RADIOCOAPA

Rumbo a la cuarta transformación de México

By

Pedro Miguel

Trump: migración y campaña

(La Jornada)

 

 

Masa de

Pedro Miguel

Se repite el guión de 2016: nada le iría mejor a Donald Trump en el arranque de su carrera por la relección, que un país vecino al cual colocarle la máscara de enemigo. El poder construir un escenario semejante, con tensiones fronterizas crecientes y una espiral de intercambios verbales hostiles, le permitiría azuzar a los sectores que lo apoyaron hace tres años con dosis masivas de chovinismo patriotero y triunfos de utilería cuya correspondencia con la realidad no sería corroborada por la opinión pública. Desde luego, el candidato fácil para esa fabricación es México, habida cuenta de la tremenda desventaja en que se encuentra en casi todos los ámbitos con respecto a la superpotencia. El enemigo interno vuelve a ser el mismo: los trabajadores extranjeros –principalmente, los latinoamericanos– que han sido definidos por varios analistas como los judíos de Trump, en extrapolación al espantajo que fabricó el Tercer Reich.

Read More

By

Pedro Miguel

Frente a Trump

(La Jornada)

 

 

Mas de

Pedro Miguel

El actual gobierno de Estados Unidos está comprometido en la aventura de reconstruir a trompicones la hegemonía mundial de ese país sobre bases distintas a las del neoliberalismo clásico, codificado en el llamado Consenso de Washington o Decálogo de Williamson. Donald Trump se vendió a sus electores como un proteccionista acérrimo y como un impulsor de los sectores agrario e industrial, lo que contraviene, por donde se le vea, la receta neoliberal del libre comercio y la opción preferencial por los capitales financieros y el monetarismo. A su manera, el actual presidente estadunidense es, en ese sentido, un posneoliberal de derecha, como lo son quienes en el Viejo Continente se inscriben en alguno de los matices que van del euroescepticismo a la eurofobia.

Read More

By

Pedro Miguel

Acciones y reacciones

(La Jornada)

 

 

Mas de

Pedro Miguel

Tras dos días de una campaña de desinformación deliberada que pretendió hacer creer que el ex gobernador chiapaneco Manuel Velasco iba a suceder al frente de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) a la dimitente Josefa González Ortiz Mena, el lunes de esta semana se dio a conocer el auspicioso nombramiento a ese cargo del activista y académico ambiental Víctor M. Toledo; ese mismo día el presidente Andrés Manuel López Obrador se reunió con una representación de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), en un encuentro que tuvo como propósito superar la inconformidad de ese sector de profesores ante una reforma educativa que, si bien representó un avance significativo con respecto a la barbaridad operada en el sexenio anterior, dejó fuera importantes reivindicaciones del magisterio democrático; la reunión, en la que el tabasqueño ofreció a sus interlocutores total apertura y concesiones muy significativas en la elaboración de la ley secundaria, culminó con los delegados de la CNTE, acompañados del mandatario, coreando las consignas históricas de su lucha en uno de los patios de Palacio Nacional; si algún valor tienen los símbolos, éste no pudo pasar inadvertido.

Read More

By

Pedro Miguel

Dos Bocas y el Estado

(La Jornada)

 

 

Mas de

Pedro Miguel

La licitación restringida para construir la refinería de Dos Bocas fue declarada desierta, la obra será encargada a la Secretaría de Energía, Petróleos Mexicanos y el Instituto Mexicano del Petróleo y el anuncio respectivo generó reacciones adversas entre los promotores de las empresas privadas en México y en el extranjero. José Manuel López Campos, presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur), dijo que la decisión nos inquieta con relación a la percepción del país respecto a la certidumbre de inversiones a largo plazo. Como no podía ser de otra manera, la agorera Moody’s afirmó, por boca de uno de sus ejecutivos, que el hecho eleva el riesgo de sobregiros, costos y retrasos que podrían, a su vez, sumar más presión a las finanzas de Pemex y del gobierno en general. Se unió al coro el embajador en México de la Unión Europea, Klaus Rudischhauser, dijo dudar que la decisión anunciada ayer en la conferencia mañanera por el presidente López Obrador, acompañado de la titular de la Sener, Rocío Nahle, y del director general de Pemex, Octavio Romero Oropeza, sea una buena respuesta para los inversionistas. Los exponentes de la derecha vernácula, por su parte, se encargaron de amplificar esas discordancias en clave de griterío.

Read More

By

Pedro Miguel

PND: la ruptura

(La Jornada)

 

 

Mas de

Pedro Miguel

Los planes de desarrollo sexenales de las sucesivas presidencias neoliberales eran promesas de buen comportamiento ante los organismos financieros internacionales y los dueños de los capitales y, por ello, listados de buenos deseos irrealizables en el ámbito social: el cumplimiento de las reformas estructurales redactadas cuyo guion principal se redactaba fuera de México implicaba la pérdida de derechos sociales y laborales así como el debilitamiento del sector público; con ello el Estado quedaba imposibilitado para desempeñarse como promotor de bienestar y se veía reducido a gestor de la utilidad privada. A esos mamotretos se les agregaban enunciados demagógicos y algunos conceptos extraídos de la moda de la corrección política a los que se denominaba ejes rectores o líneas de acción transversales que habrían de ser guía de las acciones gubernamentales y las políticas públicas.

