RADIOCOAPA

Rumbo a la cuarta transformación de México

By

Fabrizio Mejía Madrid

“Vivo entre gente que, dicen, no es de tu altura” 4 símbolos en la 4T

(Proceso No. 2235)

 

 

Mas de

Fabrizio Mejía Madrid

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- De entre las definiciones de la Cuarta Transformación escojo, por centrales y todavía quitándome el confeti del 1 de septiembre, las que contienen el furor por el discurso que reorganiza: pueblo, presidente, Estado y memoria. Cuatro nociones olvidadas por un neoliberalismo que confundió como nadie transmitir con comunicar y comunicar con propaganda; y ésta con espot leído casi sin torpeza de un telepromter. Vacíos de historia, héroes reconocibles –quizás algún econometrista consciente de que sus ecuaciones son usadas como drones que esparcen -desempleados, pobreza y desigualdades– o siquiera una idea de país que no fuera el que sostiene las charolas en la boda de la Kikis Corcuera, los regímenes neoliberales no usaron jamás la palabra “pueblo” más que seguido del adjetivo turístico: “mágico”. Había, eso sí, “población”, que es un número que se comporta de acuerdo a las estadísticas, que ocupa rebanadas del pastel tricolor de la gráfica y, sin mediar explicación, se iba directo al individuo en su soledad compradora, el “consumidor”. Los neoliberales representaron al “resto del país” –el que no merece la abundancia– como criminales organizados, accidentalmente unidos por un partido de la Selección Nacional, o como turba que obstruye avenidas porque sí. Eran flojos, violentos, y merecían a un presidente que les decretara la pena de muerte. El presidente era el que retrataba bien, aunque fuera un delincuente, un ignorante y un frívolo. El Estado, simplemente, dejó de ser todo lo que fue en México –regulador, propietario mixto, educador– para ser sólo un policía corrompido. “La autocracia es corrupta”, decía Carlos Monsiváis, “para que no la acusen de inflexible”. Al final, el “pueblo”, además de sus artesanías y el pintoresquismo de tus albañiles, no era nada más que la pesadilla de que se convirtiera en demos; es decir, en asamblea entre iguales.

Read More

By

John Saxe-Fernández

La catástrofe última y la 4T

(La Jornada)

 

 

Mas de

John Saxe-Fernández

Aunque ninguno de los dos grandes retos existenciales que hoy amenazan a la biosfera, incluida la humanidad como especie, son ajenos a cualquier nación, lo cierto es que la colocación geoestratégica de México y Canadá, colindantes con EU, epicentro imperialista, amerita atención por esa singularidad territorial y demográfica. EU y México comparten y protagonizan diariamente el escenario del mayor corredor transfronterizo del mundo, repleto del pathos racista, neonazi y antiinmigrante del nacional trumpismo, plagado de crueldad criminal hacia niños y niñas en medio del enorme flujo de personas y mercancías, lo que impacta a la 4T, como ya ocurrió en la historia mexicana signada por uno de los mayores, sino es que el mayor, despojo territorial en la historia moderna.

Read More

By

Víctor M. Toledo

Veracruz, la 4T y la defensa de la naturaleza

(La Jornada(

 

 

Mas de

Víctor M. Toledo

De todas las entidades del país, Veracruz se ha distinguido por la presencia de una sociedad especialmente sensible y activa en la defensa de la naturaleza y la protección del ambiente. Ahí está la larga batalla contra la nucleoeléctrica de Laguna Verde, hoy convertida en elefante blanco, igualmente peligroso, en un monumento a la chatarra nuclear. Todos recuerdan las cadenas humanas en las carreteras veracruzanas impulsadas por los antinucleares. También todos saben de la vigorosa protesta ciudadana durante el accidente de Anaversa que derramó 40 mil litros de sustancias tóxicas en Córdoba. Varias décadas de resistencias heroicas, de la proliferación de centros académicos dedicados a temas ecológicos, hoy confluyen con el triunfo de Morena a lo largo y ancho del estado, de tal suerte que en muchas regiones de la entidad las batallas en defensa de la naturaleza se entrelazaron con las luchas por el voto de izquierda. El mejor ejemplo es el del actual presidente municipal de Xalapa, un reconocido académico y ambientalista de larga tradición que ganó las elecciones con Morena.

Read More

By

Carlos Fernández-Vega

México SA

Economía enferma
Motores apagados

(La Jornada)

 

 

Mas de

Carlos Fernández-Vega

La economía mexicana mantiene la inercia heredada por los seis gobiernos neoliberales y así se quedará si el nuevo régimen no da un golpe de timón que permita su despegue. A lo largo de 36 años de reformas y modernizaciones, el beneficio fue un crecimiento promedio de 2 por ciento, distribuido inequitativamente entre la población, porque el verdadero filón de oro fue para la casta divina político-empresarial.

