RADIOCOAPA

Rumbo a la cuarta transformación de México

By

Pedro Miguel

Construir un pacto social

(La Jornada)

 

 

Mas de

Pedro Miguel

El periodo neoliberal destruyó el pacto social construido por los gobiernos posrevolucionarios. Bueno, malo o pésimo, con sus aciertos históricos, sus contradicciones y sus miserias inocultables, aquello funcionó hasta la penúltima década del siglo pasado, hizo posible la gobernabilidad, la movilidad social y el crecimiento económico. La arquitectura del desarrollo estabilizador descansaba sobre un Estado fuerte, una propiedad pública robusta, un régimen profundamente antidemocrático y la promoción de un sector social que fue con frecuencia terreno fértil para el surgimiento de cacicazgos, instrumentados a su vez por el régimen como mecanismos de control político. El partido originalmente diseñado para gestionar las diferencias entre los distintos liderazgos militares que emergieron como vencedores del periodo violento de la Revolución deglutió la mayor parte de la actividad política y fuera de él casi todo era marginal o, a lo sumo, testimonial. La cooptación generosa y la represión implacable mantenían las oposiciones partidistas y sociales en niveles mínimos, los arreglos extralegales eran considerados un mal menor para mantener la estabilidad y la convivencia forzada entre las llamadas fuerzas productivas fue poco a poco suplantada por una relajada complicidad entre sus cúpulas.

Read More

By

Lorenzo Meyer

El 68 o el poder criminal de la Presidencia

(Proceso No. 2187)

 

 

Mas de

Lorenzo Meyer

Los grandes eventos históricos, en particular los traumáticos –y para México el 68 fue ambas cosas–, nunca pueden tener una lectura definitiva, una interpretación final. Cada generación, cada corriente política dentro de cada generación y cada individuo, los vuelve a interpretar desde la perspectiva de los problemas, características, valores y esperanzas de su época.

Read More

By

John Ackerman

«Nulidad necesaria»

(La Jornada)

 

John Ackerman_

 

Mas de

John M. Ackerman

La grave violación a los principios constitucionales en materia electoral en el Estado de México se encuentra a los ojos de todos. Si el conteo definitivo del Instituto Electoral del Estado de México (IEEM) da como “ganador” a Alfredo del Mazo, la elección tendría que ser anulada por los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF). Y si el TEPJF se niega a cumplir con su mandato legal, se debe acudir inmediatamente a los tribunales y las instancias internacionales.

Read More

By

Pedro Miguel

El desastre

(La Jornada)

 

 

Mas de

Pedro Miguel

México se acerca a un aniversario más de su independencia en una condición de desastre.

El estado de la economía ameritaría echar a los integrantes del gabinete económico y devolverlos al primer semestre de la carrera: después de casi dos años de crecimiento mediocre e instatisfactorio, y ante la perspectiva de su propio fracaso, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público se cura en salud y advierte que el año entrante habrá una presión a las finanzas públicas y que la economía seguirá a la baja, pese a que el grupo gobernante prometió que sus adulteraciones constitucionales y las correspondientes reformas legales habrían de ser el gran detonador de un crecimiento económico esplendoroso.

Read More

By

Lorenzo Meyer

El político como historiador

(http://noticias.terra.com.mx)

080409LorenzoMeyer

 

Mas de

Lorenzo Meyer

TESIS

Una encuesta muestra que el 68% de los mexicanos considera que el PRI de Enrique Peña Nieto es el «PRI de siempre» (El Universal, 22 de marzo). El último libro de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), Neoporfirismo. Hoy como ayer (Grijalbo, 2014), busca dejar en claro que las características de ese «PRI de siempre» son, en lo fundamental, las mismas que modelaron al sistema político que se formó entre 1877 y 1911, y que en esa materia México sigue en el siglo XIX. Read More

By

Francisco López Bárcenas

Movimientos sociales y represión gubernamental

(La Jornada)

 

Mas de 

Francisco López Bárcenas

La represión gubernamental contra los movimientos sociales que se oponen a las políticas depredadoras del actual régimen aumenta en la misma medida en que el descontento se organiza y se convierte en un obstáculo para que se instalen sin ningún problema o, como los personeros del régimen suelen decir, se convierten en un obstáculo para el progreso. No se trata de una reacción desesperada de algún funcionario, sino de una maquinaria muy bien diseñada donde participan representantes de los tres órdenes de gobierno y de todas las tendencias políticas, combinadas con personal de las empresas privadas interesadas en que sus proyectos se instalen, y en algunos casos, cuando lo anterior no funciona, golpeadores y pistoleros. La represión tampoco se traduce en golpear a los inconformes: comienza con intentos de cooptación a los descontentos, si no aceptan se le amenaza para que se retiren de la lucha y si insisten en continuar entonces se pasa a otros niveles como los golpes, el secuestro y el asesinato. Read More