Read More

By

Pedro Miguel

En deuda con Assange

(La Jornada)

 

 

Mas de

Pedro Miguel

El fundador de Wikileaks sabe perfectamente lo que hace y a lo que se expone: confrontar a la máxima potencia mundial y sus principales aliados –que son potencias por derecho propio– en condiciones de desventaja brutal: una pequeña organización, limitada en recursos con muy pocos integrantes, ha sido capaz, sin embargo, de poner en jaque al gobierno de Estados Unidos y a muchos otros, de cimbrar la complejísima red de relaciones mundiales de Washington y de modificar de esa manera las relaciones de poder del mundo contemporáneo. La difusión de los Papeles de Afganistán, de los Papeles de Irak y de los cables del Departamento de Estado, nueve años más tarde, marcó un parteaguas para los gobernantes, las sociedades y los medios de todo el planeta. Para llevar a cabo tal hazaña es necesario tener una excepcional comprensión del mundo, un propósito claro y un programa de acción definido, y Julian Assange los tiene y supo transmitirlos a su organización. Su historia no es la de un travieso desorientado ni la de un enfant terrible de la informática, como lo han querido presentar a posteriori los medios occidentales que engordaron su circulación y su tráfico gracias a los materiales informativos que Wikileaks les entregó de manera gratuita; ahora se refieren a Assange como “el hacker australiano” y le niegan las facetas de periodista, de pensador y de activista que conviven en este perseguido planetario.

Read More

By

Pedro Miguel

Seguridad, energía y frontera

(La Jornada)

 

 

Mas de

Pedro Miguel

Durante décadas el Gobierno federal se abstuvo de construir una solución a la disyuntiva entre estar desarmado frente a la criminalidad o violentar el contexto constitucional. De Salinas a Peña, los sucesivos presidentes no pudieron o no quisieron fundar una institución policial capaz de hacer frente a la delincuencia, exacerbada hasta niveles nunca antes vistos por la pobreza, la marginación y la descomposición que generó el modelo neoliberal. Desde su fundación en tiempos de Zedillo, la Policía Federal (PF), con o sin el apellido de Preventiva, no fue nunca la corporación que se necesitaba para defender o restablecer el estado de derecho; en tiempos de Fox aparecieron las primeras cabezas cercenadas que atestiguaban la lucha entre las facciones del narcotráfico, pero la PF estaba muy ocupada reprimiendo movimientos sociales (Lázaro Cárdenas, Atenco, Oaxaca); Calderón, urgido de legitimar su usurpación presidencial, pasó alegremente por encima de la Carta Magna para lanzar a cuerpos de combate contra los cárteles y logró meter al país en una guerra de facto; Peña no cambió nada sustancial e hizo como que hacía algo.

Read More

By

Pedro Miguel

La batalla por la CRE

(La Jornada)

 

 

Mas de

Pedro Miguel

Tras la imposibilidad de que ninguno de los candidatos incluidos en las ternas inicialmente enviadas al Senado por el presidente López Obrador para ocupar cuatro sillas en la Comisión Reguladora de Energía (CRE), el gobierno envió unos días más tarde los mismos nombres ordenados de manera distinta, lo que causó la furia de los opositores. Pero la ley dice lo que dice, el Ejecutivo federal la ha respetado de manera escrupulosa y si en esta segunda ronda los aspirantes a la CRE no logran la aprobación senatorial por dos tercios de los votos, el mandatario estará en libertad de designar a quienes ocupen los puestos vacantes en esa comisión.

Read More

By

Pedro Miguel

4T: 100 días

(La Jornada)

 

 

Mas de

Pedro Miguel

Hay que decirlo sin tapujos: el primero de julio de 2018 no tuvo lugar una elección, sino una insurrección para deponer a un régimen y lo que le sigue no es un cambio de gobierno, sino una revolución, es decir, la destrucción del viejo orden político y social y la construcción de uno nuevo. Una porción de los ciudadanos que acudieron a las urnas el año pasado eligieron en forma positiva el proyecto de nación enarbolado por López Obrador, pero muchos otros se manifestaron en contra de la continuidad del ciclo neoliberal y de la corrupción, la injusticia y la criminalidad gobernantes hasta entonces y no votaron con la razón sino con la rabia acumulada de más de tres décadas de agravios. El que uno y otro procesos se hayan ceñido a las vías legales y a métodos pacíficos no los hace ni menos insurreccional ni menos revolucionario. En tanto las derechas –y una parte de las izquierdas– sigan queriendo reducir ambos fenómenos a una elección y a una sucesión presidencial y a analizarlos con las lógicas políticas del viejo régimen, estarán condenadas a no entender nada de nada por una simple razón: esas lógicas se derrumbaron y se descoyuntó el aparato con el cual la oligarquía corrompida se perpetuaba en el poder.

