RADIOCOAPA

Rumbo a la cuarta transformación de México

By

José Blanco

Un mar de ambigüedad

(La Jornada)

 

 

Mas de

José Blanco

Como siempre, la realidad es un mar de ambigüedad, repleta de tonos de gris, contradictoria. De ese mar los actores políticos capturan ingredientes propicios a la creación de la narrativa más apegada a su conveniencia. No es que toda narrativa esté hecha de falsedad, no, es siempre parcial, incompleta, y es así para poder hacer que juegue una función. El presidente López Obrador ha montado un festejo y el Minotauro del norte –como el de Creta se alimenta de carne humana y cada vez se vuelve más despiadado y brutal– ha montado el suyo propio. Nuestro monero Hernández ha retratado este domingo, con certeza, a ambos presidentes cacareando el mismo huevo. Se trata del mismo huevo, pero cada uno lo ve distinto.Trump creó taimadamente una situación artificiosa con potencial de realidad. Una amenaza: crear aranceles altamente nocivos para México. Desde luego no era bluf; está en las atribuciones legales de Trump crear esos castigos, y ya lo hizo con México con el acero y el aluminio. Ya lo hizo con la Unión Europea, con Rusia, en mayor escala con China. Trump ha conseguido lo que buscaba: crear un efecto político en su base electoral en el inicio de las campañas por la presidencia de EU. Lo ha hecho haciendo que México pague por la estancia en nuestro país de los solicitantes de asilo a Estados Unidos y obligándolo a aceptar sus plazos en el control de la migración masiva de Centroamérica (CA) y la de otros países. No obstante, ese costo, para México, es menor que el del cumplimiento de la amenaza trumpiana.

México también ha evitado ser designado tercer país seguro, lo que habría supuesto la firma de un tratado recíproco con EU, supervisado por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur). El costo de cumplir con el conjunto de requisitos sociales y económicos previstos por la legislación internacional y la supervisión permanente del Acnur es, con certeza, muy alto.

México ha ganado lo que ha evitado, más el (incierto) apoyo al desarrollo de América Central y el sureste de México. Sí, ha habido ganancia, y no termina ahí. El Presidente, además, convirtió el lance trumpiano en un palpable aggiornamento del amplio consenso político que lo acompaña. La organización del festejo tijuanense, los sectores presentes, los testimonios, el discurso del Presidente (uno de los mejores que ha hecho) colaboraron en esa actualización de su legitimidad. No dejan de asombrar los dichos y posturas tan torpes del PAN, de la Coparmex y de innumerables críticos de AMLO que lo reprobaron porque el político se condujo como político.

De otra parte, la desigualdad de lo obtenido por cada parte no puede obedecer sino a la real correlación de fuerzas entre los negociadores. Marcelo Ebrard consiguió lo susceptible de ser alcanzado.

El ejercicio fiscal (FY) en EU va de octubre de un año dado, a septiembre del año siguiente. Corre ahora el FY 2019. La estadística CBP Southwest Border Total Apprehensions/Inadmissibles reporta los totales mensuales y anuales de las aprehensiones de migrantes, por la migra estadunidense. Para los FY 2014-2018, se reportan entre 35 mil y 45 mil aprehensiones mensuales en promedio. Para 2019 (entre octubre de 2018 y mayo de 2019) la cifra promedio se duplicó a 84.5 miles de aprehendidos por mes. Durante esos ocho meses (octubre-diciembre) el número de aprehendidos aumentó a una tasa de 13 por ciento mensual. Un crecimiento demencial, con 144.3 miles en mayo pasado.

Para variadas plumas se trata de un crecimiento sospechoso y se ha señalado la posibilidad de que ese tsunami migrante haya sido impulsado por agentes de la Casa Blanca, como medio para crear las condiciones propicias a la amenaza de Trump. No hay noticia de que entre los acuerdos de la delegación mexicana en Washington se haya discutido la necesidad de analizar las causas de ese crecimiento absolutamente insólito en el FY 2109. Entender ese crecimiento es decisivo para México. Los crecimientos de los ejercicios anteriores resultan de causas estructurales en América Central, como el páramo económico que padece, y la violencia criminal nacida en última instancia de esa misma ruina. Es evidente que el crecimiento de YF 2019 obedece a movimientos impulsados por encima de las causas estructurales. Y es difícil conjeturar si el bárbaro aumento extra obedece a las rutas electorales desenfrenadas de Trump. En ese caso debería cesar ahora mismo, después del acuerdo con Washington o, a lo sumo, después de la elección presidencial estadunidense. Aunque México haya logrado atemperar significativamente los costos de la marea migratoria, ese costo de todos modos significará cifras elevadas para el país.

Con el neoliberalismo del subdesarrollo, México cambió el crecimiento hacia adentro ligado a la sustitución de importaciones, por el no crecimiento ha­cia fuera del modelo exportador; una forma más de dependencia de la que no logramos ocuparnos y que produce la desigualdad infame de nuestro presente, que impulsa la migración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.