RADIOCOAPA

Rumbo a la cuarta transformación de México

By

El rector de la Autónoma de Morelos denuncia amenazas

  • Agentes estatales planearon asesinar a una de sus hijas, asegura
  • El crimen iba a ser similar al del hijo de Javier Sicilia, dice
  • Señala represalia por apoyo a grupos que rechazan proyectos de infraestructura
Foto

El rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, Alejandro Vera Jiménez, aseguró en rueda de prensa que ha recibido amenazas de muerte contra él y sus hijas, por apoyar a los pobladores que rechazan proyectos del gobierno del estado Foto Rubicela Morelos

 

Rubicela Morelos
Corresponsal
Periódico La Jornada
Viernes 11 de septiembre de 2015, p. 33

Cuernavaca, Mor. El rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), Alejandro Vera, aseguró que, según información que le filtraron, existe un plan para que agentes de la Fiscalía General del Estado (FGE) asesinen a una de sus tres hijas. La dependencia está a cargo de Javier Pérez, sobrino político del gobernador Graco Ramírez.

En conferencia de prensa que ofreció ayer acompañado por integrantes del Consejo Universitario, Vera afirmó que en marzo comenzó a recibir amenazas de muerte contra él y su familia, después de que la UAEM ofreció asesoría a los pueblos que rechazan los megaproyectos que infraestructura que promueve Graco Ramírez.

Es claro que en Morelos hay quienes insisten en someter a la universidad por medio de la injerencia, la difamación y el descrédito, y hoy del temor, para que desista de su papel crítico, participativo y de acompañamiento a los pueblos y comunidades, frente a los problemas de violencia, inseguridad, desigualdad, pobreza y corrupción que aquejan a la población del estado, afirmó.

El rector dio a conocer que el 9 de agosto agentes de la FGE le informaron que en la dependencia se fraguó un plan para matar a una de sus hijas, por lo que el 10 de agosto pidió a la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación federal que investigue.

“Hace tres semanas recibimos información de una persona cercana a la procuraduría (la fiscalía), a quien le hicieron saber que había ya toda una operación montada para ejecutar a una de mis hijas en la mismas condiciones en que habían ejecutado al hijo de Javier Sicilia”, dijo.

Indicó que sacó a sus hijas de Morelos para evitar que este crimen se concrete. Afirmó que decidió hacer público este incidente porque se trataría de una operación ejecutada por agentes de la misma Fiscalía General del Estado, un hecho que pondría en evidencia una gravísima infiltración criminal en la dependencia encargada de velar por la procuración de justicia para los morelenses.

Reprochó que se use la fiscalía para cometer actos criminales o servir a propósitos políticos desmedidos, sin escrúpulos, es decir, políticos sirviéndose de las corporaciones de seguridad para cometer crímenes, como sucedió, dijo, en el caso Ayotzinapa, Guerrero.

Mencionó que, al igual que el secretario de extensión universitaria de la UAEM, Javier Sicilia, él ha marchado en varias ocasiones para repudiar los asesinatos y secuestros perpetrados contra la comunidad universitaria y para denunciar la falta de seguridad y justicia en la entidad, lo que aparentemente disgusta al gobernador, así como a los titulares de la Comisión Estatal de Seguridad, Jesús Capella, y de la FGE, Javier Pérez.

Yo no le estorbo a la delincuencia organizada porque no estoy peleando ninguna plaza, está claro. El problema es que hay políticos muy miopes, que piensan que estoy peleando una plaza política-partidista. No, mi lucha es política-académica y por supuesto que desde ahí incomodamos a muchos actores políticos porque nosotros ponemos al descubierto que realmente no se está trabajando en favor de la gente ni de los pueblos, señaló.

Acotó que los agentes que le filtraron información sobre el atentado contra su hija manifestaron que recibieron la orden de asesinarla antes del pasado proceso electoral, pero después les dijeron que esperaran, y una vez pasados los comicios del 7 de junio nuevamente se les ordenó perpetrar el atentado en respuesta a las protestas de universitarios contra la ley estatal anticorrupción, por considerar que con ella se pretende controlar y amordazar a la UAEM.

Vera consideró que la fiscalía sigue infiltrada por criminales, como en administraciones pasadas, encabezadas por militantes de los partidos Acción Nacional y Revolucionario Institucional.

El rector además acusó a los gobernantes del estado y del país detraicionar al pueblo, al pretender imponer por la fuerza el Proyecto Integral Morelos, que puede acabar con la autosuficiencia alimentaria, con las economías de subsistencia y con las economías solidarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.