RADIOCOAPA

Rumbo a la cuarta transformación de México

By

Acusan a Lozoya de recibir 5 mdd en soborno de Odebrecht

  • Según investigación en Brasil, un alto ejecutivo denunció que le ordenaron hacer el pago
  • El ex funcionario calificó de calumnia el señalamiento y advirtió que emprenderá acción legal
Foto

El senador priísta y líder de los petroleros, Carlos Romero Deschamps, y el ex director general de Petróleos Mexicanos, Emilio Lozoya Austin, en enero de 2016 Foto Francisco Olvera

De la Redacción
Periódico La Jornada
Viernes 14 de abril de 2017, p. 15

El escándalo sobre sobornos que la constructora brasileña Odebrecht realizó en México alcanzó al ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex) Emilio Lozoya, para quien, de acuerdo con una investigación judicial en Brasil, se gestionó en la firma el pago de 5 millones de dólares como contraprestación por beneficios indebidos otorgados a la constructora brasileña.De acuerdo con la investigación, un alto ejecutivo de Odebrecht denunció que en noviembre de 2014 recibió la petición de pagar ilegalmente 5 millones de dólares al entonces director de Petróleos Mexicanos Lozoya Austin.

La acusación fue revelada por el Supremo Tribunal Federal de Brasil, aunque en el documento judicial no se aclara si el pago ilegal lo solicitó el propio Lozoya o algún otro funcionario de Pemex, y tampoco precisa si finalmente se concretó el soborno, reveló un documento difundido por la organización ciudadana Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

Lozoya negó este jueves haber recibido pagos ilegales de Odebrecht durante su gestión de director de Pemex. Aseguró que la acusación es una calumnia, y anunció que se reserva emprender acciones legales contra quien lo señale sin fundamentos jurídicos.

Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad obtuvo copia del documento del Supremo Tribunal brasileño en el que se consigna la acusación que realizó el director de la oficina de operaciones estructuradas de Odebrecht (que funcionaba como el despacho de sobornos de la constructora), Hilberto Mascarenhas Alves da Silva Filho, contra Lozoya Austin. El documento está firmado por el relator del tribunal, el ministro Edson Fachin, y está fechado el 4 de abril de 2017 en Brasilia.

“Según la acusación del Ministerio Público, el colaborador Hilberto Mascarenhas Alves da Silva Filho, presuntamente responsable de la oficina de operaciones estructuradas de Odebrecht, reportó la solicitud en noviembre de 2014 para hacer pagos ilícitos, por 5 millones de dólares, a Emilio Lozoya, entonces presidente (sic) de Pemex”, refiere el reporte del ministro Fachin.

La solicitud habría ocurrido durante una reunión programada por Luis Weyll, ex director superintendente de Odebrecht en México, autorizado por Luiz Mameri, líder de la empresa en América Latina, añade el documento oficial.

De acuerdo con la acusación, los pagos al entonces director de Pemex funcionarían como una contrapartida a indebidos beneficios obtenidos por Odebrecht.

En 2014 –que es cuando presuntamente se solicitó el soborno para Lozoya– Pemex asignó en forma directa a Odebrecht contratos por casi 18 mil millones de pesos, distribuidos de la siguiente manera: 2 mil 946 millones de pesos en obras en las refinerías de Tula y de Salamanca, y el equivalente a 15 mil millones de pesos para construir el gasoducto Los Ramones norte, segunda etapa, que va de Nuevo León a San Luis Potosí.

El 9 de julio de 2014, Pemex asignó el mayor contrato a Odebrecht, por mil 200 millones de dólares: la construcción del gasoducto Los Ramones Fase II-Norte. Esta obra la ejecutó en alianza con las empresas Techint de Argentina y Arendal de México.

Para eludir la licitación y asignar directamente el contrato a Odebrecht y a sus socios, Pemex recurrió a una intrincada red de empresas filiales creadas en los paraísos fiscales de las islas Vírgenes e Islas Caimán, así como en Holanda, según mostró un reportaje de Mexicanos contra la Corrupción publicado el pasado 15 de febrero.

En 2015, la constructora brasileña recibió otro contrato por mil 939 millones de pesos, para una obra complementaria en Tula, Hidalgo. Todos esos contratos se otorgaron sin licitación, refiere el documento difundido por Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad en su portal de Internet y agrega la liga para el acceso al documento completo del tribunal brasileño: stf.jus.br/portal/autenticacao/con el número de validación 12701615.

