RADIOCOAPA

Rumbo a la cuarta transformación de México

By

Pedro Miguel

En deuda con Assange

(La Jornada)

 

 

Mas de

Pedro Miguel

El fundador de Wikileaks sabe perfectamente lo que hace y a lo que se expone: confrontar a la máxima potencia mundial y sus principales aliados –que son potencias por derecho propio– en condiciones de desventaja brutal: una pequeña organización, limitada en recursos con muy pocos integrantes, ha sido capaz, sin embargo, de poner en jaque al gobierno de Estados Unidos y a muchos otros, de cimbrar la complejísima red de relaciones mundiales de Washington y de modificar de esa manera las relaciones de poder del mundo contemporáneo. La difusión de los Papeles de Afganistán, de los Papeles de Irak y de los cables del Departamento de Estado, nueve años más tarde, marcó un parteaguas para los gobernantes, las sociedades y los medios de todo el planeta. Para llevar a cabo tal hazaña es necesario tener una excepcional comprensión del mundo, un propósito claro y un programa de acción definido, y Julian Assange los tiene y supo transmitirlos a su organización. Su historia no es la de un travieso desorientado ni la de un enfant terrible de la informática, como lo han querido presentar a posteriori los medios occidentales que engordaron su circulación y su tráfico gracias a los materiales informativos que Wikileaks les entregó de manera gratuita; ahora se refieren a Assange como “el hacker australiano” y le niegan las facetas de periodista, de pensador y de activista que conviven en este perseguido planetario.

Read More

By

Pedro Miguel

Seguridad, energía y frontera

(La Jornada)

 

 

Mas de

Pedro Miguel

Durante décadas el Gobierno federal se abstuvo de construir una solución a la disyuntiva entre estar desarmado frente a la criminalidad o violentar el contexto constitucional. De Salinas a Peña, los sucesivos presidentes no pudieron o no quisieron fundar una institución policial capaz de hacer frente a la delincuencia, exacerbada hasta niveles nunca antes vistos por la pobreza, la marginación y la descomposición que generó el modelo neoliberal. Desde su fundación en tiempos de Zedillo, la Policía Federal (PF), con o sin el apellido de Preventiva, no fue nunca la corporación que se necesitaba para defender o restablecer el estado de derecho; en tiempos de Fox aparecieron las primeras cabezas cercenadas que atestiguaban la lucha entre las facciones del narcotráfico, pero la PF estaba muy ocupada reprimiendo movimientos sociales (Lázaro Cárdenas, Atenco, Oaxaca); Calderón, urgido de legitimar su usurpación presidencial, pasó alegremente por encima de la Carta Magna para lanzar a cuerpos de combate contra los cárteles y logró meter al país en una guerra de facto; Peña no cambió nada sustancial e hizo como que hacía algo.

Read More

By

Pedro Miguel

La batalla por la CRE

(La Jornada)

 

 

Mas de

Pedro Miguel

Tras la imposibilidad de que ninguno de los candidatos incluidos en las ternas inicialmente enviadas al Senado por el presidente López Obrador para ocupar cuatro sillas en la Comisión Reguladora de Energía (CRE), el gobierno envió unos días más tarde los mismos nombres ordenados de manera distinta, lo que causó la furia de los opositores. Pero la ley dice lo que dice, el Ejecutivo federal la ha respetado de manera escrupulosa y si en esta segunda ronda los aspirantes a la CRE no logran la aprobación senatorial por dos tercios de los votos, el mandatario estará en libertad de designar a quienes ocupen los puestos vacantes en esa comisión.

Read More

By

Pedro Miguel

4T: 100 días

(La Jornada)

 

 

Mas de

Pedro Miguel

Hay que decirlo sin tapujos: el primero de julio de 2018 no tuvo lugar una elección, sino una insurrección para deponer a un régimen y lo que le sigue no es un cambio de gobierno, sino una revolución, es decir, la destrucción del viejo orden político y social y la construcción de uno nuevo. Una porción de los ciudadanos que acudieron a las urnas el año pasado eligieron en forma positiva el proyecto de nación enarbolado por López Obrador, pero muchos otros se manifestaron en contra de la continuidad del ciclo neoliberal y de la corrupción, la injusticia y la criminalidad gobernantes hasta entonces y no votaron con la razón sino con la rabia acumulada de más de tres décadas de agravios. El que uno y otro procesos se hayan ceñido a las vías legales y a métodos pacíficos no los hace ni menos insurreccional ni menos revolucionario. En tanto las derechas –y una parte de las izquierdas– sigan queriendo reducir ambos fenómenos a una elección y a una sucesión presidencial y a analizarlos con las lógicas políticas del viejo régimen, estarán condenadas a no entender nada de nada por una simple razón: esas lógicas se derrumbaron y se descoyuntó el aparato con el cual la oligarquía corrompida se perpetuaba en el poder.

