RADIOCOAPA

Rumbo a la cuarta transformación de México

By

Políticos y académicos nacionales realzan la huella del líder de la Revolución Cubana

  • Nadie puede dudar de su grandeza: Padierna
  • Fidel comió y se nos fue, se burla Fox

 

Foto

Aspecto de un homenaje frente a la embajada de Cuba en Santiago de Chile, ayer luego del fallecimiento del líder de la Revolución Cubana Foto Xinhua

 

De la Redacción
Periódico La Jornada
Domingo 27 de noviembre de 2016, p. 6

Ambas cámaras del Congreso, los dirigentes de PRI, PRD y PT, así como legisladores y académicos, lamentaron la muerte de Fidel Castro y expresaron sus condolencias al pueblo y al gobierno de Cuba.

Hombre de talla universal, señaló que aquel que no sea capaz de luchar por otros no será nunca suficientemente capaz de luchar por sí mismo, resaltó el secretario de Salud, José Narro, quien asistió en representación de Enrique Peña Nieto a la inauguración de la Feria Internacional del Libro, donde todos elogiaron al líder de la Revolución Cubana, fallecido un día antes.

El presidente del Senado, Pablo Escudero, resaltó que se ha ido uno de los personajes que marcaron el rumbo del siglo XX, cuyo ideario continuará inspirando a las generaciones que luchan en favor del respeto, la justicia y la libertad.

El presidente de la Cámara de Diputados, Javier Bolaños, lo calificó de hombre que buscó, en su momento, la libertad de un pueblo sometido por un gobierno dictador y totalitario.

Más allá de polémicas, no se puede entender la historia del siglo XX sin él, recalcó el ex presidente del PRI Manlio Fabio Beltrones. El dirigente priísta, Enrique Ochoa Reza, resaltó que Castro fue el promotor de una relación diplomática solidaria con México.

La dirigente perredista Alejandra Barrales, lamentó la muerte de uno de los líderes y hombres más influyentes del mundo, mientras Luis Castro, de Nueva Alianza, resaltó que construyó un valladar de dignidad frente al imperio estadunidense en plena guerra fría. El PT mediante un comunicado, lo calificó de faro de luz en América Latina y en el orbe, impulsor de la solidaridad internacional.

El Grupo de Amistad México-Cuba de la Cámara de Diputados se refirió a Castro como un líder en toda la extensión de la palabra que llevó a Cuba a ser lo que es hoy: un país libre que cuenta con una tasa de alfabetización de 99 por ciento y completo acceso a la educación, incluso universitaria.

La senadora del PRD Dolores Padierna resaltó que “nadie puede dudar de la grandeza de Fidel, no sólo por su carácter revolucionario, sino porque supo mantenerse digno y hacer de Cuba una patria libre, soberana e independiente, pese al cruel bloqueo contra su pueblo.

“‘¡Ese sí es nuestro!’, dijo una vez un artista cubano, Eduardo Roca, con sobrada razón. Fidel es nuestro, Fidel es de la historia de la humanidad”, recalcó.

El coordinador de los senadores del PRD, Miguel Barbosa, resaltó que el legado de Castro son los logros de su revolución social y el lugar de soberanía y dignidad que tiene Cuba en el mundo.

En contraparte, el ex presidente Felipe Calderón, escribió en su cuenta Twitter: Cuando nací Fidel Castro ya era dictador en Cuba. Fui Presidente de México y seguía siéndolo. Ojalá llegue pronto la libertad a los cubanos.

Y el también ex presidente panista Vicente Fox, quien se confrontó con el gobierno de Castro y puso en riesgo la relación México-Cuba, ayer en conferencia de prensa en Monterrey, no dudó en mofarse: Fidel comió y se nos fue. Que Dios lo tenga en su santa gloria.

José Luis Valdés Ugalde, ex director del Centro de Investigaciones sobre América del Norte, de la UNAM, afirmó que la muerte de Castro, si bien deja a la isla en un contexto muy complejo en el marco de las transformaciones globales, también posibilita abrir el camino hacia una nueva relación con el mundo e integrarse.

Martín Íniguez Ramos, experto en Relaciones Internacionales de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, afirmó que la muerte de Castro no generará una transformación acelerada de la isla ni de la pérdida de sus valores revolucionarios. No habrá grandes cambios, sino un proceso gradual de transformación, pero sin duda seguirá pesando su legado de tratar de dejar las bases de un mundo mejor.

Castro, agregó, es la figura emblemática del siglo XX en la región, porque llegó para impulsar el cambio de la realidad social y política en el continente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.