RADIOCOAPA

Rumbo a la cuarta transformación de México

By

Sabina Berman

Evasores organizados

(Proceso No. 1947)

 

Mas de

Sabina Berman

1. Para proteger el bienestar y la paz en tiempos difíciles, las tribus de chimpancés almacenan alimento. Lo propio hacemos sus primos, los primates habladores, con una gota de mayor sofisticación: contribuimos al erario, un fondo de dinero para el bienestar común.

2. Cuando un chimpancé bribón roba del almacén una penca de plátanos, la tribu lo persigue y captura, lo hace resarcir el hurto y lo descuartiza.

Los primates habladores hacemos otro tanto, de nuevo con una gota de sofisticación: llevamos al ladrón del erario ante la justicia, lo forzamos a restituir lo robado y lo castigamos con cárcel.

O así debía ser.

3. Corte a México 2014. El nuevo gobierno quiere rebosar el erario. Se hace de la autorización del Congreso para vender un tesoro nacional de valor fabuloso, el petróleo. Sube los impuestos. Deroga muchas causas de deducciones fiscales. Sube el IVA en la zona fronteriza. Y sube además el precio de la gasolina.

¿Qué le ofrece a cambio al contribuyente?

Cero.

4. Y mientras tanto el profesor Humberto Moreira, quien siendo gobernador de Coahuila desapareció 33 mil millones de pesos del erario, estudia en Barcelona una maestría, sin que nadie lo moleste. Mientras tanto los funcionarios del pasado gobierno, que establecieron el monto de “los moches” a proveedores privados en 14%, están de vacaciones, gozando sus nuevas fortunas. Mientras tanto los diputados que han cobrado a los alcaldes 30% de los presupuestos que les asignaron, ya cambiaron de tema.

Es decir, pagaremos más impuestos, según cree el nuevo gobierno, mientras la corrupción del pasado sexenio, que recorrió transversalmente la administración federal, el Congreso y los gobiernos de cada estado, ha quedado protegida por la corrupción del presente sexenio.

Te perdono el robo de ayer para que mañana yo robe.

5. Pues no: yo no seguiré los usos y costumbres de esta tribu corrupta que es México. Porque me disgusta y también porque en este juego me toca a mí sólo pagar y enrabiarme con el hurto de los funcionarios.

Pues no: no pagaré dócilmente mis impuestos este abril para que los funcionarios saqueen el erario en septiembre.

Y no: no pagaré impuestos antes de que tres cosas ocurran: 1). Que el secretario de Hacienda me informe cuánto recaudará con las nuevas reformas. 2.) Que el presidente de México detalle en qué mejores servicios y obras se gastarán mis impuestos. Y 3). Que este gobierno lleve ante a la justicia a unos cuantos de los 40 mil ladrones del erario, digamos a cuatro de los más célebres, y así demuestre que está en contra del robo.

6. Palabras más, palabras menos, tal escribí hace una semana en este espacio (http://www.proceso.com.mx/?p=364785), invitando al lector a una huelga de contribuyentes. No es misterioso por qué el texto ha circulado en Facebook y Twitter con singular alegría. Sólo apalabra los derechos mínimos que los ciudadanos tenemos en cualquier régimen que no sea una tiranía.

7. Tanto así que de forma paralela a la invitación unos miles de empresarios ya se han organizado para no pagar los nuevos impuestos. Son ya 20 mil las empresas que se han amparado contra la reforma fiscal bajo la lógica que sigue. La reforma veta que los empresarios deduzcan las prestaciones a los trabajadores, en una clara contradicción con la ley laboral que los obliga (y qué bueno) a pagarlas. Así que esos 20 mil empresarios amparados sí pagarán las prestaciones a los trabajadores y no pagarán al gobierno: la elección también es simple y es moralmente impecable.

8. “Ese es el mecanismo a disposición del ciudadano para no cumplir con las leyes injustas: El amparo”. Así me ha escrito a evasoresorganizados@hotmail.com el atento abogado Alberto Villarreal. Termina detallando: “El amparo es un mecanismo oneroso, pero su costo puede ser compartido, puesto que un amparo puede cobijar a grupos de ciudadanos. A grupos de cien o de mil”.

9. Gracias abogado Villarreal. Eso haré yo: esperaré hasta marzo y si el gobierno no reporta la cifra que recaudará, no anuncia en qué gastará las nuevas recaudaciones y no lleva ante la justicia a cuatro ladrones del erario, con un grupo de contribuyentes me ampararé para romper el juego de la corrupción y el dispendio.

No porque quiera subvertir al Estado o violar las leyes. Al contrario: por- que quiero un gobierno que da cuentas claras y cumple las leyes.

Es decir, porque quiero forzar al gobierno a renunciar a ser lo que ahora es, el chimpancé bribón que recauda las pencas de plátanos y luego se las roba y se las lleva a Barcelona.

10. Esto puede hacer también el lector: organizar a un grupo de contribuyentes para que en marzo se ampare, si el gobierno no cumple con estas responsabilidades mínimas.

Y también puede escribir a evasoresorganizados@hotmail.com para seguir pensando juntos. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.