Read More

By

Pedro Miguel

Construir un pacto social

(La Jornada)

 

 

Mas de

Pedro Miguel

El periodo neoliberal destruyó el pacto social construido por los gobiernos posrevolucionarios. Bueno, malo o pésimo, con sus aciertos históricos, sus contradicciones y sus miserias inocultables, aquello funcionó hasta la penúltima década del siglo pasado, hizo posible la gobernabilidad, la movilidad social y el crecimiento económico. La arquitectura del desarrollo estabilizador descansaba sobre un Estado fuerte, una propiedad pública robusta, un régimen profundamente antidemocrático y la promoción de un sector social que fue con frecuencia terreno fértil para el surgimiento de cacicazgos, instrumentados a su vez por el régimen como mecanismos de control político. El partido originalmente diseñado para gestionar las diferencias entre los distintos liderazgos militares que emergieron como vencedores del periodo violento de la Revolución deglutió la mayor parte de la actividad política y fuera de él casi todo era marginal o, a lo sumo, testimonial. La cooptación generosa y la represión implacable mantenían las oposiciones partidistas y sociales en niveles mínimos, los arreglos extralegales eran considerados un mal menor para mantener la estabilidad y la convivencia forzada entre las llamadas fuerzas productivas fue poco a poco suplantada por una relajada complicidad entre sus cúpulas.

Read More

By

Pedro Miguel

¿Entenderán?

(La Jornada)

 

 

Mas de

Pedro Miguel

La lucha contra el robo de combustibles es sólo uno de los ámbitos en los que se desarrolla el esfuerzo del actual gobierno por la recuperación del sector energético. En rigor, la detección y corrección de tomas clandestinas, el cierre de ventanillas huachicoleras en oficinas públicas y la confiscación de embarques ilegales de petróleo fuera de los puertos, entre otras prácticas del desvío, son momentos de una operación mayor: el cerco a la corrupción. En el camino se obtienen beneficios adicionales, como los económicos que se derivan de impedir la sustracción de hidrocarburos o como reforzar en la sociedad la noción de que la corrupción no es un destino inevitable. Esa lucha contra la corrupción es, a su vez, un paso indispensable para recobrar la soberanía energética y la fortaleza del Estado mexicano.

Read More

By

Pedro Miguel

Péndulos opuestos

(La Jornada)

 

 

 

Mas de

Pedro Miguel

La imagen es una simplificación, desde luego, pero sirve para ilustrar la forma en la que se han movido México y Sudamérica en el espectro político desde mediados del siglo pasado: cuando en este país predominaban gobiernos con sentido de bienestar social en lo interno y orientación soberanista en las relaciones exteriores, Sudamérica era presa de gorilatos y regímenes descaradamente oligárquicos que adoptaban en automático los lineamientos de la política exterior del Departamento de Estado. Dos momentos ilustrativos fueron la expulsión de Cuba de la Organización de los Estados Americanos (OEA), en 1962, y el posterior bloqueo diplomático de la isla por casi todo el continente, dos años más tarde, y el golpe de Estado en Chile de 1973; en ambos momentos, México se enfrentó en solitario, o casi, a escenarios continentales en los que Washington dictaba las reglas y los gobiernos de la región obedecían.

Read More

By

Pedro Miguel

Huachicol y Guardia Nacional

(La Jornada)

 

 

Mas de

Pedro Miguel

La Cuarta Transformación ha venido librando en distintos terrenos dos batallas simultáneas y distintas pero interconectadas: el combate al robo de combustibles y la reforma constitucional que permita la conformación de la Guardia Nacional.

Read More

By

Pedro Miguel

Metamorfosis de la CFE

(La Jornada)

 

 

Mas de

Pedro Miguel

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) fue fundada en 1937 por el general Lázaro Cárdenas con el propósito de atender a la población de bajos recursos a la que las empresas privadas generadoras de energía despreciaban porque no la consideraban un mercado atractivo; esas compañías –extranjeras, en su mayoría– se negaban a llevar el fluido eléctrico a las comunidades rurales aisladas y a los barrios populares de las ciudades.

Read More

By

Pedro Miguel

La Cuarta Transformación va

(La Jornada)

 

 

Mas de

Pedro Miguel

En los primeros cinco días del nuevo gobierno el país ha cambiado mucho más de lo que sus negadores (ya verán: será lo mismo de siempre) estarían dispuestos a conceder. En realidad, los cambios empezaron desde antes, acaso desde el 3 de julio. Ya no hay más insultantes pensiones y subvenciones de que gozaban los ex presidentes y se acabó con el detestable Cisen y se puso fin a la guardia pretoriana llamada Estado Mayor Presidencial y se terminó el guarurismo en el ámbito del Ejecutivo federal. Desde el primer día del nuevo gobierno se abrió al pueblo la ex residencia presidencial de Los Pinos, una acción que va mucho más allá de la demolición simbólica del reducto por excelencia de la Presidencia despótica y llega hasta la entrega a la sociedad de un espacio físico y concreto que fue por décadas la expresión de un poder hierático, misterioso y temible, y que en el tramo neoliberal acabó convertido en bastión de la vulgaridad ostentosa.