Obtuvo contratos por 20 mil mdp

El sitio digital de la revista brasileña Veja publicó el 11 de abril una nota sobre la denuncia contra Lozoya, aunque no incluyó el documento del Supremo Tribunal.

En respuesta a esa publicación, Lozoya envió una carta a Veja, en la que niega haber solicitado sobornos: Esta nota sobre el caso Odebrecht menciona mi nombre y señala tendenciosa y falsamente que incurrí en actos ilegales como director general de Pemex. Aseguró que no solicitó ni recibió dinero ilegal de parte de Odebrecht o de alguna otra empresa.

Cualquier señalamiento en este sentido es una calumnia y difama a mi persona y mi familia, y me reservo las acciones legales contra quien incurra en calumniarme sin fundamentos jurídicos, advirtió el ex funcionario, quien estuvo al frente de Pemex de diciembre de 2012 a febrero de 2016, cuando Odebrecht recibió contratos directos por alrededor de 20 mil millones de pesos.

Según Lozoya, la acusación en su contra es un chisme, pese a que fue difundida por el Supremo Tribunal de Brasil.

Hilberto Mascarenhas Alves da Silva Filho, quien aparece en el documento del Supremo Tribunal como el acusador de Lozoya, era el operador de la citada oficina de Odebrecht, y ha confesado en declaraciones ministeriales que ese departamento repartió más de 3 mil millones de dólares entre 2006 y 2014 para financiar campañas políticas y pagar sobornos a cambio de obras en al menos 10 países, incluido México.

La llamada oficina de operaciones estructuradas, a cargo de Mascarenhas, fue la que pagó sobornos por 10.5 millones de dólares entre 2010 y 2014 en México, según confesaron en diciembre de 2016 ejecutivos de Odebrecht ante autoridades de Estados Unidos.

Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad publicó el pasado 2 de marzo que este mismo personaje había intervenido en la negociación de otro soborno desde México con Roberto Prisco Ramos, cuando éste se desempeñaba de director de Braskem, la filial petroquímica de Odebrecht.

La policía federal de Brasil tuvo acceso a los correos electrónicos en los que Prisco Ramos le pedía a Hilberto Mascarenhas (a quien llama Tío Bel), la entrega de más de 50 acarajés, que es el nombre coloquial con el que llamaban a los sobornos, y que hace referencia a unos panecillos típicos de Brasil.

Involucran a Temer

Tío Bel, ¿puede usted conseguirme más de 50 acarajés el día 4 (de febrero) por la tarde (alrededor de las 15 horas) en la oficina de OOG en Río?”, preguntó Prisco en un mensaje enviado el 27 de enero de 2014, a las 14:33 horas. Estoy en México, pero vuelvo por la mañana del día cuatro.

Ok, programado. Sus acarajés llegaron calientes, respondió el Tío Bel.

A partir de los mensajes que envió desde México, la policía federal de Brasil inició la Operación Acarajé, enfocada a detectar el pago de sobornos.

El gigante brasileño de la construcción Odebrecht pagó 40 millones de dólares en sobornos al partido del ahora presidente Michel Temer y a otro partido para asegurar un contrato con la compañía petrolera estatal Petrobras, de acuerdo con el testimonio de Marcio Faria, ex ejecutivo de la empresa difundida en Brasil.

Marcio Faria reveló detalles de una reunión celebrada en 2010 junto a políticos del Partido Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) –entre ellos Temer– para confirmar un pago de 40 millones de dólares a la formación para asegurar a Odebrecht la adjudicación de un contrato con Petrobras.

El mandatario afirmó que jamás estuvo al tanto de negocios ilícitos entre empresarios de Odebrecht y políticos. Admitió haber participado en la reunión, pero negó haberse enterado de dichas negociaciones.

La mentira es que en esa reunión yo habría escuchado referencia a valores financieros o a negocios ilícitos de la empresa con políticos, afirmó el mandatario en un video oficial divulgado por la presidencia el jueves por la tarde.

Otros ex ejecutivos de Odebrecht testificaron que Temer estuvo involucrado en la solicitud de otro soborno por 3.2 millones de dólares. Dado que es el presidente actual, Temer no es investigado y cuenta con inmunidad temporal a cualquier delito cometido antes de que asumiera el poder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.