Soledad Loaeza

La cruz de su parroquia

(La Jornada)

 

Soledad Loaeza

 

Mas de 

Soledad Loaeza

El pasado 25 de julio el PRI celebró el encuentro Unidad para continuar con la transformación de México. Con ese motivo tuvo lugar una reunión magna y de grandes vuelos en la que la dirigencia, legisladores, gobernadores, funcionarios, simpatizantes, curiosos –que nunca faltan– y otros más escucharon del presidente Enrique Peña Nieto un discurso en el que intentó reconciliar dos identidades contradictorias: se presentó como heredero del partido histórico de las grandes mayorías, y como enemigo jurado del populismo. El Presidente negó así la cruz de su parroquia, y es que un priísta es siempre heredero de la muy noble tradición populista que ha hecho de Lázaro Cárdenas el gran mito nacional al que se acoge el PRI cada vez que quiere acercarse a las grandes mayorías. Sin embargo, no se puede reclamar una herencia y al mismo tiempo repudiarla. La contradicción que está en el corazón del discurso presidencial revela que el partido no ha podido salir de la crisis de identidad que vive desde 1982, que no sabe qué pensar ni qué creer, y mucho menos hacia dónde va.

Read More