Radiocoapa

Rumbo a la cuarta transformación de México

By

Marcos Roitman Rosenmann

Más allá del 68; los antecedentes /l

(La Jornada)

 

 

Más de

Marcos Roitman Rosenmann

Los años 60 marcaron un punto de inflexión. La Segunda Guerra Mundial trajo desolación y muerte, la caída del nazifascismo recompuso alianzas, los enemigos mutaron en amigos y los aliados se transformaron en el objetivo a destruir. La guerra fría inauguró una estrategia fundada en la lucha anticomunista. Los movimientos antimperialistas y descolonizadores fueron el objetivo. Por primera vez en la historia mundial el eje gravitacional del poder se desplazó. Estados Unidos emergía como la potencia líder, con una Europa endeudada, sumisa, arrodillada a sus pies. Mientras tanto, el proceso descolonizador avanzaba en Asia. India declaró la independencia en 1947, y la larga marcha con Mao a la cabeza, tras años de guerra civil, derrotó al ejército de Chiang Kai-Shek en 1949. África se debatía por romper el yugo imperialista de las potencias que se repartían el continente. Los años 50 fueron un periodo de reacomodo. La amenaza nuclear transformó el escenario. Las alianzas entre liberales, conservadores y socialdemócratas buscaban estabilidad política, llamando a fortalecer las instituciones, bajo el discurso del desarrollo, la seguridad y la defensa de la democracia representativa. Los gobiernos emergentes se dieron a la tarea de crear las condiciones para una etapa expansiva del capitalismo. La década se desplegó en medio del conservadurismo anticomunista y la espada de una guerra nuclear. El plan Marshall favoreció la expansión económica y la tan ansiada movilidad social ascendente fue una realidad. La fisonomía de las grandes ciudades destruidas por los bombardeos fue reconstruida. La sociedad de consumo de masas hizo su aparición. Eran nuevos tiempos. El televisor, el coche, la nevera, las vacaciones pagadas, los derechos sindicales reconocidos y una presencia cada vez mayor de la mujer, aunque siempre residual, en una sociedad conservadora y tradicional, modificaba las estructuras. Un capitalismo capaz de reinventarse lograba avanzar bajo el amanecer del Estado de bienestar. La reconstrucción europea era una realidad. Las secuelas de la guerra se iban difuminando. Eran tiempos de cambio.

Read More

By

Guillermo Almeyra

Cuba y Venezuela / I

(La Jornada)

 

 

 

Mas de

Guillermo Almeyra

Para ver cuál es la situación en Cuba y en Venezuela independientemente de los errores y logros pasados y presentes de sus respectivos gobiernos hay que ver antes que nada la continua agresión de los gobiernos de Estados Unidos, en violación constante de la legalidad internacional.

En efecto, sólo el bloqueo estadunidense le costó hasta ahora a Cuba más de 130 mil millones de dólares. Si tenemos en cuenta que Cuba tiene actualmente un poco más de 11.5 millones de habitantes, eso significa una carga per cápita de 113 millones y medio de dólares, niños incluidos.

Read More

By

Ángel Guerra Cabrera

Trump, Marco Rubio y la migración cubana

(La Jornada)

 

 

 

Mas de

Ángel Guerra Cabrera

Desde su campaña presidencial Trump se dedica a crear un clima de odio racial, religioso y político dentro y fuera de Estados Unidos. Rompió con el Acuerdo de París sobre cambio climático y lo mismo hizo respecto a la Unesco. Se negó a certificar el cumplimiento de Irán en el acuerdo nuclear, pese a que nadie objeta la observancia más estricta de sus términos por el país persa. Ahora viaja por Asia enfrascado en la venta de armas y caldeando con su misma presencia y palabras el peligrosísimo conflicto con Pyongyang, que podría solucionarse mediante el diálogo, pero con las provocaciones trumpianas puede llevar a una guerra nuclear.

Read More

By

Guillermo Almeyra

Qué fue la Revolución Rusa /II

(La Jornada)

 

 

Mas de

Guillermo Almeyra

La Revolución Rusa de febrero 1917 fue una revolución de todas las clases y de las naciones oprimidas por la autocracia zarista. Fue democrática y libertaria en todos los campos y hasta las orquestas abolieron sus directores. Fue una ola de fondo que hizo que los bolcheviques, que habían sido la parte mayor y más activa de la actividad revolucionaria clandestina, se sorprendieran al quedar en minoría en los soviets porque la revolución puso en marcha incluso a las capas menos politizadas y menos activas de la población, removiendo a toda la sociedad.

