RADIOCOAPA

Rumbo a la cuarta transformación de México

By

Delegados reciben equipo obsoleto, oficinas saqueadas y cuentas opacas

  • Las gestiones salientes no dejaron presupuesto para cubrir salarios ni aguinaldos, señalan
  • Presentan quejas ante la Contraloría por los actos de rapiña y solicitudes de ampliación de recursos
  • Se llevaron los escritorios, arrancaron teléfonos y hasta bloquearon redes sociales
Foto

En la delegación Cuauhtémoc, las instalaciones están semivacías y sin computadoras Foto La Jornada

 
Rocío González y Tania Sánchez 
Periódico La Jornada
Sábado 3 de octubre de 2015, p. 26
Foto

La jefa delegacional en Tlalpan, Claudia Sheinbaum, afirmó que en las oficinas hay una sensación de deterioro, saqueo y rapiña Foto La Jornada

Con déficit presupuestal, equipo obsoleto, carencia de materiales básicos, mobiliario viejo (que en algunos casos parecen reliquias), sillas y escritorios desvencijados, así como falta de mantenimiento en las instalaciones y oficinas, comenzaron su gestión la mayoría de los jefes delegacionales en la ciudad de México.

Los titulares de las demarcaciones Tlalpan y Cuauhtémoc denunciaron además saqueo y actos de rapiña. En el primer caso, la delegada Claudia Sheinbaum, detalló que el gobierno saliente se llevó todo: No hay escritorios, teléfonos ni equipo de cómputo, y lo único que dejaron son algunas sillas viejas.

Detalló que en el área de participación ciudadana se llevaron las computadoras nuevas y dejaron otras que tienen 15 años, que estaban en los almacenes.

«Hay bodegas con muebles viejos, es decir, entras y hay una sensación de deterioro, de saqueo, de rapiña. La oficina de cabildos la dejaron con mesas y sillas viejas, que obviamente no son las que estaban ahí, comentó, al señalar que se presentó una queja ante la Contraloría General y ante el Ministerio Público.

Lo mismo ocurrió en Cuauhtémoc, por lo que el jefe delegacional, Ricardo Monreal, aseguró que solicitó una auditoría, porque no “habrá borrón y cuenta nueva. Vamos a exigir rendición de cuentas.

Estamos en un tiradero. Es impresionante la manera en que (la delegación) se abandonó, se descuidó; no dejaron una computadora, bueno, se llevaron hasta los escritorios; arrancaron los teléfonos; agregó que faltan vehículos y bienes muebles. Se llevaron todo. Es un saqueo infame, impune, resaltó.

Detalló que hay áreas que están abandonadas, los camiones están viejos, sin llantas, no hay uniformes ni material, y existe un déficit de 150 millones de pesos para el pago de aguinaldo de los trabajadores; sin embargo, aseguró que éste no estará en riesgo.

En Iztapalapa, las autoridades denunciaron que se registra un envejecimiento y deterioro de todo el edificio delegacional.

En las distintas áreas, el equipo es viejo y está en mal estado, por lo que la mayoría del personal trabaja con computadoras de su propiedad. El techo de las oficina de la jefatura se encuentra con goteras y en las coordinaciones territoriales no hay equipo de cómputo ni Internet.

Sin embargo, lo más grave, es que sólo cuentan con 200 millones de pesos para cerrar el año y no hay dinero para la contratación de pipas para el reparto de agua y la compra de gasolina para los camiones de basura, patrullas, ambulancias y otros vehículos oficiales, por lo que están en pláticas con la Secretaría de Finanzas para una ampliación presupuestal.

El jefe delegacional de Magdalena Contreras, Fernando Guaida Mercado, expresó que en esta demarcación algunas áreas como las de administración y finanzas, así como la propia jefatura, se encuentran en condiciones dignas, con muebles nuevos y equipo, pero hay otras que se encuentran muy deterioradas, con plafones vencidos, hoyos en el piso y hasta con problemas de ratas, pero no porque lo hayan hecho de manera intencional, sino que así trabajaron, apuntó.

Indicó que cuentan con recursos para compromisos de la anterior administración, pero hay un déficit presupuestal para atender fugas, baches y luminarias. La prioridad son los servicios públicos y es un tema que se debe atender, por lo que estamos hablando con Finanzas, expresó.

Se vuelan el Twitter

En otros casos, como Miguel Hidalgo, no hubo saqueo de mobiliario y equipo, pero no hay claridad sobre la situación presupuestal. Lo preocupante aquí es que no nos han entregado la información financiera, ya lo notificamos a Contraloría. No se llevaron las sillas, pero querían volarse las cuentas de Twitter, que ya estamos recuperando, y por lo demás, nos dejaron equipo viejo y obsoleto. De cinco máquinas para desazolvar sólo una funciona y no hay grúas, no hay nada, refirió la delegada Xóchitl Gálvez, al acusar que se optó por gastar el dinero en operación política que en dar mantenimiento.

Una situación similar reportó el jefe delegacional de Xochimilco, Avelino Méndez, quien externó que no cuenta con información de la nómina y recursos financieros.Todo el equipo está en mal estado, de cinco ambulancias sólo una sirve, el personal de seguridad trabaja con radios dañados y hay un abandono general en todas las áreas, relató.

En Tláhuac, el director Jurídico y de Gobierno, Tomás Noguerón, aseguró que recibieron las oficinas con escritorios y sillas nuevas, pero sin computadoras, papel o engrapadora. “Lo grave –abundó– es que en las arcas sólo tenemos dinero para pagar la primera quincena de octubre al personal de base y hasta ahí.

Nos dejaron una papa caliente, porque en esta delegación no hay maquinaria y todos los servicios, como el desazolve, son contratados a empresas, pero está detenido el pago porque se encontraron irregularidades, apuntó, al señalar que pidieron al gobierno central liquidez para atender lo más básico.

El delegado en Azcapotzalco, Pablo Moctezuma, indicó que recibió una demarcación devastada e inoperante, se carece de materiales y suministros, con un parque vehicular en pésimas condiciones y poca transparencia en la entrega de información.

Cambios tersos

En contraste, en Iztalcalco y Venustiano Carranza las autoridades se refirieron al cambio de estafeta como un proceso terso, amable y con responsabilidad.

En el primer caso, su titular, Carlos Estrada, declaró que contará con un presupuesto de entre 150 y 180 millones de pesos para ejercer durante lo que resta del año, pero admitió que existe un deterioro, que tiene que ver con el tema del uso y del tiempo del mobiliario y de herramientas, como los equipos de cómputo, que muchos ya están caducos y el parque vehicular muy viejo, que se heredó desde hace seis o 12 años, y no hay los recursos para poder renovarlo.

Otras delegaciones, como Coyoacán, Cuajimalpa y Álvaro Obregón, no respondieron hasta el cierre de esta edición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.