciudadana de que las instituciones políticas existentes son las más apropiadas para la sociedad”. Ello permite que tanto los ganadores como los perdedores en las contiendas electorales acepten que las reglas del juego en vigor merecen ser acatadas, en lugar de que las autoridades impongan un resultado que haya que defender mediante artilugios legaloides o coerción. La legitimidad política es un factor clave para medir y elevar la calidad de la democracia. Cuando falta, se nota.

Read More