RADIOCOAPA

Rumbo a la cuarta transformación de México

By

Enrique Dussel

Reorganizar los partidos, ¿y los principios?

(La Jornada)

 

 

Mas de

Enrique Dussel*

Ciertos partidos que fueron borrados del mapa político el primero de julio de 2018 se proponen reorganizase, y cambiando su logotipo, hasta su nombre, para volver a los valores originarios del propio partido. La cuestión es que dicho retorno a los valores del comienzo es de preguntarse: ¿existen todavía?, ¿pueden explicitarse para formar los nuevos cuadros que se necesitan para un tal reorganización radical?

Read More

By

Enrique Dussell

El materialismo mesiánico en Nestora Salgado

(La Jornada)
 

 

Enrique Dussel

 

Mas de

Enrique Dussell

La extraña formulación de materialismo mesiánico es de Walter Benjamin, miembro cercano de la Escuela de Frankfurt, incomprendido por M. Horkheimer y Adorno. Su posición teórica avanzaba en demasía hacia las posiciones todavía eurocéntricas y secularizanates del marxismo occidental de la época. Cuadran exactamente para entender de manera profunda el significado abismal de la praxis ejemplar de la comandanta Nestora Salgado, de la raza de las heroínas o héroes como Bartolomé de las Casas, Clavijero, Hidalgo, Morelos, Zapata o los comandantes zapatistas (entre los cuales debe incluirse muy especialmente al sub), entre tantos otros. Al decir heroína quiero referirme al tipo humano por excelencia, a aquellos seres que representan los ejemplos más insignes de lo que es la humanidad en cuanto tal.

Read More

By

Enrique Dussell

Movimientos sociales y partido político

(La Jornada)
 

 

Enrique Dussel

 

Mas de

Enrique Dussell

Muchos opinan que los movimientos sociales son antagonistas de los partidos políticos. Se debe esto al descrédito de la representación o de ONG extranjeras que desean tener dominio sobre tales movimientos, dominio que perderían si éstos se articularan con algún partido. Otros piensan que los partidos políticos no necesitan de los movimientos sociales, ya que estos últimos no deben entrometerse en el gobierno del Estado.