RADIOCOAPA

Rumbo a la cuarta transformación de México

By

Dolia Estévez

El retrograda Sr. Bolton

“Con su toxica retórica de regreso al pasado Bolton también busca consolidar al electorado conservador”. Foto: AP

(SinEmbargo.Mx)

 

 

Mas de

Dolia Estévez

Washington, D.C.—Las nuevas sanciones contra Cuba retrocedieron el reloj de la historia a la época de la Guerra Fría cuando, so pretexto de frenar el expansionismo comunista, Estados Unidos orquestó golpes de estado, invasiones, asesinatos y puso al mundo al borde de la III Guerra Mundial. John Bolton, el belicoso Asesor sobre Seguridad Nacional de Trump, anunció la semana pasada que ciudadanos estadounidenses, muchos de ascendencia cubana, pueden interponer demandas contra personas y empresas que “trafiquen” con propiedades expropiadas tras la Revolución Cubana. El reclamo de bienes confiscados por el gobierno cubano hace 60 años se ampara en la aplicación por primera vez en la historia del Título III de la Ley Helms-Burton de 1996. El Senador Jesse Helms debe estar festejando desde su tumba.

En un discurso en Miami ante sobrevivientes de la fallida invasión de Bahía de Cochinos, orquestada por la CIA en 1961, Bolton comparó el fracasado intento por derrocar a Fidel Castro con el desembarque de las fuerzas aliadas en Normandía en la II Guerra Mundial (D-Day) que inició la liberación de Francia del nazismo y sentó las bases para la victoria de los aliados en el frente occidental. Bolton es demasiado ignorante para darse cuenta, o demasiado prepotente para importarle, que la grotesca comparación es un insulto a los millones que dieron su vida para librar al mundo de Hitler.

Según Bolton, la nueva medida, que Obama, Bush y Clinton no aplicaron por considerarla contraproducente, honra a los vetustos miembros de la Brigada 2506 que “confrontaron con valentía los males del socialismo y el comunismo en el hemisferio”. Tras pronosticar el “ocaso” del socialismo en Latinoamérica, exclamó: “Hoy orgullosamente proclamamos para que todo mundo lo oiga que la Doctrina Monroe está viva y bien” (18/04/2019 The Washington Post). Saldar cuentas por el fiasco de Bahía de Cochinos ha sida una vieja obsesión de la derecha estadounidense. Sin embargo, es hasta ahora que invocan a los fantasmas del pasado.

Bolton justifica las agresiones contra Cuba, Venezuela y Nicaragua–la “troika de la tiranía”–en la Doctrina Monroe que hace casi dos siglos decretó que “América era para los americanos” y que cualquier intervención de los europeos sería vista como un acto de agresión que requeriría la respuesta de Estados Unidos. Han sido muchos los presidentes que han invocado la Doctrina Monroe para intervenir abierta o solapadamente en países que considerna parte de su imperio. La relación de Estados Unidos con el continente, sin embargo, empezó a tomar un nuevo cause cuando Obama normalizó las relaciones diplomáticas con Cuba provocando la indignación de la ultraderecha estadounidense. En 2013, en un discurso en la OEA, el secretario de Estado John Kerry declaró “muerta” la Doctrina Monroe.

En la practica las nuevas sanciones afectarán directamente a las empresas mexicanas, canadienses y europeas con fuertes inversiones en Cuba que corren el riesgo de ser expropiadas. De ahí que la medida haya sido condenada por gobiernos, legisladores, ONGs y grupos empresariales. La SRE dijo “lamentar” la decisión y prometió proteger a las empresas mexicanas que pudieran ser afectadas pero no dijo cómo. “México rechaza la aplicación de leyes comerciales unilaterales con carácter extraterritorial, pues violan las normas del derecho internacional” (17/04/2019 Comunicado 088, SRE).

El Embajador Arturo Sarukhan me dijo que “dado el recelo añejo de Bolton contra México, es evidente que el pronunciamiento abonará a la agenda antimexicana que emana desde la Casa Blanca”. No obstante, subrayó, “el gobierno mexicano hizo lo correcto–e hizo bien–en emitir ese posicionamiento, en sintonía con lo hecho por Canadá y la Unión Europea”.

En una declaración conjunta, la UE y Canadá dijeron que la puesta en vigencia del Título III de la Ley Helms-Burton representa una “aplicación extraterritorial de una medida… contraria al derecho internacional” (17/04/2019 Comunicado) Eliot Engel, presidente del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara Baja, advirtió que “va a aislar más a Estados Unidos de nuestros aliados latinoamericanos y europeos y socavar la posibilidad de promover la democracia en Cuba y Venezuela” (17/04/2019 Comunicado). La Cámara de Comercio de Estados Unidos advirtió que la medida expone a las empresas estadounidenses a ser contrademandadas en Europa, Canadá y Latinoamérica (17/04/2019, Comunicado). La Oficina de Washington para Latinoamérica dijo que más sanciones “impactarán negativamente” al pueblo cubano al poner en riesgo su acceso y suministro de alimentos (18/04/2019 Comunicado).

Con su toxica retórica de regreso al pasado Bolton también busca consolidar al electorado conservador de Florida. “Más allá de la deplorable regurgitada de Bolton de la Doctrina Monroe, la decisión de la Administración demuestra… que el imperativo de ganar Florida, está más que presente en los cálculos político-electorales de la Casa Blanca”, señaló Sarukhan. Florida se perfila como uno de los estados más disputados en las elecciones de 2020 en las que Trump buscará reelegirse.

Bolton es un chivo en cristalería. Cuando fue embajador ante la ONU a mediados de los 2000, impulsó la política de “cambio de régimen” en Irán, Siria, Libia, Venezuela, Cuba, Somalia, Yemen y Norcorea. Acusó falsamente a Cuba de transferir tecnología de armas biológicas a estados parias. Fue de los primeros en promover la fatídica invasión de Iraq que México objetó. Desde entonces le tiene tirria a México. Bolton es un político anticuado, reaccionario y peligroso. Su intromisión en Latinoamérica debe ser señal de alarma.

Twitter: @DoliaEstevez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.