Read More

By

Pedro Miguel

Mexicanos de primera, de segunda y de tercera

(La Jornada)

 

 

Mas de

Pedro Miguel

Este miércoles el Senado aprobó en comisiones una reforma a la Ley Federal de Entidades Paraestatales (LFEP) para eliminar la nacionalidad mexicana por nacimiento como uno de los requisitos para encabezar una de esas entidades. Para horror de algunos masiosares (algunos de ellos hasta se las dan de ilustrados, liberales y cosmopolitas), y con el telón de fondo de la xenofobia y el chovinismo inducidos en sectores de la población para atizar el odio a los centroamericanos de las caravanas, las comisiones senatoriales para la Igualdad de Género y de Estudios Legislativos aprobaron la iniciativa que presentó la senadora Citlalli Hernández, de Morena, con el voto en contra –quede para el registro– del PRI y del PAN. Se consumó así un primer acto de justicia para eliminar las ciudadanías mexicanas de primera (por nacimiento y de padres mexicanos), de segunda (por nacimiento y de padres extranjeros) y de tercera (por naturalización).

Read More

By

Pedro Miguel

Seguridad: cambio de paradigma

(La Jornada)

 

 

Mas de

Pedro Miguel

Mlitarización!, claman los críticos del plan que fue presentado el miércoles por el próximo gobierno para pacificar el país, reducir la violencia y reconstruir la seguridad pública; unos hablan con la preocupación legítima que deriva de la terrible experiencia de 12 años de violencia oficial como respuesta casi exclusiva a la criminalidad; otros lo hacen desde la hipócrita comodidad con la que hace unos años aplaudían y justificaban el desastre sangriento provocado por Calderón y continuado por Peña Nieto.

Read More

By

Pedro Miguel

Consulta: dos mensajes

(La Jornada)

 

 

Mas de

Pedro Miguel

Un mes antes de que Andrés Manuel López Obrador tome posesión como presidente constitucional, su equipo ha ganado una primera partida de enorme relevancia en contra de la corrupción oligárquica y del régimen al que le queda menos de un mes de vida: la anunciada cancelación de las obras para construir un aeropuerto en Texcoco, previa realización de una consulta por medio de la cual se invitó a la sociedad a manifestarse en pro o en contra de ese proyecto y de su alternativa, la ampliación de la actual base aérea militar de Santa Lucía para convertirla en un aeropuerto mixto comercial/militar, la recuperación de la terminal aérea de Toluca y la renovación del Benito Juárez, a fin de hacer frente al incremento del tráfico aéreo en el centro del país sin recurrir a un megaproyecto como el que pretendió hacer el peñato en Texcoco: con un historial de represión y despojo a las comunidades de la zona, enormes y evidentes inconsistencias técnicas, opacidad administrativa y contractual, el gigantesco dispendio que implicaría cerrar la terminal aérea en funciones y un impacto ambiental muy ominoso para la localidad y para toda la cuenca del valle de México.

Read More

By

Pedro Miguel

#ConsultaNAIM

(La Jornada)

 

 

Mas de

Pedro Miguel

Empezó ayer, terminará el próximo domingo y está resultando un éxito: en las urnas se han formado filas de votantes que desean ser tomados en cuenta en la solución de una disyuntiva crucial, como lo es continuar con las obras del aeropuerto en Texcoco o abandonar ese proyecto, afectado por fallas, absurdos y miserias de origen, y resolver de otra manera la demanda aeroportuaria del centro del país.

Read More

By

Pedro Miguel

NAIM: el argumento tecnocrático

(La Jornada)

 

 

Mas de

Pedro Miguel

Se suponía que Salinas y sus amigos eran economistas brillantes y modernos que salvarían al país de la debacle en que lo estaban dejando los políticos tradicionales. La pretendida superioridad académica fue usada como blindaje argumental para ignorar todas las críticas al ejercicio del poder en ese sexenio que terminó en catástrofe. La frase de campaña de Zedillo era él sabe cómo hacerlo, pero dos semanas después de tomar posesión quitó los alfileres con los que Salinas y los suyos habían dejado prendida la economía y provocó un desastre financiero mucho mayor que los de Echeverría, López Portillo y de la Madrid juntos. Pero el régimen aún era robusto y Zedillo logró imponer, con el auxilio del PAN y echando mano de los mismos alegatos sabihondos que su antecesor, el llamado rescate bancario, que fue en realidad el mayor atraco a las arcas públicas perpetrado hasta entonces.

Read More