Read More

By

Guillermo Almeyra

Cuba: problemas y desafíos IV

(La Jornada)

 

Guillermo Almeyra

 

Mas de

A lo anteriormente expuesto (y propuesto) en mis tres artículos pasados, que me vi obligado a dividir por razones de espacio en nuestro periódico, agrego ahora, que para salir del marasmo económico y dar una sacudida saludable a la población es ineludible un aumento general de salarios para estimular la productividad y un plan general de creación de empleo basado en un censo popular de las necesidades fijadas por los habitantes en asambleas barriales, localidad por la localidad. Con los ahorros que dejaría la reducción de la burocracia y de sus procedimientos y trabas, se podría invertir aún más de lo que se hace actualmente en ciencia y tecnología para dar trabajo al excedente importante de trabajadores calificados y evitar tanto su emigración como el subempleo de la capacidades crecientes resultantes de la revolución en el plano educativo.

Read More

By

Guillermo Almeyra

Cuba: problemas y desafíos III

(La Jornada)

 

Guillermo Almeyra

 

Mas de

Cuando cambian las relaciones jurídicas sin que cambien las relaciones sociales de producción y el Estado pasa a ser propietario de todo, los obreros siguen siendo asalariados y están subordinados a los administradores que deciden como si fuesen patrones, estamos en presencia de un capitalismo de Estado, según la calificación que dio Lenin a la Prusia en guerra en 1870 y a la Unión Soviética mientras él vivió.

Read More

By

Guillermo Almeyra

Cuba: problemas y desafíos II

(La Jornada)

 

Guillermo Almeyra

 

Mas de

El socialismo es un sistema plenamente democrático basado en la abundancia y la autogestión generalizada y en comunas libres y asociadas y conduce gradualmente a la desaparición del Estado. Obviamente, esta definición no corresponde a la realidad cubana. Por eso Fidel Castro daba por sentado que en Cuba no existía el socialismo y que éste era aún una meta a alcanzar. Sólo los enemigos del socialismo –para desprestigiar la idea de una alternativa– y los nostálgicos de Stalin dicen hoy que la isla es socialista y que el socialismo se puede construir en un solo país, para colmo pobre y con apenas 12 millones de habitantes.

Read More

By

Guillermo Almeyra

Cuba: problemas y desafíos I

(La Jornada)

 

Guillermo Almeyra

 

Mas de


La lucha de los revolucionarios cubanos que culminó en 1959 formó parte de la ola revolucionaria anticolonialista y antimperialista mundial que tuvo sus puntos más altos en la victoria de la revolución china en 1950, la derrota de Estados Unidos en la guerra de Corea de 1952, la aplastante derrota de los colonialistas franceses en 1954 en Dien Bien Phu y el comienzo de la revolución independentista argelina en ese mismo año. En América Latina la revolución guatemalteca de 1944-54 y el gobierno antimperialista de Perón en Argentina que duró hasta 1955 demostraron la debilidad de Estados Unidos, y en la aún primera potencia militar mundial –la Unión Soviética– con la muerte de Stalin en 1952 comenzaba el deshielo.

Read More

By

Álvaro García Linera

La globalización ha muerto

(La Jornada)


Álvaro García Linera

El desenfreno por un inminente mundo sin fronteras, la algarabía por la constante jibarización de los estados-nacionales en nombre de la libertad de empresa y la cuasi religiosa certidumbre de que la sociedad mundial terminaría de cohesionarse como un único espacio económico, financiero y cultural integrado, acaban de derrumbarse ante el enmudecido estupor de las élites globalófilas del planeta.La renuncia de Gran Bretaña a continuar en la Unión Europea –el proyecto más importante de unificación estatal de los cien años recientes– y la victoria electoral de Trump –que enarboló las banderas de un regreso al proteccionismo económico, anunció la renuncia a tratados de libre comercio y prometió la construcción de mesopotámicas murallas fronterizas–, han aniquilado la mayor y más exitosa ilusión liberal de nuestros tiempos. Y que todo esto provenga de las dos naciones que hace 35 años atrás, enfundadas en sus corazas de guerra, anunciaran el advenimiento del libre comercio y la globalización como la inevitable redención de la humanidad, habla de un mundo que se ha invertido o, peor aún, que ha agotado las ilusiones que lo mantuvieron despierto durante un siglo.

By

Guillermo Almeyra

¿A dónde va Cuba?

