RADIOCOAPA

Rumbo a la cuarta transformación de México

By

Jenaro Villamil R

 Joaquín Coldwell y Emilio Lozoya, en conflictos de interés

coldzoya

Uno es secretario de Energía y al mismo tiempo es accionista en seis empresas dedicadas al expendio de gasolina. Otro es director de Petróleos Mexicanos y desde esa posición ha beneficiado a una empresa de cuyo directorio formó parte hasta hace muy poco tiempo. Se trata de Pedro Joaquín Coldwell y Emilio Lozoya Austin. Pero el gobierno federal es incapaz de admitir que estos funcionarios incurren en graves conflictos de interés; más aún, aplica la máxima del poder priista: impunidad garantizada a sus correligionarios.

(Proceso No. 1960)

Jenaro-villamil

 

Mas de

Jenaro Villamil

Un evidente conflicto de interés se reveló como resultado de una auditoría a Petróleos Mexicanos (Pemex): Pedro Joaquín Coldwell, secretario de Energía y futuro presidente del Consejo Coordinador del Sector Energético –instancia que vigilará y ejecutará los programas de la materia, incluyendo los contratos con compañías privadas–, es accionista de seis empresas dedicadas a la venta de gasolina y otros servicios relacionados con la refinación de crudo.

En situación similar estaría el director general de Pemex, Emilio Lozoya Austin, por los recientes contratos que Pemex Refinación le adjudicó a la empresa Ecolaire España, filial de OHL, para construir una planta de hidrógeno y terminar un gasoducto en la refinería de Cadereyta, Nuevo León.

Hasta septiembre de 2012 Lozoya era integrante del Consejo de Administración y del Comité de Auditoría de OHL, empresa beneficiada con concesiones de autopistas de peaje en los gobiernos de Enrique Peña Nieto en el Estado de México y de Marcelo Ebrard en el Distrito Federal.

Padierna. Denuncia Foto: Benjamín Flores

Padierna. Denuncia
Foto: Benjamín Flores

El resultado de la auditoría a Pemex lo dio a conocer el martes 20 la senadora perredista Dolores Padierna, quien impulsó en la Comisión Permanente un punto de acuerdo para solicitar a Enrique Peña Nieto que “de manera inmediata” separe de su cargo a Joaquín Coldwell, así como “a las y los servidores públicos de los órganos antes señalados que puedan encontrarse relacionados con operaciones similares a las de sus atribuciones, o en su defecto, informe las razones por las que se puede evitar el surgimiento del conflicto de interés en sus labores”.

El punto de acuerdo de Padierna también solicita a la Auditoría Superior de la Federación una investigación “amplia y detallada” por los posibles conflictos de interés también de otros funcionarios de Pemex, de la Secretaría de Energía y de las comisiones Nacional de Hidrocarburos, Reguladora de Energía y Federal de Electricidad, en los que podrían incurrir gracias a las nuevas leyes secundarias en reforma energética.

“El secretario de Energía meterá mano en todo lo relacionado con los nuevos contratos. Él es un contratista de Pemex, por eso resulta tan delicado que sea juez y parte”, dice Padierna a Proceso.

La senadora destaca el delicado papel que jugará el exgobernador de Quintana Roo y exdirigente nacional del PRI en el proceso llamado “ronda cero”, donde se prevé que Pemex se quede sólo con 22% de los contratos más importantes de exploración y explotación, para beneficiar a los privados.

El punto de acuerdo y el caso Joaquín Coldwell fueron frenados de inmediato por el gobierno federal y por la coordinación del PRI en el Senado, a cargo de Emilio Gamboa Patrón, viejo conocido de Joaquín.

Gamboa Patrón

Gamboa. Freno legislativo Foto: pri.org.mx

Airado, Gamboa afirmó en conferencia de prensa que el secretario de Energía “no viola ninguna ley; él mismo presentó esta información –que es pública– ante la Contraloría.

“No está engañando a nadie ni quiere sorprender a nadie. Su familia, su padre, a quien tengo el gusto de conocer desde hace muchos años, es un hombre que tiene desde 1960 franquicias de gasolina, como cualquier otra, como la que puede haber en Mérida o en Tampico, o en cualquier estado de la República.”

