Enrique Calderón Alzati

Ataque a dos fuegos y respuesta

(La Jornada)

 

 

Mas de

Enrique Calderón Alzati*

Días atrás tuve la oportunidad de observar el debate en la Cámara de Senadores sobre la posible aprobación de la nueva reforma educativa propuesta por el gobierno del presidente López Obrador, donde legisladores del PAN que de manera abierta rechazaban esta reforma y defendían los falaces avances de la reforma impuesta por Peña Nieto y Aurelio Nuño, y negando de manera tramposa el carácter punitivo de esa reforma, plantearon que ella no tenía dicho carácter en tanto que ningún profesor había perdido su puesto por no contestar correctamente las preguntas de la prueba, pasando por alto el hecho de que ello se debió a recurrentes protestas de los maestros, y desconociendo el hecho de que las evaluaciones a las que eran obligados a presentar eran punitivas en cuanto su intención de presentar a los maestros como únicos responsables de una supuesta crisis educativa –recuérdese la película De panzazo– ignorando el hecho de que esa crisis, de ser cierta, se debía más a la corrupción de los gobiernos estatales y a fallas del propio sistema educativo durante los gobiernos recientes, que poco habían hecho por mejorar las estrategias de enseñanza y la preparación de los maestros formados en las escuelas normales. Los obstáculos para aprobar la nueva reforma propuesta por López Obrador han impedido hasta ahora que ello se logre, imponiendo al gobierno el mandato de trabajar con el mismo esquema educativo que ha constituido un retroceso de años en los avances logrados por los maestros de la mayor parte del país antes de Peña Nieto.

Read More