Rumbo al cambio verdadero

MORENA la esperanza de México

By

José Blanco

…Y mandó a parar

(La Jornada)

 

 

 

Mas de

José Blanco

Si AMLO mantiene la tendencia en la intención de voto que ha mostrado hasta ahora, Perogrullo invita a dar por hecho que será el próximo presidente de México. Si este hecho se produce, las causas eficientes no deben ser buscadas primordialmente en la personalidad o formación de AMLO, ni en la heterogénea composición de Morena, sino en lo que está a la vista: la crisis en las élites dominantes y el hartazgo y la muerte de toda esperanza, principalmente de los excluidos, respecto de esas mismas élites, que hoy se agrupan en el mundo del panpriísmo neoliberal, PAN-PRI-PRD-MC-PVEM-NA, todos apoyados por los gobiernos surgidos de esos mismos partidos y por múltiples fuerzas políticas fácticas, del mundo empresarial, del mundo mediático y de la mafia del poder: los Salinas y los Fernández de Cevallos. Falta saber, y se sabrá en las urnas, si ese hartazgo y esa desesperanza, vencerán al miedo. Un miedo que será cultivado a fondo por el mundo panpriísta, probablemente apoyado sin reservas por Washington. Ergo, la victoria de AMLO tendrá que ser muy amplia, porque el panpriísmo producirá no sólo todo el miedo y la confusión que le sea posible, sino que además será preciso derrotar con votos todas las inmensas trampas del inefablemente corrupto panpriísmo.

Read More

By

Julio Hernández López


Astillero

Peor que en 1994
Más que un fraude electoral
Violencia como recurso
Meade o Nuño sería lo mismo

EL PODER NO ME VA A MAREAR: AMLO. Andrés Manuel López Obrador, precandidato de Morena a la Presidencia de la República, señaló ayer en Acultzingo, Veracuz, que de llegar a Los Pinos su gobierno ejercerá una austeridad republicana. El próximo jefe del Ejecutivo va a ganar menos de la mitad de lo que obtiene (Enrique) Peña Nieto. No vamos a actuar con fantocherías, no tengo complejos, no me va a marear el poder, voy a estar siempre anclado a la tierra, indicó Foto La Jornada

(La Jornada)

 

 

Más de

Julio Hernández López

El signo distintivo del año electoral en curso es la violencia. Hay una extendida sensación de fragilidad a causa de la avanzada osteoporosis del aparato institucional, de los delitos de sangre dirigidos a la franja política y cívica, de la preminencia de los poderes criminales y de la insuficiencia programática y operativa de las ofertas electorales disponibles.

Read More