Radiocoapa

Rumbo a la cuarta transformación de México

By

Hugo Aboites

Universidad y la era de Trump

(La Jornada)

 

Hugo Aboites

 

Mas de

Hugo Aboites*

A las comunidades y burocracias universitarias este periodo nos obliga a redefinir nuestro papel, y a profundidad. Lo primero es tener en cuenta que precisamente por ser parte constitutiva de los centros de conocimiento por excelencia, a los universitarios nos corresponde generar e impulsar corrientes vigorosas de pensamiento que favorezcan una comprensión a fondo de lo que está ocurriendo. Ir más allá del nivel de algunos medios de reducir todo a un personaje malvado. Al personalizar en exceso ocultan el panorama real de una poderosa crisis del capitalismo que lo obliga, casi, a recurrir a planteamientos nacionalistas de corte cada vez más fascistas. La xenofobia, la revitalización del patriarcado, la expansión del trabajo precario, la persecución a los periodistas, los maestros y las políticas agresivas contra universidades, así como el belicismo militar han sido los acompañantes y los soportes de salidas con enormes consecuencias en sufrimiento. Sólo la Segunda Guerra Mundial –generada por el proyecto nacional-fascista europeo– costó cerca de 50 millones de muertes, sobre todo de jóvenes soldados, pero también de mujeres, niños y ancianos civiles. En la ola de violencia desatada, se llegó incluso al bombardeo atómico de poblaciones civiles. Puedo estar equivocado o incompleto en esta postura, pero precisamente de eso se trata, de discutir frente a la nación, y qué mejor lugar que hacerlo en y desde las universidades. Académicos, profesores, investigadores y estudiantes tienen hoy una responsabilidad enorme frente al país. Su silencio puede volverlos cómplices de una incomprensión generalizada sobre qué está pasando, y, con eso, comenzar a pensar cuáles son las salidas nuestras, las que podemos obligar a asumir a quienes mandan en el país.

Read More

By

Rafael Fernández de Castro

El credo de Trump: “América” blanca otra vez (Segunda parte)

(Proceso No. 2093)

 

rafael-fdz-de-castro

 

Rafael Fernández de Castro

SYRACUSE, NY.- La elección de Donald Trump bien puede haber sido la más divisiva en la historia de Estados Unidos. El inesperado resultado electoral ha producido muchas protestas y todo tipo de reacciones. Miles de personas, especialmente jóvenes universitarios, han salido a manifestarse por el mensaje de xenofobia, misoginia y racismo que Trump promovió durante 17 meses de campaña. Otros, sus seguidores, como los trabajadores de la planta Carrier en Indiana, han celebrado estrepitosamente su triunfo. Más aún, Trump y quien será su vicepresidente, Mike Pence, siguen en actitud de campaña y están organizando una serie de festejos en estados como Ohio, Michigan y Pensilvania, que les dieron la victoria.

Read More