RADIOCOAPA

Rumbo a la cuarta transformación de México

By

Adolfo Gilly

EZLN: veinticinco años

(La Jornada)

 

 

Mas de

Adolfo Gilly

Una mañana de hace 25 años, el primero de enero de 1994, vimos aparecer en la televisión un espectáculo insólito: un ejército indígena, como brotado de las sombras de esa noche del nuevo año, estaba tomando la ciudad de San Cristóbal. Eran muchos, se veían muy pobres y estaban abriendo una nueva época en la historia de este país y de sus pueblos. Su nombre era y sigue siendo Ejército Zapatista de Liberación Nacional: EZLN.

Read More

By

Shaila Rosagel

México nunca estuvo peor y el Presidente, parece, vive en otro planeta: Lorenzo Meyer

 

(Sinembargo.Mx)

 

Shaila Rosagel

 

Shaila Rosagel

El país vive uno de los peores momentos en su historia. Un momento crítico, que por lo pronto lo mantiene en una persistente mediocridad y a un pueblo agraviado por la impunidad, la violencia y la inseguridad, dice el analista político Lorenzo Meyer Cossío en entrevista con SinEmbargo.

Read More

By

Armando Bartra

Ayotzinapa o la rebelión de las víctimas

 
Foto

Durante una movilización en demanda de la aparición con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa, el pasado 1º de diciembre Foto Reuters

(La Jornada)

 

Armando Bartra

 

Mas de

Armando Bartra

El 26 y 27 de septiembre el crimen de Iguala rompió el dique y empezaron a correr las aguas de la indignación popular; un torrente ciudadano que una y otra vez llena calles y plazas de la capital y de los estados. El gobierno está en medio de la turbulencia y no halla para dónde hacerse. El barco de Enrique Peña Nieto se hunde. Vivimos una crisis de gobernabilidad que pone a México ante una inédita encrucijada.

Read More

By

Gilberto López y Rivas

¡No todos somos Ayotzinapa!

(La Jornada)

 

Gilberto López y Rivas.jpeg

 

Mas de

Nada indigna más del grupo gobernante encabezado por Enrique Peña Nieto que su pretensión, fracasada, de eludir su evidente responsabilidad en el crimen de Estado y lesa humanidad perpetrado contra los estudiantes normalistas en Iguala, descargando toda la culpa de las ejecuciones extrajudiciales y las desapariciones forzadas sobre las autoridades municipales y la llamada delincuencia organizada, al grado increíble de intentar mimetizarse con las víctimas y con quienes los han apoyado, al asumir, como padre de familia y como un mexicano más, el grito de todos somos Ayotzinapa. Pero, no todos somos Ayotzinapa. El mensaje presidencial del 27 de noviembre y su propuesta de 10 puntos no sólo no convencieron a nadie, sino que constituyen un agravio más para los estudiantes asesinados, heridos y desaparecidos, para sus familiares y para todos los hombres y las mujeres que en el mundo entero se han visto sacudidos por los hechos del 26 y 27 de septiembre, y por el mutismo gubernamental sobre el paradero de los 43 normalistas, trascurridos más de dos meses de su desaparición.

Read More