Read More

By

Pedro Miguel

Construir un pacto social

(La Jornada)

 

 

Mas de

Pedro Miguel

El periodo neoliberal destruyó el pacto social construido por los gobiernos posrevolucionarios. Bueno, malo o pésimo, con sus aciertos históricos, sus contradicciones y sus miserias inocultables, aquello funcionó hasta la penúltima década del siglo pasado, hizo posible la gobernabilidad, la movilidad social y el crecimiento económico. La arquitectura del desarrollo estabilizador descansaba sobre un Estado fuerte, una propiedad pública robusta, un régimen profundamente antidemocrático y la promoción de un sector social que fue con frecuencia terreno fértil para el surgimiento de cacicazgos, instrumentados a su vez por el régimen como mecanismos de control político. El partido originalmente diseñado para gestionar las diferencias entre los distintos liderazgos militares que emergieron como vencedores del periodo violento de la Revolución deglutió la mayor parte de la actividad política y fuera de él casi todo era marginal o, a lo sumo, testimonial. La cooptación generosa y la represión implacable mantenían las oposiciones partidistas y sociales en niveles mínimos, los arreglos extralegales eran considerados un mal menor para mantener la estabilidad y la convivencia forzada entre las llamadas fuerzas productivas fue poco a poco suplantada por una relajada complicidad entre sus cúpulas.

Read More

By

Pedro Miguel

¿Entenderán?

(La Jornada)

 

 

Mas de

Pedro Miguel

La lucha contra el robo de combustibles es sólo uno de los ámbitos en los que se desarrolla el esfuerzo del actual gobierno por la recuperación del sector energético. En rigor, la detección y corrección de tomas clandestinas, el cierre de ventanillas huachicoleras en oficinas públicas y la confiscación de embarques ilegales de petróleo fuera de los puertos, entre otras prácticas del desvío, son momentos de una operación mayor: el cerco a la corrupción. En el camino se obtienen beneficios adicionales, como los económicos que se derivan de impedir la sustracción de hidrocarburos o como reforzar en la sociedad la noción de que la corrupción no es un destino inevitable. Esa lucha contra la corrupción es, a su vez, un paso indispensable para recobrar la soberanía energética y la fortaleza del Estado mexicano.

Read More

By

Pedro Miguel

Péndulos opuestos

(La Jornada)

 

 

 

Mas de

Pedro Miguel

La imagen es una simplificación, desde luego, pero sirve para ilustrar la forma en la que se han movido México y Sudamérica en el espectro político desde mediados del siglo pasado: cuando en este país predominaban gobiernos con sentido de bienestar social en lo interno y orientación soberanista en las relaciones exteriores, Sudamérica era presa de gorilatos y regímenes descaradamente oligárquicos que adoptaban en automático los lineamientos de la política exterior del Departamento de Estado. Dos momentos ilustrativos fueron la expulsión de Cuba de la Organización de los Estados Americanos (OEA), en 1962, y el posterior bloqueo diplomático de la isla por casi todo el continente, dos años más tarde, y el golpe de Estado en Chile de 1973; en ambos momentos, México se enfrentó en solitario, o casi, a escenarios continentales en los que Washington dictaba las reglas y los gobiernos de la región obedecían.

Read More

By

Pedro Miguel

Huachicol y Guardia Nacional

(La Jornada)

 

 

Mas de

Pedro Miguel

La Cuarta Transformación ha venido librando en distintos terrenos dos batallas simultáneas y distintas pero interconectadas: el combate al robo de combustibles y la reforma constitucional que permita la conformación de la Guardia Nacional.

Read More

By

Pedro Miguel

Metamorfosis de la CFE

(La Jornada)

 

 

Mas de

Pedro Miguel

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) fue fundada en 1937 por el general Lázaro Cárdenas con el propósito de atender a la población de bajos recursos a la que las empresas privadas generadoras de energía despreciaban porque no la consideraban un mercado atractivo; esas compañías –extranjeras, en su mayoría– se negaban a llevar el fluido eléctrico a las comunidades rurales aisladas y a los barrios populares de las ciudades.

Read More

By

Pedro Miguel

La Cuarta Transformación va

(La Jornada)

 

 

Mas de

Pedro Miguel

En los primeros cinco días del nuevo gobierno el país ha cambiado mucho más de lo que sus negadores (ya verán: será lo mismo de siempre) estarían dispuestos a conceder. En realidad, los cambios empezaron desde antes, acaso desde el 3 de julio. Ya no hay más insultantes pensiones y subvenciones de que gozaban los ex presidentes y se acabó con el detestable Cisen y se puso fin a la guardia pretoriana llamada Estado Mayor Presidencial y se terminó el guarurismo en el ámbito del Ejecutivo federal. Desde el primer día del nuevo gobierno se abrió al pueblo la ex residencia presidencial de Los Pinos, una acción que va mucho más allá de la demolición simbólica del reducto por excelencia de la Presidencia despótica y llega hasta la entrega a la sociedad de un espacio físico y concreto que fue por décadas la expresión de un poder hierático, misterioso y temible, y que en el tramo neoliberal acabó convertido en bastión de la vulgaridad ostentosa.

Read More