RADIOCOAPA

Rumbo a la cuarta transformación de México

By

Víctor M. Toledo

La Agenda 2030 y la Cuarta Transformación

(La Jornada)

 

 

 

Mas de

Víctor M. Toledo

El día de ayer se presentó ante el nuevo gobierno la llamada Agenda 2030, un acuerdo aprobado en 2015 por 193 países en el seno de la Organización de las Naciones Unidas que pretende transformar nuestro mundo promoviendo “… el crecimiento económico sostenido e inclusivo, el desarrollo social y la protección del medio ambiente”. La Agenda 2030 que, se dice, tiene una visión universal, integral e indivisible, está conformada por 17 objetivos centrales, 169 metas y 232 indicadores a los que los gobiernos que firmaron deben adscribirse y diseñar políticas. A la nueva iniciativa global se le debe desear el mejor de los éxitos tras 25 años de acuerdos similares que terminaron en el estancamiento o en el fracaso. Tras más de dos décadas de convenios, proyectos e iniciativas encabezados por Naciones Unidas y sus agencias el mundo está peor, no mejor, en lo social y lo ambiental, lo cual ha quedado revelado por innumerables reportes, estudios científicos y libros. Ahí está la obra del economista francés Thomas Piketty (El capital en el siglo XXI), o el reporte del Banco Credit Suisse (2018) sobre riqueza y desigualdad, que reveló que menos del 1% posee 45 por ciento de la riqueza del mundo, y junto con el estrato más rico siguiente (9 por ciento) alcanzan 85 por ciento de la riqueza, mientras el estrato más pobre (64 por ciento de la población mundial) sobrevive con solamente 2 por ciento de la riqueza mundial. La inequidad social ha aumentado, no disminuido. Hacia 2010, los 388 humanos más ricos del orbe poseían una riqueza equivalente a la de la mitad más pobre de la especie, según un informe de Oxfam Internacional de 2018. Para lo ambiental existen decenas de reportes, entre los que destacan el Global Environmental Outlook 2019 y la carta que hicieron pública 15 mil científicos sobre la gravedad de la crisis ecológica. Concluyendo, la humanidad se encuentra en una situación de alta emergencia para la cual los gobiernos del mundo deberían estar reaccionando y sobre todo comenzando a llamar a las cosas por su nombre.

Read More

By

Víctor M. Toledo

¿Qué es el capitaloceno?

(La Jornada)

 

 

Mas de

Víctor M. Toledo

El pecado mayor del ambientalismo, el conjunto de movimientos en defensa de la naturaleza y sus autores, fue habernos hecho creer que los culpables de la destrucción del mundo natural éramos todos los seres humanos sin excepción. Ya no sólo debíamos paliar y enfrentar un mundo de destrucción y deterioro, sino también debíamos vivir eternamente bajo el estigma de haberlo provocado. Entonces nos volvimos la especie más culpable del planeta. Imagine decirle a una familia que ha vivido en la miseria –896 millones viven en extrema pobreza y alrededor de 2 mil 200 millones en pobreza normal– que la crisis ecológica es también su culpa y que debe hacer sacrificios para contribuir a solucionarla. Read More

By

Víctor M. Toledo

La crisis de la civilización moderna I

(La Jornada)

 

Víctor M. Toledo

 

Mas de

Víctor M. Toledo

Crisis de civilización. El mundo moderno es un invento social de hace apenas unos 300 años. Un origen difícil de precisar, pero que se ubica en algún punto donde confluyen industrialismo, pensamiento científico, mercado dominado por el capital y uso predominante de petróleo. El inicio de la ciencia puede fecharse de manera oficial en 1662 y 1666, años en que se fundaron las primeras sociedades científicas en Inglaterra y Francia. El estreno de un pozo petrolero regurgitando oro negro tuvo lugar el 17 de agosto de 1859 en el sureste estadunidense. La industrialización y el capitalismo son procesos difíciles de datar, pero ambos no van más allá de los tres siglos.

Read More

By

Víctor M. Toledo

¿Adónde va la reforma del campo?

(La Jornada)
Víctor M. Toledo

 

Mas de

Víctor M. Toledo

Los espacios del mundo se han convertido en un ajedrez surrealista; en un tablero de zonas negras y blancas de tamaño irregular, que resultan de miles de pequeñas batallas locales y regionales. Las áreas negras son los territorios donde han terminado por dominar los proyectos de muerte, las zonas devastadas social y ambientalmente por la extracción petrolera y la minería a cielo abierto, las supercarreteras, las costas afectadas por las factorías piscícolas o los megaproyectos turísticos, los extensos campos de golf, los mares sobrexplotados o contaminados por petróleo o por venenos agrícolas, y por supuesto los gigantescos monocultivos para la producción de cereales, carne o biocombustibles. En Sudamérica se ha formado el mayor hoyo negro de la historia natural del planeta: 40 millones de hectáreas donde cualquier rastro de la diversidad de la vida se ha abolido y sustituido por una sola especie: soya transgénica, vendida por las empresas biotecnológicas y puntualmente rociada de venenos químicos por aviones de todo tipo*. En conjunto, los proyectos de muerte han logrado romper dos récords Guiness: se ha alcanzado la mayor inequidad social de la historia, y se ha arribado al mayor deterioro ecológico del planeta de que se tenga registro*.

Read More