(La Jornada)

 

Guillermo Almeyra

 

Mas de

Durante años Estados Unidos intentó acabar con la revolución cubana utilizando guerrillas, la invasión de mercenarios, un bloqueo que costó a la isla alianzas innecesarias, sufrimientos, escasez y más de 100 mil millones de dólares. La resistencia del pueblo cubano le impuso un cambio de método y Barack Obama tuvo que dejar de lado el bloqueo para ver si un ejército de turistas y una invasión de dólares logra lo que durante 60 años no pudieron ni él ni sus antecesores. La gira de Obama marca pues una victoria del pueblo cubano y una derrota imperialista y, al mismo tiempo, prueba que éste, aunque ha cambiado de métodos, mantiene intactos sus objetivos contrarrevolucionarios.

Read More

By

Octavio Rodríguez Araujo

Bolivia: se refuerza la lucha, asegura Evo

(La Jornada)

 

Octavio Rodriguez Araujo

 

Mas de

Octavio Rodríguez Araujo

Hace muchos años, en 1977, fue publicado un libro titulado La alternativa socialdemócrata (Barcelona, Blume), de Brandt, Kreisky y Palme, los dirigentes más influyentes de la Internacional Socialista de esa época. En ese texto el austriaco Kreisky mencionó que los socialdemócratas participaban, directa o indirectamente, en el gobierno de casi todos los estados de Europa. Y así era, salvo en los países satélites de la Unión Soviética. Sin embargo, con la excepción de los países escandinavos, su participación en gobiernos europeos no los llevó a cambiar sustancialmente la realidad que se vivía entonces. Su presencia en los gobiernos de Europa occidental no significó proximidad al socialismo. Los socialdemócratas mismos se encargaron de vaciar de contenido su nombre y sus orígenes, aun reformistas como fueron.

Read More

By

Octavio Rodríguez Araujo

Barenboim y la intolerancia

(La Jornada)

 

Octavio Rodriguez Araujo

 

Mas de

Octavio Rodríguez Araujo

Daniel Barenboim es uno de los más talentosos músicos desde hace varias décadas, tanto en el piano como en la dirección de orquestas. Es también un símbolo de la tolerancia étnica y religiosa, y un luchador contra el fanatismo de cualquier color.

En estos momentos el régimen iraní se exhibe ante el mundo como uno de los paladines de la intolerancia, como también lo hizo, en relación con el gran músico, el gobierno de Israel en 2001 y también ahora.

Read More

By

José Agustín Ortiz Pinchetti

El despertar

¿Existe otra alternativa?

(La Jornada)

 

José agustín ortiz pinchetti

 

Mas de

José Agustín Ortiz Pinchetti

El proceso electoral de 2015 ha hecho evidente la voluntad del régimen de perpetuarse en la descomposición y confiar en que la sociedad mexicana se resignará. Los abusos, desventajas, irregularidades y la quiebra de las instituciones electorales hacen evidente que no se desea una competencia genuina. Con excepción de Morena la oposición se ha diluido en una alianza de facto con el gobierno.

Read More

By

Adolfo Sánchez Rebolledo

Cuba no está sola

 (La Jornada)

 

Adolfo-Sánchez-Rebolledo

 

Mas de 

Durante muchos años se quiso ver a Cuba como un país marginal para el mundo. Sus denodados esfuerzos para sobrevivir eran objeto de escarnio, aun en amplios sectores progresistas que, en nombre de la novedad democrática o del fin de la historia, o del mantra no hay de otra, clamaron contra un pequeño Estado nacional que no aceptaba unir su destino al fracaso del socialismo real, derrumbado junto con el Muro de Berlín y la caída de la Unión Soviética. Los adversarios de la Revolución, en medio del triunfalismo desbordado, jamás aceptaron que no habría normalidad en el Nuevo Mundo mientras la cuestión cubana permaneciera como una reliquia ominosa de la vieja guerra fría. Sin embargo, la realidad cambió antes que los prejuicios y las naciones latinoamericanas comprendieron que la exclusión de Cuba era una espina clavada sobre ellas mismas, contra su historia común, y exigieron además de su vuelta a los organismos panamericanos, la renovación a fondo de las viejas relaciones con el norte basadas en la reinterpretación del viejo Destino Manifiesto.

Read More

By

Ángel Guerra Cabrera

Putin, el judo y Fidel

 (La Jornada)

Ángel Guerra Cabrera.jpeg

 

Ángel Guerra Cabrera

El cese del fuego conseguido en el sureste de Ucrania el 5 de septiembre constituye otra derrota de los intentos estadunidenses de usar ese Estado como ariete contra Rusia y saquear sus riquezas. Anteriormente, el golpe de Estado de Maidán facilitó la brillante jugada geopolítica del presidente ruso, Vladimir Putin, que permitió la reintegración de la península de Crimea a Rusia mediante la abrumadora decisión soberana de sus ciudadanos y con ello el regreso a territorio ruso de la estratégica Flota del Mar Negro.

Read More