RADIOCOAPA

Rumbo a la cuarta transformación de México

By

Pedro Miguel

La reforma muerta

(La Jornada)

 

 

 

Mas de

Pedro Miguel

El sector del Estado que más ruido causaba a los gobiernos oligárquicos era el educativo. Salinas consolidó y renovó el control charro del sindicato de maestros por medio de Elba Esther Gordillo y sus intelectuales orgánicos adulteraron los planes de estudio para torcer su sentido como formadores de identidad nacional. Zedillo mantuvo la hostilidad gubernamental en contra de los maestros; Fox hizo pingües negocios con estafas como su pizarrón digital y su “ Enciclomedia”; Calderón prefirió embarcar al país en una aventura sangrienta antes que procurar mejoras de fondo a la educación y Peña Nieto logró imponer –con la colaboración de las cúpulas partidistas del PRI, el PAN, el PRD, el Verde y el Panal– una reforma constitucional que se apellidaba educativa, pero que era, en realidad, un mazo para demoler la organización sindical de los profesores y abrir la puerta de la educación pública a los capitales privados y la corrupción.

El Instituto Nacional de la Infraestructura Física Educativa (Inifed), con sede en un ostentoso edificio de mármol en la esquina que forman Vito Alessio Robles, Minerva y avenida Universidad, en la capital del país, tenía por objeto atestiguar el estado indigno y ruinoso de las escuelas públicas y en 2018 se gastó 3 millones 250 mil pesos en rentar autos, 400 mil pesos enservicios de limpieza, 3 millones 671 mil 015 pesos en boletos de avión y 16 millones de pesos en un oscuro rubro denominado servicios profesionales, independiente de la nómina regular. En una nación en la que abundan las escuelas sin agua potable. El Inifed destinó ese año más de 200 mil pesos a los rubros compra de agua purificada y adquisición de agua tratada para sus oficinas (https://is.gd/WeOIrq). El gasto operativo de la dependencia sumó un total de 30 millones 828 mil 78 pesos.

Peor: el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), que ocupaba una torre de cristal en la esquina de Barranca del Muerto, Plateros y Sagredo de la Ciudad de México se gastó el año pasado mil 207 millones 89 mil 482 pesos para realizar diagnósticos objetivos y explicativos que orientan, describen y muestran el estado de la educación y sus niveles de calidad en el país (https://is.gd/KgEtVG). Era una oficina descentralizada creada en el gobierno de Fox y a la que la alteración constitucional peñista convirtió en un organismo público autónomo, con personalidad jurídica y patrimonio propio.

Curiosamente, la oficina de Mexicanos Primero, el grupo empresarialde presión que impulsó la reforma educativa peñista y atizó campañas deodio y difamación en contra del magisterio –particularmente, de sus secto-res democráticos– ocupa el piso 12 de la Torre Prisma, situada en la confluencia de las calles José María Ibarrarán y José María Velasco con la avenida Insurgentes, próximo a y equidistante de las sedes del Inifed y el INEE. A esa reforma educativa le gustaban los edificios de lujo situados en triple esquina. Pero en la vastedad del territorio nacional, especialmente del rural, hay 40 mil planteles escolares que se estaban cayendo en 2013 y que se siguen cayendo en 2019. La reforma peñista jamás pasó por ellos.

Pasó, en cambio, con efectos devastadores, por los hogares de miles de maestros insumisos que se negaron a ser evaluados conforme a las reglas gerenciales y estúpidas de la tal reforma, por las plazas públicas desalojadas a macanazos por fuerzas policiales y por Asunción Nochixtlán, Oaxaca, en donde efectivos de la Policía Federal y de la Gendarmería Nacional asesinaron a ocho personas e hirieron a 55 más para dispersar un bloqueo carretero emprendido por el magisterio democrático en el contexto de su lucha de resistencia en contra de las modificaciones legales referidas.

Aunque en un carril aparte, la brutal agresión en contra de los estudiantes normalistas de Ayotzinapa, en Iguala, tuvo como telón de fondo el empecinamiento oficial y empresarial por imponer la reforma educativa y el movimiento magisterial que se le opuso desde un primer momento. Es tremendamente simbólico que ayer, en el quinto aniversario de esa canallada, el Senado haya terminado de demoler el engendro antilaboral, en lo que es la culminación de un complicado proceso de negociación entre el gobierno federal, todos los sectores del magisterio, y las distintas fuerzas políticas del Congreso de la Unión. La reforma ha muerto y con ella termina uno de los periodos más oscuros, corruptos y sangrientos en la educación pública de la nación.

http://navegaciones.blogspot.com

Twitter: @Navegaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.