Read More

By

Carlos Fernández-Vega

México SA

PND, punto de ruptura
AMLO: aunque rechinen

(La Jornada)

 

 

Mas de

Carlos Fernández-Vega

Más allá de los jaloneos internos, las grillas y conexos, el punto toral del –llamémoslo así– desencuentro con Carlos Urzúa fue el armado del Plan Nacional de Desarrollo (PND), pues el ex secretario de Hacienda lo estructuró con base en principios neoliberales, es decir, los mismos que la nueva administración gubernamental se comprometió a sepultar.

Read More

By

Luis Hernández Navarro

Medios de comunicación y 4T

(La Jornada)

 

 

Mas de

Luis Hernández Navarro

El tsunami electoral del 1º de julio de 2018 metió en una profunda crisis a los partidos políticos confrontados con Morena. Las elecciones del 2 de junio de 2019 en seis entidades profundizaron esta tendencia.

Desde entonces, los dirigentes nacionales de los partidos y sus principales legisladores se convirtieron en espectros plañideros, con poca incidencia en los grandes debates nacionales. La derrota los sumió en el pantano del anonimato. Su presencia se limita a los espacios y maniobras parlamentarias. No son una referencia relevante en la oposición cotidiana de la centro-derecha al gobierno de la Cuarta Transformación (4T).

Read More

By

Jorge Zapeda Patterson

Los columnistas o el chayote transgénico

Desde tiempos inmemoriales la opinión pública en México ha conocido como “el chayote” a las partidas entregadas por el soberano a los periodistas que influyen en la opinión pública. Foto: Misael Valtierra, Cuartoscuro.

(SinEmbargo.Mx)

 

 

Mas de

Jorge Zapeda Patterson

La prometida lista de periodistas que recibieron fortunas del Gobierno de Peña Nieto no ofreció sorpresas. Más de mil millones de pesos repartidos en apenas unas decenas de personas. En su mayoría se trata de conductores de programas de televisión y radio que a la vez publican columnas de opinión en algún diario. Joaquín López Dóriga encabeza la lista con 251 millones y le siguen otros como Óscar Mario Beteta (74 mdp), Adela Micha, Ricardo Alemán, Raymundo Riva Palacio, Pablo Hiriart, Jorge Fernández Menéndez con cifras que superan los 20 millones de pesos, entre otros.

Read More

By

José Blanco

Críticos neoliberales

(La Jornada)

 

 

Mas de

José Blanco

Para Michel Foucault el poder siempre ha estado ahí. Estructurando con su discurso las mentes de los humanos desde que aparecen en este mundo; educando, persuadiendo, catequizando, seduciendo, sujetando, acogotando. El poder funda y es garantía de orden. Lo ejercen la familia, la escuela, la iglesia, el arte, el poder político y el económico, la cultura en general. El poder más eficiente es el invisible, porque normaliza. Se instala y se presenta como natural o normal. Nos estructuran muchos poderes coherentes e incoherentes entre sí, y por eso somos contradictorios. Pequeñas, grandes, predominantes formas de poder conviven, cambian, nos cambian, o las adoptamos con frecuencia sin elegirlas.

Read More

By

Jorge Zepeda Patterson

Un país para todos

Andrés Manuel. Foto: Cuartoscuro

(SinEmbargo.Mx)

 

 

Mas de

Jorge Zepeda Patterson

Los periodistas y editores de diarios y noticieros sabemos por experiencia que las buenas noticias no venden ejemplares ni conquistan audiencias (good news, no news), por más que el público proteste por la diaria exhibición de los males que nos aquejan.

Read More

By

Jorge Zepeda Patterson

Mesura

“Pero, sobre todo, me parece que habrá un antes y un después con AMLO en lo que toca al dispendio y la corrupción de la clase política. La apropiación del patrimonio público como un derecho adquirido por los funcionarios ha recibido un tiro de muerte, espero”. Foto: Victoria Valtierra, Cuartoscuro

(SinEmbargo.Mx)

 

 

 

