RADIOCOAPA

Rumbo a la cuarta transformación de México

By

Jesusa Cervantes y José Gil Olmos

Ante el desastre, el gran desafío para AMLO

Al tomar posesión de la Presidencia este sábado 1, Andrés Manuel López Obrador pintó el panorama desastroso de un país –que gobernará– sometido a 36 años de neoliberalismo, durante los cuales la corrupción, la pobreza y la violencia se desbordaron. Para enderezar un México que describió prácticamente en ruinas, el presidente ofreció perdón y no venganza, y detalló una serie de medidas que resumió en la frase “Estoy preparado para no fallarle a mi pueblo”.

(Proceso No. 2196)

 

 

Mas de

Jesusa Cervantes y José Gil Olmos

“Hoy comienza un cambio del régimen político”, lanzó Andrés Manuel López Obrador desde la tribuna del Congreso de la Unión. El reloj marcaba las 11:26 horas del sábado 1 y el tabasqueño se ceñía el símbolo del poder, la banda presidencial, para convertirse al fin en presidente de México.

Read More

By

Ilán Semo

¿Cambio de régimen?

(La Jornada)

 

 

Mas de

Ilán Semo

Tanto los opositores a Morena como sus seguidores coinciden, cada día más, en una interrogante: si llega AMLO a la Presidencia, ¿abriría las compuertas para un cambio de régimen? La respuesta no es sencilla, sobre todo si se trata del cambio de las estructuras políticas y sociales del régimen que se instauró después de la crisis electoral de 1988. Estructuras que se han vuelto parte del hábitat y del sentido común de la sociedad mexicana.

Read More

By

Octavio Rodriguez Araujo

Vandalismo, protesta y alternativa

(La Jornada)

 

Octavio Rodriguez Araujo

 

Mas de

Octavio Rodríguez Araujo

Vandalismo y protesta social son dos fenómenos distintos. El primero es para producir caos y la segunda para expresar inconformidad con determinadas políticas. No deben confundirse: el vandalismo es provocado por quienes buscan motivos para reprimir a los pobres (no se conocen actos vandálicos de hijos o nietos de Carlos Slim o de Alberto Bailléres) y la protesta social es de esos mismos pobres o sus parientes y, además, de amplios sectores de las clases medias depauperadas por la repercusión del aumento de los precios de los combustibles en la vida cotidiana, alimentos y transporte en primer lugar. Con los actos vandálicos se trata de infundir miedo entre la población y, obviamente, de justificar la represión vía penalización de actos que claramente y sin excusas son ilegales. ¿Qué porcentaje de los vándalos que roban electrodomésticos y no comida son detenidos y cuántos de ellos no son liberados al día siguiente? El truco de promover vandalismo en paralelo con las protestas sociales auténticas es viejo y bien conocido, por lo menos desde 1968. La mayoría de las veces los provocadores son infiltrados o enviados directamente por fuerzas gubernamentales y/o políticos inescrupulosos (que son la generalidad). Otra cosa, me adelanto a decir, es el vandalismo ocurrido en medio de catástrofes como terremotos, inundaciones, etcétera, que hemos visto por igual en países altamente desarrollados y en los del tercer mundo; en estos casos se trata de vivales que aprovechan la desgracia ajena y la confusión para robar.

Read More