–¿Es correcto desde el punto de vista ético que sea accionista de gasolineras, cuando ese hecho puede incidir en una decisión que él pueda asumir? –se le preguntó en conferencia de prensa al coordinador de los senadores priistas.

–No es incompatible porque conozco a Pedro Joaquín. No está metido en esos negocios. Es su familia la que desde 1960 está metida. No ocupa ni 10 minutos de su tiempo para ver esos negocios que están diciendo que tiene.

Sin embargo Gamboa debió admitir que si sus familiares tienen gasolineras, deberán “tener mucho cuidado, y espero que a partir de que él es secretario, como estoy seguro no habrá pasado, no le otorguen ninguna otra franquicia o gasolinera”.

“Ni modo, ahí sí la familia de él tendrá que absorber ese costo. Él es el secretario y tiene que responder”, dijo.

Padierna insistió en que el caso de Joaquín no es un asunto menor, pues en las leyes secundarias del Ejecutivo se plantea que en el futuro Consejo de Administración de Pemex haya cinco funcionarios encabezados por el secretario de Energía y cinco consejeros independientes, que pueden ser empresarios.

Además, la clave en los tres modelos de contratos con privados que plantean las iniciativas del Ejecutivo federal (licencias, contratos de producción compartida y contratos de utilidad compartida) será el concepto de “utilidad operativa”.

“La utilidad operativa implica la obligación del Estado de pagarle al contratista todos sus costos. Estos son los contratos que en la industria se conocen como contratos de recuperación de costos. Tal como está planteada en las iniciativas, es un desbalance contractual a favor de los privados. Les reponen todos sus costos, gastos, inversiones. Si las utilidades son repartidas entre el Estado y el contratista, ¿por qué los costos los cubre todos el Estado?”, se pregunta la legisladora.

El secretario de Energía, según las iniciativas presentadas el pasado 30 de abril, será presidente del Consejo de Coordinación del Sector Energético. La Secretaría de Energía, de acuerdo con el artículo décimo transitorio de la reforma constitucional, será la responsable de “la adjudicación de asignaciones y la selección de áreas que podrán ser objeto de los contratos” a los que se refiere la modificación del artículo 27.

Con asesoría de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, el titular de Energía también será el responsable del “diseño técnico de dichos contratos y los lineamientos técnicos deberán observarse en el proceso de licitación; así como el otorgamiento de permisos para el tratamiento y refinación del petróleo y procesamiento de gas natural”.

Durante la presentación de estas iniciativas, el pasado 30 de abril, Joaquín afirmó en su discurso que “los comisionados de los órganos reguladores coordinados estarán impedidos para conocer asuntos en que tengan conflictos de interés e incluso podrían ser removidos por esta causa”.

Red de gasolineras

La auditoría realizada por el despacho Castillo Miranda y Compañía a los estados financieros de Pemex y organismos financieros, al 31 de diciembre de 2012, en su numeral 21, relativo a “las partes relacionadas”, destacó que entre “las principales transacciones con la alta dirección que Pemex ha identificado” estaban las compañías de Pedro Joaquín Coldwell.

Gasolinera

Pemex. Situación delicada Foto: Abraham Martínez / Procesofoto

Joaquín es accionista de seis compañías. En Servicios Cozumel, S.A. de C.V., creada el 1 de febrero de 1994, tiene 60%; posee 40% de las acciones en Planta de Combustible Cozumel, constituida en la misma fecha; y 40% de las acciones de Gasolinera y Servicios Juárez S.A. de CV., constituida el 15 de diciembre de 1995.

En el primer caso, 40% de las acciones son propiedad de sus hijos Pedro Óscar Joaquín Delbouis y Nassim Joaquín Delbouis, con 20% cada uno. En el segundo caso, 60% es propiedad de su padre Nassim Joaquín Ibarra. Y en el tercer caso, su padre y su so- brino Ignacio Nassim Ruiz Joaquín tienen 40% y 20% restantes.

En las otras tres compañías el titular de Energía tiene 20% de las acciones de Combustibles Caleta S.A. de C.V., cons- tituida el 19 de noviembre de 2001; 25% de las acciones de Combustibles San Mi- guel S.A. de C.V., creada el 12 de mayo de 2008; y 25% de Combustibles Tatich S.A. de C.V., registrada el 27 de diciembre de 2009.