Mas de

Jorge Zepeda Patterson

Es cierto, tenemos un Presidente atípico, provocador y más rijoso de lo que quisiéramos, usa las estadísticas a su antojo y le cuesta aceptar la crítica. Pero antes de ponerse un “chaleco México” y salir a la calle a pedir su renuncia o darle un like a los hashtags virales que vomitan en su contra, pongamos un poco las cosas en perspectiva. Primero, porque nada se ha roto, para decirlo rápido. A estas alturas con Ernesto Zedillo el peso se había devaluado y la economía había entrado en una debacle que obligó a Estados Unidos a un rescate tan humillante como misericordioso. El dólar y la inflación se mantienen sorprendentemente controlados y las perspectivas económicas no están para fiestas pero tampoco son alarmantes. No tendremos una recesión de menos nueve por ciento en el PIB como sucedió en 2009 con Calderón, ni locuras como la nacionalización de la banca con López Portillo. Por lo demás, está claro que el desempeño de la economía mexicana depende más del entorno internacional y las veleidades de la globalización que de las decisiones de su presidente. Rijoso o no, la enorme prudencia con la que ha llevado la relación con el intempestivo huésped de la Casa Blanca revela que en las cosas que en verdad pueden dañar a México, López Obrador es mucho más presidencial de lo que sugieren sus exabruptos y refranes desgastados. Pelear con Trump en nombre del orgullo mexicano, habría sido la vía idónea para exaltar a la masa y reforzar su popularidad en la calle. Sería lo esperable de un populista nacionalista e irresponsable como el que nos pintan sus adversarios en las redes sociales. Pero en el fondo AMLO no come lumbre ni comete locuras, pese a su folclórico estilo.

Read More

By

John Ackerman

Oposición descompuesta

(Proceso No. 2217)

 

By

Luis Hernández Navarro

Educación y Cuarta Transformación

(La Jornada)

 

 

Mas de

Luis Hernández Navarro

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha ido fijando los objetivos de la Cuarta Transformación (4T) poco a poco. No hay, hasta el momento, un documento oficial que dé cuenta de las principales características de su propuesta. El mandatario anunció su propósito en plena campaña electoral y ha ido precisando algunas de sus peculiaridades sobre la marcha.

Read More

By

José Blanco

La ilusión

(La Jornada)

 

 

Mas de

José Blanco

La crítica al gobierno de la 4T según la cual se trata de más de lo mismo es, como crítica, una necedad sin futuro. Quienes así se expresan están desconectados del mundo real o no tienen en cuenta la cotidiana cascada de improperios que son lanzados por la derecha neoliberal mediática, adueñada de la inmensa mayoría de los medios escritos y electrónicos, contra el gobierno actual. Si el gobierno de AMLO es, sin matices, en términos de política y de política económica y social, lo mismo que las pesadillas vividas a partir del gobierno de Miguel de la Madrid, entonces esa cascada es un harakiri masivo por los miles de quienes están entregados a denostar al gobierno de la 4T. Como las cosas no son así, está claro que se falta a la verdad sans phrases.

Read More

By

José Blanco

Radicalizar la democracia

(La Jornada)

 

 

Mas de

José Blanco

El 8 de junio pasado escribí en este espacio, refiriéndome a los excluidos de siempre: “… todos ellos son los que han creado al Andrés Manuel de hoy, aunque el poder fáctico pueda no entenderlo; ellos son el incipiente poder nacional popular que puede comenzar a cambiar el régimen erigido para la exclusión; ellos son quienes pueden ser la fuerza para una transición hacia una democracia incluyente. Los ha impulsado el régimen corrupto; los ha hartado la pobreza profunda, las desigualdades sociales y los privilegios de los millonarios”.

Read More

By

Pedro Miguel

Seguridad, energía y frontera

(La Jornada)

 

 

Mas de

Pedro Miguel

Durante décadas el Gobierno federal se abstuvo de construir una solución a la disyuntiva entre estar desarmado frente a la criminalidad o violentar el contexto constitucional. De Salinas a Peña, los sucesivos presidentes no pudieron o no quisieron fundar una institución policial capaz de hacer frente a la delincuencia, exacerbada hasta niveles nunca antes vistos por la pobreza, la marginación y la descomposición que generó el modelo neoliberal. Desde su fundación en tiempos de Zedillo, la Policía Federal (PF), con o sin el apellido de Preventiva, no fue nunca la corporación que se necesitaba para defender o restablecer el estado de derecho; en tiempos de Fox aparecieron las primeras cabezas cercenadas que atestiguaban la lucha entre las facciones del narcotráfico, pero la PF estaba muy ocupada reprimiendo movimientos sociales (Lázaro Cárdenas, Atenco, Oaxaca); Calderón, urgido de legitimar su usurpación presidencial, pasó alegremente por encima de la Carta Magna para lanzar a cuerpos de combate contra los cárteles y logró meter al país en una guerra de facto; Peña no cambió nada sustancial e hizo como que hacía algo.

Read More