El resto de las acciones en estas tres compañías están divididas en partes iguales entre sus dos hijos, su padre y su sobrino. Todas están radicadas en Cozumel, desde donde ha construido su fortuna y poder la familia Joaquín.

La misma auditoría advirtió que “de acuerdo con la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos, todos los trabajadores de Pemex están obligados a excusarse de intervenir, por motivo de su encargo, en cualquier forma en la atención, tramitación o resolución de asuntos en los que se tenga un interés personal, familiar o de negocios, incluyendo aquellos en los que pueda resultar algún beneficio para él, su cónyuge, parientes consanguíneos o por afinidad hasta cuarto grado, o parientes civiles, o para terceros con los que tengan relaciones profesionales, laborales o de negocios o para socios o sociedades de las que el servidor público o las personas antes referidas formen o hayan formado parte”.

El martes 20, cuando Padierna reveló la red de empresas en las cuales es accionista el exembajador de México en Cuba, la Secretaría de Energía (Sener) emitió un comunicado admitiendo que Joaquín era accionista, pero rechazó que existiera conflicto de interés o violación al ordenamiento legal, pues “se trata de derechos accionarios adquiridos durante los años 1994, 1995, 2001, 2008 y 2009, con anticipación a su nombramiento como titular del ramo”.

En su respuesta, la Sener afirmó que Joaquín “nunca ha interferido para solicitar beneficio alguno, como legislador o funcionario, para las empresas aludidas y ha reportado su participación accionaria en todas sus declaraciones patrimoniales como servidor público”.

Pedro Joaquín Delbouis es presidente de la Coparmex en Cozumel y vicepresidente de Infraestructura Turística de la Comisión de Turismo de la Coparmex a escala nacional. Desde esta posición también ha sido uno de los más críticos de la reforma hacendaria.

Red OHL

De las sospechas por conflicto de interés no se libra el actual director general de Pemex, Emilio Lozoya Austin. Durante el año y medio en que ha estado al frente de la paraestatal, la empresa Obrascon, Huarte y Lain (OHL) ya obtuvo tres contratos relevantes en los sectores energético y eléctrico.

Hasta septiembre de 2012 Lozoya era integrante del Consejo de Administración de OHL, que llegó a ser uno de los principales operadores en el sector privado de concesiones de infraestructura carretera en el país.

Con Pemex Refinación, bajo la dirección de Lozoya, le adjudicaron la primera construcción de una planta de hidrógeno; la terminación de la refinería Cadereyta Jiménez, en Nuevo León; y la construcción de una planta cogeneradora de energía en la refinería Francisco I. Madero, en Tamaulipas.

Según el portal informativo de OHL, en julio de 2013 Ecolaire España, responsable de esta área, recibió un contrato EPC (Engineering, Procurement, Construction) de Pemex Refinación para la construcción de una planta de hidrógeno y la terminación del gasoducto de Cadereyta.

Junto con Ecolaire-OHL participan las empresas especialistas en tecnología de hidrógeno KT Kineticts Technology y la mexicana Construcciones Industriales Tapia. El plazo es por 29 meses hasta la pues- ta en marcha de la planta.

“Este contrato es la primera adjudicación de Pemex Refinación a Ecolaire España en el sector oil and gas, afianzando las operaciones de OHL tanto en este sector como en México”, presume el portal.

OHL, que inició operaciones en 2003 en México, tiene seis concesiones de autopistas de peaje en el Estado de México y en el Distrito Federal, y 49% de la concesión del aeropuerto de Toluca, porcentaje adquirido durante el gobierno mexiquense de Enrique Peña Nieto.

En esta misma compañía participaron otros dos exdirectores de Pemex: Jesús Reyes Heroles González Garza y Carlos Ruiz Sacristán. Este último fue director de la paraestatal en la primera parte del sexenio de Ernesto Zedillo y luego fue titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

En junio de 2013 Ruiz Sacristán fue designado director general de Sempra Energy México, especializada en ductos de gas natural, distribución de gas, planta de recibo de gas natural licuado y una planta de generación de energía eléctrica. Sempra participa en proyectos de energía eólica en el norte de Baja California.

Los futuros contratos que se entregarán en el área de hidrocarburos –como los de refinación y energía eléctrica– pasarán por las manos del director de Pemex y del secretario de Energía.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.